X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de noviembre y se habla de enrique soriano à punt CVMC EMT VALENCIA Quique Dacosta
GRUPO PLAZA

las entregará en el registro municipal el próximo lunes

Cuidem Benimaclet insiste en frenar el PAI de Metrovacesa: cuenta ya con 2.345 firmas

Reclaman la desclasificación del suelo de urbanizable a no urbanizable, una posibilidad "inviable", según informes jurídicos del Ayuntamiento de València

3/05/2019 - 

VALÈNCIA. La plataforma Cuidem Benimaclet sigue su cruzada contra el proyecto de urbanización presentado por Metrovacesa para el Plan de Actuación Integrada (PAI) de Benimaclet, que prevé la construcción de 1.300 viviendas y que actualmente se encuentra en fase de informes y alegaciones de los propietarios. Una propuesta que este colectivo intenta frenar pidiendo la desclasificación de los terrenos al entender que no es beneficiosa para el barrio por "razones ecológicas, económicas y sociales". No obstante, desde el consistorio valenciano aseguran que cuentan con informas jurídicos que ven "inviable" esta posibilidad.

El próximo lunes la plataforma entregará en el registro general del Ayuntamiento de València unas 1.000 nuevas firmas, que se suman a las 1.345 que ya presentaron este pasado diciembre, con el objetivo de conseguir la desclasificación del suelo de urbanizable a no urbanizarle, lo que supondría que no pudiera desarrollarse la construcción del complejo residencial, pero sí permitiría la puesta en marcha de dotaciones públicas, como el colectivo propone, como un nuevo centro de salud en Benimaclet o una 'escoleta' para menores de tres años. Incluso plantean la posibilidad de proyectar una universidad para mayores o un nuevo campo para el equipo de fútbol local, el Sporting Benimaclet CF.

"La idea es presentar las firmas el lunes para hacer ruido antes de las elecciones municipales, que se celebran el próximo 26 de mayo, y demostrar que hay otra manera de actuar en la ciudad", explica uno de los portavoces de esta iniciativa Carlos Marcos, quien, además, señala que también se busca dar "visibilidad" a una manifestación convocada por diferentes colectivos para el próximo 11 de mayo bajo el lema 'València no está en venta'.

A su juicio, se trata de un proyecto "que no es sostenible" y destruirá una parte importante del ecosistema como el terreno fértil y la huerta. Además, subraya que no existe demanda real para construir más inmuebles y asumir la llegada "masiva" de nuevos habitantes al barrio. "El alquiler ya está suficientemente alto como para construir más y encarecerlo", indica otra de sus portavoces Mar Puchades para quien la propuesta de Metrovacesa supondrá "una barrera de cemento entre la zona de huerta y la ciudad". 

Urbanización "injustificada"

En concreto, en los documentos que se entregarán al consistorio valenciano se apunta que la urbanización de esa zona es "injustificada" y responde a "la desproporcionada antigüedad del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de València de 1988". Por ello, solicitan "la desclasificación del suelo urbanizable programado de Benimaclet a suelo no urbanizable, mediante la revisión estructural del PGOU". Una posibilidad "viable y legal" que legitiman con diferentes razonamientos.

En este sentido, explican que, en caso de modificación, "no cabría indemnización a ningún agente urbanizador", en este caso a Metrovacesa, dado que "no ha existido ningún tipo de patrimonialización del suelo" y "los terrenos se encuentran en el mismo estado que en 1992, año en el que se inició el proceso urbanístico primitivo que fue por la vía de la expropiación". 

Asimismo, señalan que esta desclasificación que proponen sería legítima a partir de la potestad de la aministración del ius variandi que "permitiría al Ayuntamiento de Valencia guardar la discrecionalidad suficiente" para revisar este caso concreto del PGOU. También apuntan que la administración no tendría que atender la Responsabilidad Patrimonial porque "estas personas han accedido de manera libre y en calidad de contratantes" y participaron de "una inversión económica" que "podría revertir beneficios o pérdidas". 

Subrayan, además, que los terrenos "conforman un suelo con preeminencia agrícola" y de huerta protegida que requieren "alta protección paisajística y patrimonial". Y, en este sentido, recuerdan que existen herramientas legales como la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana (ETCV), el Plan de Acción Territorial de la Huerta (PATH) o la Directiva de Infraestructura Verde que "dictaminan la posibilidad de la desclasificación".

"Con la estimación de esta solicitud se pondría punto final a 30 años de evolución nefasta para el Ayuntamiento, para el vecindario y para la propia estructura del barrio de Benimaclet y se reivindicaría así, el modelo ciudad dentro del sistema de municipios que articulan la Huerta Norte", concluyen.

"Absolutamente descartado"

Sin embargo, fuentes de la delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de València aseguran a este diario que el planteamiento de la plataforma está "absolutamente descartado" porque "existen informes jurídicos que plantean su inviabilidad". Y es que, según explican, esos terrenos son urbanizables desde 1988 y así fue como lo compraron sus propietarios.

Asimismo, indican que esa propuesta "nada tiene que ver con lo que en su día se pactó con los vecinos de Benimaclet" y hay ya ejecutadas cargas urbanísticas como la Ronda Norte, por lo que un cambio del PGOU "abriría una ventana de incertidumbre jurídica".








Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email