GRUPO PLAZA

El sedentarismo se asocia a dolores musculares inespecíficos

El dolor inespecífico no tratado puede llevar a la ansiedad y la depresión

29/06/2021 - 

VALÈNCIA. Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada dos personas que acuden a recibir atención primaria es por causa de algún dolor.

Pero, además, una de cada cinco de ellas sufre de dolor crónico y una de cada tres tiene dolencias tan graves que no pueden lograr tener una vida normal. En ocasiones el dolor es calificado como inespecífico, ya que no tiene una causa evidente, como puede ser una enfermedad inflamatoria, un traumatismo, un efecto secundario a un medicamento u otras causas.

La prevalencia del dolor en la población mundial ha llevado a la OMS a solicitar que dolor crónico pase a ser considerado una enfermedad y que su alivio sea catalogado como un derecho humano.

Malas posturas

La mayoría de las veces los dolores inespecíficos son causados por posturas inadecuadas o sobrecargas inadvertidas en nuestra actividad laboral, deportiva o en el hogar.

“Los factores de riesgo son muchos y muy difusos, pero quizá los más frecuentes pueden ser una ergonomía inadecuada o un desacondicionamiento de nuestros músculos frente al esfuerzo”, afirma el Dr. Carlos Trénor, médico rehabilitador del Hospital IMSKE.

Estrés y sedentarismo

El estrés y el estado de ánimo también pueden asociarse con dolor muscular. “El sedentarismo sí que se asocia a dolores musculares puesto que es una causa importante de desacondicionamieto y atrofia muscular; también de alteraciones en la contractilidad del músculo que a su vez pueden producir un dolor muscular cuya causa muchas veces cuesta mucho comprobar”.

Dónde acudir

En ocasiones, la persona que sufre un dolor que no logra delimitar en una zona del cuerpo o que no se asocia, aparentemente, a una causa clara, acaba dando palos de ciego en consultas de distintos especialistas en busca de un diagnóstico que pueda pautar un tratamiento y recuperar, finalmente, la calidad de vida que el dolor continuado merma.

Según el Dr. Trénor, “en primer lugar se debe descartar una causa concreta de dolor muscular, este trabajo lo puede hacer el médico de atención primaria. Si se trata de un dolor de origen inflamatoria quizá el primer especialista al que acudir puede ser el reumatólogo. Si se trata de un dolor debido a consumo de fármacos, lo mejor sería consultar con el especialista que los ha indicado. Un dolor por sobrecarga o traumatismo ligero puede ser tratado por el médico rehabilitador; un traumatismo con rotura muscular que precisa sutura por el traumatólogo”. 

En el caso del dolor muscular inespecífico,  puede ser tratado preferentemente por el médico rehabilitador. “El anestesista y las técnicas propias de las unidades del dolor quizá sean un escalón superior del tratamiento del dolor cuando otras técnicas han fracasado, y suelen precisar bloqueos nerviosos u otras técnicas más complejas”.

La importancia del diagnóstico precoz

Ante cualquier problema de salud lo óptimo es obtener un diagnóstico lo antes posible. Si se da con la causa del dolor y se consigue determinar un dolor “específico”, “se puede ir directamente al tratamiento estándar para este tipo de dolor muscular”.

En ocasiones, la tardanza del diagnóstico puede sumir al paciente en un proceso de ansiedad. Sin embargo, y para tranquilidad de estos, “algunos dolores persistentes que no muestran ningún tipo de hallazgo concreto en pruebas clínicas y complementarias y que podemos finalmente calificar de dolor inespecífico no suelen revestir gravedad”.

Con todo, el Dr. Trenor destaca que “no es bueno arrastrar un dolor muscular sin tener un diagnóstico concreto porque en ocasiones pueden obedecer a enfermedades graves”.

Repercusiones en la calidad de vida

Un dolor crónico inespecífico, mantenido en el tiempo puede ser causa de inactividad, sedentarismo, empeoramiento del desacondicionamiento muscular, pérdida de más masa muscular (sarcopenia) y mayor incapacidad funcional. “Estos dolores y esta incapacidad pueden a su vez producir alteraciones del estado de ánimo como ansiedad o depresión secundarias al dolor e incapacidad”.

Tratamiento

El dolor inespecífico puede tratarse con fármacos analgésicos o antiinflamatorios, ejercicio físico, infiltraciones, bloqueos nerviosos, electroterapia, magnetoterapia, ondas de presión, termoterapia, crioterapia, y en general técnicas físicas o técnicas más invasivas como punciones, infiltraciones, neuromodulación, bloqueos nerviosos y técnicas propias de las unidades del dolor, etc. “En general no van a ser susceptibles de intervenciones quirúrgicas porque para llevar a cabo una cirugía por dolor debemos saber cuál es la causa de este”.

El Hospital IMSKE

IMSKE es un hospital especializado en el tratamiento de patologías que afectan a huesos y músculos que cuenta con traumatólogos, rehabilitadores, reumatólogos, fisoterapeutas y readaptadores, entre otros especialistas. El consenso y trabajo en equipo de todos ellos permite ofrecer una cobertura asistencial multidisciplinar capaz de ofrecer el mejor diagnóstico y optimizar los resultados del tratamiento pautado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email