Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

exige protocolos de rastreo para limitar la suspensión a los grupos con casos positivos

El alumnado de Ciencias de la Salud reclama la reanudación de las prácticas clínicas en Valencia

14/10/2020 - 

VALÈNCIA. Los alumnos y alumnas de los grados en Medicina, Farmacia y Psicología de la Universitat de València (UV) junto a los de Medicina y Enfermería de la Universidad Católica de Valencia (UCV) reclaman a la Conselleria de Sanitat la reanudación de las prácticas clínicas en los hospitales de la provincia de Valencia para el estudiantado no afectado por el brote de 168 positivos del colegio mayor Galileo Galilei, según explica a Valencia Plaza Paula Bellido, la portavoz autonómica del CEEM (Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina) y miembro de DAM (Delegación de alumnos de Medicina) y de la AGE (Asamblea General de Estudiantes de la UV).

Una medida que fue comunicada el pasado lunes por la consellera de Sanidad, Ana Barceló, a raíz del brote en la residencia y que afecta durante diez días -hasta el viernes 16- tanto a hospitales públicos como privados y a la totalidad de universidades de la provincia con estos estudios. Ante esto, el alumnado valenciano de la rama de Ciencias de la Salud manifiesta la importancia de la realización de las prácticas para su formación académica y la declinación a la suspensión genérica de estas como única medida frente a esta situación.

Esto se debe a que la medida se aplica a todo el alumnado cuando únicamente se han detectado dos brotes de tres positivos en dos grupos de Farmacia de la UV y seis falsos positivos en sexto de Medicina de la UCV. "No nos parece correcto que ante la mínima se nos cancelen las prácticas a todos sin una necesidad real, puesto que los cursos superiores somos los menos relacionados con el brote del Galileo y no todos somos positivos. También ha habido casos en otras facultades y no se les han suspendido las curriculares a sus alumnos", remarca Bellido. 

Foto: EVA MÁÑEZ

Asimismo, la portavoz subraya que se han cancelado las clases presenciales en los grupos afectados, mientras que el resto sigue asistiendo a la universidad con la excepción de que se les han suspendido las prácticas. De esta manera, el alumnado expone que es "injusto" que no se haga lo mismo con las prácticas clínicas, es decir, que solo se suspendan para los grupos que presenten casos positivos.

Protocolos de rastreo para limitar la suspensión 

Todo ello, a causa de que los diez días de suspensión suponen para el estudiante la pérdida del servicio que tenían asignado para ese mes dado que no vuelven a rotar. "Muchas veces, los servicios dividen el rotatorio en dos partes -dos semanas en consulta y otras dos en cirugía, por ejemplo-, por lo que algunos se quedan medio mes sin una de las prácticas clínicas en su último año de carrera", matiza Bellido.

Asimismo, en casos como el de Paula -estudiante de sexto de Medicina- estas prácticas suponen el 90% de la matrícula, es decir, "la única formación" que recibe. De este modo, los representantes de las diferentes carreras se reunieron para escribir un manifiesto de reclamación en el que destacan el papel que desempeñan las prácticas, al igual que la petición de desarrollo de protocolos de rastreo que permitan identificar los cursos afectados por el brote para limitar la suspensión a estos.

Foto: EVA MÁÑEZ

En el documento, además, el estudiantado denuncia que "no se puede volver a producir una interrupción similar de forma temporal y generalizada" cada vez que surja un brote dentro del ámbito universitario sin que se conozcan los cursos a los que pertenecen los afectados, debido a que con el confinamiento ya se perdieron cuatro meses aunque de "forma comprensible y en un contexto sin precedentes".

"Es una decisión tomada un poco a la ligera"

Frente a la cancelación, los alumnos organizaron una huelga virtual el pasado miércoles a través de la red social Twitter mediante la etiqueta #nosinmispracticas y la mención tanto a la Consellera como a la Conselleria en sus respectivas cuentas. En ella, se pudieron leer mensajes como "en una crisis sanitaria hay que seguir formando sanitarios" o "la falta de prácticas ahora supondrá las carencias profesionales de mañana".

Una alumna de cuarto de Medicina explica a este diario que están viviendo la situación con "bastante indignación", puesto que se han cancelado las prácticas por un brote que tiene "muy poca relación" con los estudiantes del grado. "Nos da la sensación de que han aprovechado el mínimo incidente para deshacerse de nosotros y pensamos que es una decisión que se ha tomado un poco a la ligera y sin tener en cuenta las consecuencias tanto para los estudiantes como para la sociedad", recalca.  

Foto: EVA MÁÑEZ

Por otro lado, otra estudiante de sexto de Medicina comenta que tanto ella como sus compañeros se sienten "impotentes ante la repetida cancelación" de las que son sus últimas prácticas clínicas. "Las prácticas son fundamentales para nuestra formación, pues son el escalón que nos permite pasar de estudiantes a profesionales sanitarios. El impedir que las podamos llevar a cabo me parece una irresponsabilidad, ya que conlleva un déficit en la formación práctica de los futuros sanitarios y, por tanto, un declive de la calidad de la futura sanidad", especifica.

De la misma manera, desde el manifiesto de las delegaciones y asambleas de estudiantes se hace hincapié en que las prácticas en los hospitales son "seguras", debido a que se cumplen los protocolos de seguridad y se toman las medidas necesarias para reducir riesgos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email