GRUPO PLAZA

El ministerio de Hacienda ya ha solicitado el PEF

El Consell cuadra su plan económico con ingresos que "no existen pero tienen que existir"

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, incluye "una partida explícita y reivindicativa" de 1.690 millones, cantidad que prevé ingresar con un sistema justo de financiación

1/10/2015 - 

VALENCIA. El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ya ha solicitado al Consell el Plan Económico Financiero (PEF) de la Generalitat para 2015 y 2016, un documento en el que el Ejecutivo autonómico ha de informar al Ministerio y al Consejo de Política Fiscal y Financiera de los cambios que aplicará en sus presupuestos para ajustarse a los objetivos de déficit marcados por la administración central. Preguntado al respecto, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, aseguró que no cabe la posibilidad de aplicar más recortes e informó de que cuadrará el requerido plan económico con el incremento de ingresos previsto en el nuevo sistema de financiación.

"Vamos a anotar, explícitamente, el aumento de los ingresos a partir de un nuevo sistema de financiación, como partida explícita y reivindicativa", explicó Soler. Esta inclusión es, en la práctica, un ajuste contable realizado a partir de unos ingresos que no cuentan con la aprobación del Gobierno central, un hecho que reconoce el mismo conseller.

"no se trata de esconder como hizo el gobierno anterior, con una partida que dijo que existiría pero no era real", afirmó soler

"Sabemos que no existen, pero tienen que existir, porque sabemos que el año 2016, gane quien gane las elecciones generales, ha de cambiarse el sistema de financiación autonómica, y nuestra reivindicación será ingresar esa partida como mínimo", dijo. en alusión a la partida extra de 1.690 millones de euros que entiende que le corresponden a la Comunitat para ajustarte a la media de ingresos per cápita del conjunto de España. La cifra coincide con las pérdidas acumuladas hasta junio.

Soler hizo hincapié en que el mencionado ajuste en el plan económico dista mucho del que realizó el gobierno del Partido Popular el año pasado, que también incluyó una partida -de 1.300 millones de euros- no aprobada por Madrid. "En nuestro caso no se trata de esconder como hizo el gobierno anterior, con millones de euros que se decían que existirían y que no eran reales", dijo, e insistió en que la partida responde "a la financiación justa que merece la Comunitat".

1.500 millones que no llegan

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, hizo estas declaraciones en una comparecencia para explicar en informe económico-financiero de la Generalitat Valenciana a 30 de junio de 2015, en el que criticó que el Gobierno no haya transferido a la Comunitat los 1.500 millones del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) de julio pero sí abonara una extra de 2.200 millones hasta mayo. "Supongo que porque el gobierno que había aquí tenía que ganar las elecciones porque eran del mismo partido", deslizó.

Soler aseguró además que el Consell ha encontrado, además de los 400 millones correspondiente a gasto sanitario durante la etapa en el gobierno del PP, otros 200 millones de 'facturas en los cajones'. "Son gastos que hemos encontrado por ese valor hoy, pero mañana no sabemos si será más", dijo, y añadió que la partida responde a un gran numero de pequeñas facturas -de todas las consellerias menos de sanidad- que están sin presupuestar.

Facturas sin pagar por 2.000 millones

Asimismo, se comprueba que, a 30 de junio de 2015, en acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuestos, había 1.999,86 millones de euros, correspondientes a las cuentas 409 y 411. Entre estas cifras, Clara Ferrando ha destacado 500 millones de euros correspondientes a facturas del registro RUF, de los que el 87% corresponden a Sanidad, y otros 391 millones derivados del convenio con las Universidades.

Por su parte, la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando señaló que el informe revela que, a 30 de junio de 2015, la Generalitat presentaba un resultado económico-patrimonial con unas pérdidas de 1.690 millones de euros.

Asimismo, ha remarcado que la ejecución presupuestaria se situaba en el 80,44%, y acumulaba ya obligaciones pendientes de pago por valor de 1.538 millones de euros, que se sumarían a los 739 millones pendientes de pago de ejercicios anteriores.

Respecto a la deuda autonómica, que en el segundo trimestre superó los 40.000 millones de euros, Soler indicó que un total de 24.742 millones de euros son compromisos con el Estado, lo que equivale al 71,28% del total.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme