GRUPO PLAZA

Sandra Gómez propone firmar un convenio que vincule los derechos del club a sus obligaciones  

El Ayuntamiento pide suspender licencias de terciario del VCF si el estadio no cumple con la ATE

Foto KIKE TABERNER

La vicealcaldesa de València apuesta por caducar la ATE, insiste en acercarse al aforo pactado de setenta mil espectadores y remarca que hay otras exigencias que el club debe cumplir

13/04/2022 - 

VALÈNCIA. La ATE del Valencia se debe caducar y si la Generalitat decide mantener los derechos urbanísticos que se le concedieron al club se debe firmar un nuevo convenio que los vincule a las obligaciones que el club contrajo en su día tanto en los convenios que firmó la entidad con el consistorio como en la propia Actuación Territorial Estretégica. Esas son las conclusiones del informe que la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de València que encabeza Sandra Gómez ha enviado a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad a petición del departamento de Arcadi España.

Gómez dijo que mientras no se firme ese convenio o no se cumpla proponen suspender "las licencias de terciario" tanto en la parcela del actual Mestalla como en las del Nou Mestalla para evitar que el club pueda tener un lucro extra sin cumplir las obligaciones que lo generaron. El informe de su departamento habla de la suspensión de todas las parcelas “a las que el plan ATE asigne un uso dominante residencial o terciario” tanto en la parcela del actual estadio como en la del nuevo, pero su departamento apuntan a que como los metros residenciales no cambiaban del PAI de 2007 a la ATE, sólo afecta al terciario que se aumento, que vendría a ser 35.790 m2t.

La dirigente socialista dejó abierta la opción a firmar ese acuerdo y no desarrollarlo y que el club, con esta o con otra propiedad, pueda acceder a esos beneficios en un futuro siempre que cumpla con las obligaciones que se establezcan.

“Es competencia de la Generalitat determinar los derechos pero siempre y cuando se garanticen los compromisos de los que nacieron esos derechos. Si se plantea mantener vivos los derechos del club tanto en Mestalla como en la parcela de Les Corts deberán mantener vivos los compromisos y obligaciones. Es la posición sensata pero también la posición legal”, remarcó Gómez.

"Proponemos una solución razonable y que garantiza la viabilidad del club y tener un estadio a la altura. Un nuevo convenio en el que se condicionen las licencias a que el club cumpla con los compromisos suscritos. Un instrumento que suspenda el otorgamiento de licencias de terciario si el club no cumple con los compromisos. El club podrá tener derecho a construir el terciario siempre y cuando cumpla con todas las obligaciones", añadió.

El aforo, el pabellón y la pista

La vicealcaldesa hizo un repaso de las obligaciones que contrajo el club e hizo especial hincapié en el aforo que debe tener el nuevo estadio y recordó que se acordó que fuera de setenta mil, aunque apuntó que se podría matizar algo. El informe también deja abierta esa opción. "No resultaría admisible que el estadio que finalmente se construya no alcance esas exigencias mínimas y mucho menos que fuera más pequeño que el actual Mestalla", apunta el escrito.

Gómez explicó que el club ha solicitado una licencia para un estadio de 45.573 espectadores sin un compromiso de ampliación y solo con la posibilidad técnica de acometerla. La dirigente socialista dio a entender que no habría motivo para denegar esa licencia pero que eso debería suponer la caducidad de la ATE sin poder acceder el club a los derechos urbanísticos y el regreso al PAI de 2007, que explicó que sí que contempla zonas residenciales donde ahora está el estadio y menos metros terciarios (en concreto unos trece mil). Eso sí, aseguró que en ese caso, se mantendría la obligación de la entidad de hacer el polideportivo de Benicalap porque aunque es algo que recoge la ATE se acordó en los convenios previos por la permuta de solares entre el ayuntamiento y el club.

En cuanto a la necesidad de que el club incluya una solución técnica para que se puedan celebrar eventos de atletismo, uno de los objetivos originales del consistorio, Gómez dijo que “puede haber un espacio de negociación” y destacó que las nuevas instalaciones abogan por pistas “no permanentes”.

Otras obligaciones

Entre las obligaciones del club, además del aforo, Gómez insistió en que según lo firmado el nuevo estadio debe estar al nivel de los mejores europeos e incluir un museo del club, la sede social y espacios comerciales. Además, el informe apunta a que en la zona de Les Corts el club debe ejecutar medidas correctoras en el plan de movilidad, la urbanización del entorno y la construcción del polideportivo de Benicalap.

En cuanto a la parcela del actual Mestalla se pide la ejecución de la ‘fase 2’ del proyecto, que incluye la demolición del estadio y la urbanización del entorno, incluyendo también medidas indicadas en el Estudio de Movilidad y de mejora de la calidad de vida del entorno

Apoya la caducidad de la ATE

Respecto a la caducidad anticipada de la ATE, uno de los aspectos por los que la Generalitat le preguntó, Gómez dijo que la Conselleria ya tiene “prácticamente cerrado” el proceso y señaló que la posición del consistorio, como ya apuntó hace un año, es que sea así por los incumplimientos del club como promotor. “Reiteramos nuestra posición”, destacó Gómez, que negó que, como ha alegado el Valencia esos retrasos se puedan deber a la lentitud del propio consistorio en el proceso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme