GRUPO PLAZA

Para 2023 reclamarán en los convenios un alza salarial del 2,5% y para 2024, del 2%  

CCOO y UGT pedirán una subida salarial mínima del 3,5% y cláusulas de revisión ligadas al IPC

Foto: RICARDO RUBIO
12/05/2022 - 

VALÈNCIA. (EP) CCOO y UGT han acordado este jueves su plataforma reivindicativa para la negociación colectiva tras la ruptura de las conversaciones con las patronales CEOE y Cepyme para pactar un marco general conjunto con el que sentarse en las mesas de negociación de las convenios.

Los sindicatos han decidido recomendar subidas salariales "mínimas" del 3,5% para este año, del 2,5% para 2023 y del 2% para 2024 en atención "a la diversidad de los sectores y las empresas en los que se desarrolla la negociación colectiva".

Al mismo tiempo, y como ya venían anunciando, recomiendan a sus negociadores de convenios que defiendan la inclusión de cláusulas de revisión salarial ligadas a la inflación interanual y de carácter retroactivo, de manera que si ésta supera los incrementos salariales pactados, los trabajadores no pierdan poder adquisitivo.

Precisamente, la inclusión de este tipo de cláusula es lo que ha impedido que los agentes sociales alcanzaran un acuerdo, pues las patronales la rechazaban y los sindicatos se negaban a renunciar a ella.

En el acuerdo, alcanzado tras una reunión que ha estado encabezada por los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, se apunta que las previsiones de inflación para 2022 apuntan a una "persistencia al alza", con estimaciones que la sitúan en el 4% para el mes de diciembre y en un 7,5% de media, según las proyecciones del Banco de España. Para 2023 y 2024, el IPC previsto se modera hasta el 2% y el 3%, respectivamente.

Los sindicatos recuerdan que, "históricamente", la negociación colectiva salarial en España ha contado con acuerdos "referenciados a la inflación" para que los trabajadores mantengan su poder adquisitivo a lo largo del tiempo.

"Todo ello reafirma la necesidad de una política de rentas más contundente, que garantice la estabilidad real de los salarios y que se incorporen cláusulas de garantía salarial retroactivas en los convenios colectivos que están pendientes de negociación y acuerdo", sostienen las centrales sindicales.

Ambos sindicatos se han comprometido a firmar convenios colectivos que recojan "o bien incrementos salariales que garanticen el poder de compra en base a las previsiones conocidas o cláusula de revisión salarial con el mismo objetivo". La idea, por tanto, es la de que los trabajadores no pierdan en ningún caso poder adquisitivo.

CCOO y UGT se han comprometido además a analizar conjuntamente la puesta en marcha de un proceso de movilizaciones para conseguir sus reivindicaciones en materia salarial.

Frente a la referencia del IPC, la CEOE aconsejará a sus negociadores de convenios vincular las subidas salariales a la productividad y los resultados y a no incorporar cláusulas de garantía, según acordó el pasado martes su comité ejecutivo.

Críticas

Tras el encuentro "inédito" de las ejecutivas sindicales para abordar este asunto, el secretario general de UGT ha denunciado que la posición "cerrada e inflexible" de la CEOE "ha obligado a los sindicatos a unificar criterios con sus organizaciones y a plantearse un proceso para impulsar la negociación colectiva en todos los ámbitos".

"En este momentos tenemos en proceso más de 5.000 convenios colectivos en sectores y empresas y como sindicatos tenemos la obligación de que nuestros compañeros que están en esas mesas reciban posicionamientos en relación a cómo hay que continuar la negociación colectiva", ha apuntado Álvarez.

El líder de UGT ha subrayado que los trabajadores no son responsables del incremento de los precios y ha defendido que el hecho de que los salarios crezcan "al menos" al mismo ritmo que el IPC beneficiará a la economía, pues tirará del consumo interno y, por tanto, del crecimiento económico y del empleo.

Por eso, ha hecho un llamamiento a la CEOE y a las empresas donde se están negociando convenios para que, dentro de este margen, "muy razonable", puedan llegarse a acuerdos. "Si no es así, en los próximos días iremos a un proceso de convocatoria de movilizaciones", ha advertido.

Álvarez ha valorado "muy positivamente" el acuerdo que han alcanzado sindicatos y patronal de la construcción para la firma del VII convenio general del sector, en el que se contempla un alza salarial del 10% para el periodo 2022-2024, arrancando con un aumento del 4% para este mismo año.

Aunque el acuerdo en la construcción incluye una cláusula frente al IPC, ésta no será de aplicación anual, aspecto que para Álvarez "se compensa ampliamente" con el incremento salarial pactado, superior en dos puntos al mínimo que recomendarán ambas centrales en las mesas de convenios abiertas.

"Si la CEOE nos hubiera propuesto algo parecido para el acuerdo interconfederal de negociación colectiva seguramente seguiríamos negociando", ha valorado el líder de UGT.

Por su parte, Unai Sordo, ha destacado que, para evitar cualquier espiral inflacionista, la propuesta salarial de los sindicatos plantea incrementos "más que razonables" y ha advertido de que España no puede permitirse devaluar salarios si quiere remontar su situación económica.

"La recuperación económica depende, en parte, de cómo evolucionen los salarios, las pensiones o las prestaciones sociales, porque es lo que compone la demanda interna del país. Es una cuestión de lógica económica", ha defendido.

Aunque el compromiso de las organizaciones sindicales es el de intentar llegar a acuerdos en las mesas de negociación bajo las premisas acordadas este jueves, de no conseguirlo, Sordo ha precisado que habrá un proceso de movilización que se iniciará en verano y que tendrá continuidad tras él.

El líder de CCOO ha insistido en que los salarios tienen margen para crecer sin generar inflación y destrucción de empleo: "Es el momento de contraponerse a viejos mantras. Se pueden subir los salarios, el salario mínimo interprofesional (SMI) se ha subido y se ha demostrado que no ha destruido empleo", ha defendido.

En cuanto al recordatorio realizado por la CEOE dentro de sus recomendaciones de que las empresas tienen a su disposición mecanismos para descolgarse de lo pactado en convenio, Sordo ha considerado que se trata de una postura "sumamente irresponsable" si se plantea como algo generalizado. "Me da la impresión de que es un mensaje interno", ha criticado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email