Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

nuestros cocineros, ante el covid-19

“¿La vuelta? Empezar de cero, esta crisis se llevará por delante todos mis ahorros”, Begoña Rodrigo sobre la peor crisis que ha vivido el sector

La Rodrigo, sin tapujos, sobre cómo piensa afrontar la vuelta tras el confinamiento y la València gastronómica 'postcovid'

Por | 24/04/2020 | 3 min, 1 seg

Si uno de los mejores cocineros del mundo como René Redzepi del Noma de Copenhague (con lista de espera de muchos meses tan solo unos días antes del armageddon Covid-19) ha asumido tranquilamente que tras todo esto perderá entre el 50% y el 70% de su clientela, qué no pasará entre el grosso del tejido de hoteles, restaurantes y bares de la Comunitat Valenciana, y España; así es, una catástrofe empresarial y humana sin precedentes de la que aún no podemos intuir sus ramificaciones.

¿Cómo será el escenario gastronómico que viene? ¿Qué papel jugará la seguridad sanitaria, el espacio entre meses o nuestra tradición de compartir platos y no digamos ya la paella? Hablamos con alguno de nuestros más representativos cocineros, cocineras, jefes de sala y empresarios hosteleros para que nos cuenten su visión de lo que vendrá, de cómo esperan adaptarse y sobrevivir ante un escenario radicalmente nuevo.

Begoña Rodrigo, propietaria de La Salita y El Huerto —el restaurante que abrirá en Ruzafa en cuanto pase todo, “para empezar me he dado cuenta de que no era consciente de lo necesario que era para mí y mi situación parar. Ver las cosas desde fuera me ha hecho ver la cantidad de tiempo y esfuerzo que estaba dedicando a cosas y personas que realmente no me aportan nada, ni me interesan, ni son relevantes para mí. ¿Sabías que desde que nació mi hijo (ya hace siete años y medio) nunca había comido y cenado tres días seguidos con él? descubrir lo que significa ejercer de madre está siendo una aventura maravillosa”.

“En cuanto al sector, en mi opinión (y cada caso es un mundo) un local que no puede hacerse cargo de dos meses de parón quizá debería parar y hacer una reflexión en cuanto a su viabilidad, quizá estaban cambiando el dinero... pero esa es sólo mi opinión, depender de otros y ayudas para subsistir es agonizante, que si llegan, perfecto, pero las empresas deberían estar preparadas. Ahora es tiempo de reflexionar y preparar la vuelta, hay que tener la mente fría e intentar llenarla de ilusión porque a todos nos va a hacer falta”.

¿La vuelta? “Empezar de cero porque esta crisis se llevará por delante todos mis ahorros, y ahora tendré una deuda con el banco todavía más grande. Hace catorce años abrí La Salita con una deuda de 37.000€ y prácticamente ninguna perspectiva… catorce años después mi saldo en el banco será el mismo… un cero, pero espero que el trabajo realizado durante estos años me ayude a tener un poco más de empujón, ahora es tiempo de escuchar a al gente, de ver qué es lo que necesita porque las situaciones van a ser distintas y hay que ser flexibles y acoplar los negocios a los tiempos que vienen”.

Si algo nos gusta de la Rodrigo, es su capacidad para reinventarse, su talento para no quedarse (nunca) dormida en el sofá de lo de siempre: “no me da miedo la vuelta, tengo mucho más de lo que tenía cuando empecé y por encima de todo he construido un equipo que es oro puro”.

Comenta este artículo en
next