GRUPO PLAZA

Los niveles de radiación del personal sanitario español se mEDIRÁN EN EL PARC CIENTÍFIC

El Centro Nacional de Dosimetría en València, el gran desconocido 

31/10/2021 - 

VALÈNCIA. En medio del debate por la descentralización de las instituciones públicas y la creación de puestos de trabajo fuera de Madrid, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022 han descubierto para muchos la existencia en València del Centro Nacional de Dosimetría (CND). “Cuando vas a un hospital, los celadores, el personal médico y radiólogo llevan un dosímetro en la bata, un aparato que mide la radiación absorbida en su exposición. Aquí leemos los de toda la plantilla del país”, cuenta su director gerente, Carlos Rodríguez Flores, a Valencia Plaza

Creado en el año 1977, el Centro Nacional de Dosimetría (CND) es la única institución de España encargada de proteger a los usuarios de los hospitales de la radiación recibida allí, y se encuentra en la ciudad de València. Aquí se registran los datos obtenidos por los dosímetros del personal sanitario y se mandan al Consejo de Seguridad Nuclear. Si se observa alguna sobredosis radiológica, dentro de sus límites, se informa al Consejo con el objetivo de investigar el suceso y frenar la exposición.

“La organización administrativa es complicada en una institución de estas características, por lo que nadie ha sabido encajarnos hasta ahora”, declara Rodríguez. Este organismo tan singular tiene competencias estatales, y pese a que tuvo un gerente que residía en Madrid, el centro siempre se ha encontrado en el Hospital La Fe de València, un buen ejemplo de descentralización institucional. “Hemos conseguido estar aquí y no en Madrid porque hemos sido completamente desconocidos. Además, como antes el servicio era gratuito, pasábamos desapercibidos”.

Instalaciones Centro Nacional de Dosimetría. Foto: MARGA FERRER

En 1986, el centro pasó a ser gestionado por el Insalud, el Instituto Nacional de la Salud, que dependía del Ministerio de Sanidad y tenía una estructura más central que la actual. Cuando en 2002 se concluyó el traspaso de competencias sanitarias a las autonomías, el Insalud cambió su nombre a Ingesa (Instituto Nacional de Gestión Sanitaria), y el CND comenzó a administrar las instalaciones de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla también. 

La institución está trabajando actualmente en un proyecto de centralización de todos los historiales dosimétricos de los pacientes a nivel nacional, para poder conocer, desde una comunidad autónoma, el número de radiografías y resonancias realizadas sobre un usuario que proviene de otra autonomía distinta. La creación de este Banco Nacional de Dosis prevé dotar al personal sanitario de la información radiológica de los pacientes para evitar exponerlos a demasiada radiación. Rodríguez puntualiza que actualmente esta es la única institución que lo podría llevar a cabo; “el problema es que no todas las comunidades autonómicas colaboran”.  

La financiación del centro es pública, pero la oferta de sus servicios de dosimetría personal y externa a entidades privadas, y también públicas, hace que se obtengan ingresos que les permitan, prácticamente, autofinanciarse. Con una plantilla de 55 personas, la inversión realizada en el centro nacional a través del Ministerio de Sanidad es de apenas tres millones de euros, pero resulta suficiente, según el director. 

Instalaciones Centro Nacional de Dosimetría. Foto: MARGA FERRER

La última fue de casi un millón de euros, la mayor realizada hasta el momento, destinados a la compra y repartición de 16.000 dosímetros nuevos que renovaron el material que se había quedado anticuado o el que suministraron a nuevos hospitales. Estos aparatos, que tienen formas diversas, como anillos, pulseras o tobilleras, se empaquetan en València y se distribuyen por los hospitales de toda España. Finalmente, retornarán a la ciudad para ser leídos. 

La nueva sede del CND se ubicará en el Parc Científic de la Universitat de València por un periodo de cincuenta años, para lo que el Gobierno ha destinado 2,1 millones de euros, según los Presupuestos de 2022. La construcción del nuevo edificio está prevista entre 2022 y 2023 y, de esta manera, se da pie a nuevas colaboraciones científicas entre los equipos de la Universitat de València y el Centro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme