Hoy es 16 de julio
GRUPO PLAZA

Ascer pone deberes a la próxima Comisión Europea, sobre todo en "dumping laboral y ambiental"

Lo que el azulejo reclama a Bruselas: flexibilidad en el cambio energético y cláusulas espejo

10/06/2024 - 

CASTELLÓ. Una nueva Comisión Europea surgirá en junio al albur de las elecciones al Parlamento Europeo. De sus directivas emanan los principales retos que encara el clúster cerámico de Castellón, en cuanto las políticas industriales, comercio internacional o transición energética. A las próximas autoridades comunitarias la patronal azulejera (Ascer) reivindica medidas proteccionistas más contundentes que frenen la entrada masiva de productos con bajos precios y protejan a la industria local. Así, insta a aplicar cláusulas espejo en los productos de fuera que no tengan las condiciones laborales, sociales y ambientales que existen en la UE. 

"Se trata de que a un país se le exija lo mismo que se exige aquí. Europa obliga a sus productores a una regulación extensísima en materia laboral y medio ambiental y a los competidores no se les pide nada", explica Alberto Echavarría, secretario general de Ascer, que indica que con las cláusulas espejo se pediría  los envíos exteriores los mismos estándares que en la UE "y si no los cumplen tendrían que pagar la diferencia".  Es decir, esta medida comportaría aranceles altos en las importaciones y se erigiría como un freno a los productos que ganan cuota aprovechando sus costes reducidos. 

"Dumping social, laboral y ambiental"

"Queremos evitar un dumping social, ambiental y laboral que hace perder competitividad a nuestras empresas", remarca Echavarría. Desde Ascer reiteran que en estos momentos "la UE abre sus puertas a productos de países que no cumplen con ninguno de esos estándares y que inundan el mercado desplazando a los productos europeos por ser menos competitivos a consta de no cumplir con los estándares europeos". 

"Si no garantizamos las mismas reglas del juego para todos y no protegemos a la industria local, los productos extracomunitarios desplazarán a los productos europeos. Empresas, puestos de trabajo y regiones enteras pueden desaparecer por la inacción de Bruselas", resaltan las mismas fuentes.

Ascer tiene en su mira sobre todo a la India, que con una política de reducción de precios ha disparado sus exportaciones en la última década, a costa de productores europeos como España o Italia.  Considera muy insuficientes el plan antidumping aprobado a las baldosas cerámicas de la India en febrero de 2023 por Bruselas, que contemplan unas tasas del 6,7 % al 8,7 %. En este sentido, el año pasado los productores de la India incrementaron su comercio exterior un 39 %, pasando de 422 millones de metros cuadrados a 589.

Estados Unidos, por su parte,  ha anunciado unas medidas más rotundas y ha abierto una investigación antidumping para aplicar unas tasas de un 408 y el 828% en los azulejos de la India. Esta circunstancia, además, seria otra amenaza para Europa porque la producción del país asiático que ahora va a Estados Unidos se desviaría a otros destinos, uno de ellos podría ser Europa si conserva unos aranceles tan bajos.

Por otra parte, Ascer reclama a la UE que frene a la que califica "sobrerregulación" que promueve en el último periodo "con normas y requisitos de carísima aplicación que solo deben cumplir los productores europeos". En un reciente artículo de opinión publicado en Castellón Plaza, el presidente de la patronal, Vicente Nomdedeu, defiende más ayudas de la UE para asegurar la viabilidad futura de la industria de Castellón, por ejemplo, habilitando fondos para I+D+i, necesarios para innovar en una tecnología no existente que permita la descarbonización, añade.

Más margen con la descarbonización

El otro reto trascendental es la transición energética. El sector está implicado en la descarbonización pero quiere más tiempo para materializarla, ya que advierte que todavía no cuenta con la tecnología para implementarla en el año marcado de 2030.

El secretario general de Ascer defiende que los plazos no se pueden planificar de manera global sino que se debe diferenciar cada sector. "Las actividades que no tienen alternativa energética han de tener unos plazos más realistas", sostiene. 

"La industria europea está comprometida con los objetivos que promueven la neutralidad climática y una sociedad más sostenible, sin embargo, los objetivos no pueden ser la causa de la pérdida de competitividad, de la desaparición de empresas, de la deslocalización y de la pérdida de puestos de trabajo", agregan desde la patronal del azulejo, que remarca que "la Comisión debe trabajar por el bien de la UE garantizando la supervivencia de las fuentes de riqueza y de puestos de trabajo y para ello debe estar mucho más cerca de la realidad".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas