Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el retrovisor / OPINIÓN

Culpables

La DGT tiene registrados 600 puntos negros en las carreteras y uno de los más peligrosos está en Valencia. En ellos se matan anualmente un gran número de personas y otras muchas quedan con secuelas importantes

28/10/2015 - 

Es muy fuerte: que se sepa con toda certeza la localización exacta de una zona de altísimo riesgo para los conductores y no se tomen medidas inmediatas. ¿Se imagina tener en su casa un agujero donde se ha caído alguien con resultado fatal y simplemente  lo señalicemos en lugar de repararlo? Impensable.

Estos días hemos tenido en nuestra ciudad el Congreso Nacional de Seguridad Vial donde se denunciaba el aumento de víctimas por el déficit inversor en conservación de las carreteras, y se hacía hincapié  en la falta de medios para la red vial existente en nuestra comunidad y en la intensidad media de circulación. La Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana ha presentado un informe donde señala la baja inversión que se realiza para las necesidades mínimas que se plantean, y denuncia que la inversión estatal va descendiendo cada año, lo que incrementa exponencialmente el coste de mantenimiento.

Estamos hartos de oír los recortes en esta materia y la paralización de obras que son de urgente realización. En estos momentos un porcentaje importante de kilómetros de la red viaria pública carece de las necesarias medidas físicas y estructurales de seguridad vial. A esto hay que añadir los disparados costes de la siniestralidad por los muertos y heridos y el drama social que conlleva. Vamos, una auténtica vergüenza.

El drama humano y la negligencia de los gobernantes.

Resulta grotesco oír a nuestros dirigentes públicos hablar de más controles y sanciones para solucionar el índice de mortalidad en las carreteras cuando no cumplen los mínimos de mantenimiento al que están obligados por la ley. Mucha gente se mata en la carretera por la mala conservación del pavimento, la falta de señalización, o por no haber realizado en años una variante que neutralizaría un punto negro.

¿Cómo se lo explicarían a los familiares de las víctimas si los tuvieran delante? "Mire, verá usted, es que hemos decidido seguir sin solucionar ese punto negro donde se ha matado su hijo porque el dinero nos lo hemos gastado en comidas, viajes, saraos, o en cambiar todo el parque móvil que nos desplaza a los altos cargos, ¿comprende?"; o tener que oír al presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, que se han trasladado 16,2 millones de euros -en gran medida de carreteras- a la subvención  de los libros de texto en la educación.

"Déjense ya de buenas promesas y póngase manos a la obra que cada día que pasa sumamos más víctimas"

El jefe de servicio de Caminos y Obras viarias de esta entidad ha señalado la urgencia en elaborar un plan específico de seguridad vial donde se concentra el mayor número de accidentes con víctimas, al igual que el subsecretario de la Conselleria de Obras Públicas. Déjense ya de buenas promesas y póngase manos a la obra que cada día que pasa sumamos más víctimas.

Los automovilistas son los que más carga impositiva padecen con diferencia y, sin embargo, los que más abandonados están de los presupuestos nacionales y locales. Es necesario que se preste atención al menos al apartado de seguridad, y que redunden en ellos parte de los ingresos que se obtienen. Nuestra comunidad tiene un parque en circulación de 3.542.531 vehículos que pagan sus impuestos y tan solo recibe 67,7 millones de euros para mantenimiento. 

En 2014 se incrementaron las muertes por accidentes en las carreteras valencianas y una parte importante fueron víctimas de los puntos negros que llevan años sin solucionar. En otro país seguramente habrían responsabilidades y pagarían los culpables. Es hora que la administración se tome en serio este problema aunque sea por que pueden ser ellos mismos los próximos muertos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email