GRUPO PLAZA

el pspv da por zanjado el debate y no volverá a abordarlo

Ciudadanos recula y rechaza el dinero de los tránsfugas para evitar los tribunales

Foto: CORTS
24/06/2021 - 

VALÈNCIA. Un mes de negociaciones y peticiones de informes a los servicios jurídicos de la Cámara para al final pedir revocar toda decisión al respecto. La síndica de Ciudadanos, Ruth Merino, registró este martes un escrito dirigido a la Mesa de les Corts en el que solicita que su grupo parlamentario no perciba el dinero de los tránsfugas que la Comisión de Gobierno Interior acordó el viernes pasado que los naranjas mantendrían por ser víctimas del transfuguismo. 

Una reacción, después de haber "ganado la batalla" a los no adscritos, que en el resto de partidos recibían no sin cierto estupor, dado que durante semanas Cs ha estado reclamando mantener las subvenciones que les fueron atribuidas al inicio de la legislatura a pesar de haber sufrido una pérdida de representación por la que han pasado de tener 18 diputados a 13. 

La sombra de un recurso en los tribunales por parte de los ex de Ciudadanos -con el que ya habían advertido- al entender que con el acuerdo de la comisión de Gobierno Interior se estaban vulnerando sus derechos como diputados y el acuerdo pactado a puerta cerrada infringía el Reglamento de Les Corts, no obstante, parece que ha hecho a los naranjas repensar sus demandas y solicitar que todo se quede como está. Más vale no meterse en líos. 

En el escrito de Ciudadanos, Merino excusa el cambio demandado ahora después de semanas de debate en que su grupo pretende alcanzar un mayor consenso entre todas las formaciones. Un consenso que, no obstante, no existía tampoco cuando aprobaron el pasado viernes en la comisión que Cs mantendría cerca de 4.300 euros mensuales. Por lo que, la única variación desde entonces radica en la amenaza de los tránsfugas de llevarles a los tribunales, pero también de Vox, que había advertido de las dudas legales que le suscitaba este acuerdo. 

Un recurso que, de hecho, podía prosperar, dado que un informe jurídico elaborado por los letrados de la Cámara advertía que la subvención variable que pedía mantener Ciudadanos estaba vinculada al número de diputados que integraban el grupo parlamentario. Y si querían seguir cobrando como si tuvieran 18 diputados y no 13, se debía acometer una reforma del artículo 28 del Reglamento de Les Corts. 

Los diputados no adscritos ex de Cs. Foto: KIKE TABERNER

El giro de los acontecimientos ahora con el escrito de Ciudadanos supone zanjar el asunto ya para siempre. O al menos eso parece, pues a pesar de que Cs pide una tregua para sumar apoyos a su causa -recibir más dinero por haber perdido diputados- el síndic del PSPV, Manolo Mata, advirtió en la rueda de prensa tras la Junta de Síndics de este miércoles que para su grupo parlamentario esta cuestión quedaba ya cerrada. "No vamos a tener más interés nosotros que los propios interesados", sostuvo el portavoz socialista. 

Volver al principio

En este punto, cabe recordar cuál ha sido la batalla hasta este momento. El grupo parlamentario de Merino trasladó hace dos semanas al resto de formaciones una petición para "pasar a percibir una compensación equivalente al importe presupuestado para la subvención variable para la contratación de personal" y traspasar el dinero de los tránsfugas "dedicado al desempeño del cargo como portavoces de comisión y la portavocía adjunta" que dejaron vacante a Ciudadanos. 

La asignación a los grupos parlamentarios aprobada al inicio de la legislatura establece dos tipos de subvenciones variables a los grupos parlamentarios por el número de diputados con el que cuentan. Cada uno de ellos tiene derecho a percibir una cantidad de 1.400 euros al mes y, aparte, otra de un importe de 1.077,44 euros para contratar personal. Asimismo, si un diputado es portavoz en comisión recibe 620 euros al mes. 

Los cuatro tránsfugas, Jesús Salmerón, José Antonio Martínez, Sunsi Sanchis y Cristina Gabarda pidieron cobrarlos todos cuando se marcharon de Cs a principio de mayo. Una petición que se topó con un informe jurídico de los letrados de Les Corts -reclamado por los partidos- y que concluía que el único complemento que no podían dejar de percibir por su condición de diputados a pesar de que no representasen ya a ningunas siglas era el de 1.400 euros mensuales. 

Con este informe, los partidos del Botànic y Cs acordaron que los no adscritos no cobrarían la portavocía de la comisión. Además, Ciudadanos reclamó entonces, y lo reiteró en la comisión de Gobierno Interior, mantener la subvención variable de 1.077 euros por cada uno de esos cuatro diputados porque este importe lo percibe el grupo parlamentario y no los diputados en particular. En aquel escrito trasladado al resto de fuerzas, los naranjas apelaban a hacer cumplir el Pacto Antitransfuguismo y la resolución aprobada en este sentido recientemente por la Cámara para no castigar con una minoración de las subvenciones al partido que pierde representación, sino restarle esos derechos a los propios tránsfugas.  

La petición de Ciudadanos fue aprobada por PSPV, Compromís, Unides Podem y por ellos mismos, por lo que el grupo que lidera Merino estaba previsto, hasta este miércoles, que mantuviera 4.309,44 euros mensuales por el concepto indicado. Sí dejarán de cobrar, no obstante, los 1.400 euros por diputado; es decir, 5.600 euros al mes. De manera que de poder perder 9.909 euros al mes, casi 120.000 al año, el partido salvaría poco menos de la mitad de sus ingresos: 51.708 euros. Pero ya no lo harán porque, después de todo, el grupo de Merino ha decidido renunciar a ello y dejar en nada el acuerdo adoptado en la comisión y que había obtenido el respaldo del tripartito ante las amenazas de los no adscritos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email