Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

La ecuación española y el inversor inteligente

27/05/2020 - 

VALÈNCIA. A estas alturas nadie duda de que la crisis que vamos a vivir en España será profunda y larga. Profunda y larga como no la habíamos visto antes. Con datos de paro que nos pondrán los pelos de punta y caídas del PIB espectaculares. Algunos, los más optimistas -o los que tienen intereses en los gobiernos de turno-, hablan de una recuperación rápida, pero sean realistas, esto es una quimera. Vamos a vivir una crisis dura que se extenderá mas allá de 2021. Por ser claros. España no va a recuperar la situación pre-covid antes de finales de 2022, y eso si hay suerte.

En este resultado juegan varios factores. O dicho de otro modo, tenemos una ecuación con resultado desastroso y variables conocidas. Una de ellas -muy importante- es la estructura de la economía en España, basada en el turismo y sus derivados como construcción y otros servicios; y en una industria dependiente de las decisiones de otros lugares y muy débil. La falta de ganas de viajar en este mundo obsesionado por el virus y la vuelta de la producción a los países de origen de las multinacionales , sobre todo del automóvil que esta sufriendo su particular via crucis, serán decisivas para que no veamos recuperación por ningún sitio.

Otra variable es la política. Si lo decimos con educación diremos que en España no se están tomando las decisiones correctas. Si decimos la verdad, diremos que España tiene un grave problema político, que no es solo una izquierda comunista desfasada y con métodos fascistas en busca de perpetuarse en el poder. La cosa es aun peor. Somos quizá el país del mundo con más políticos (sindicalistas, empresas y entes públicos...) por habitante y hemos convertido la carrera política en la mas rentable para todo español.

Todo esto, que emergió en un ambiente postfranquismo con el ánimo de pasar página, ha dividido el país en dos clases: los políticos y todos los demás. Estos políticos y sus aplaudidores, arribistas de toda índole y condición, faltos de toda ética y moral, escondidos en unas y otras siglas, se dedican a esquilmar a la población de todas las formas posibles dejando el país paupérrimo y sin futuro.

Ya lo decía Quevedo...

Verdaderamente en España sabemos mucho de malos gobernantes, de hambre, y de políticos viviendo su realidad paralela, pues ya Quevedo escribía en un poema "toda España está en tris y a punto de dar un tras, ya monta a caballo más que monta a maravedís". Y como esto no es nuevo sabemos dónde acaba. Adiós nuevamente al tren del futuro y hola al clima prebélico.

Pero quizá la variable mas importante en esta ecuación sea una sociedad dormida y cobarde incapaz de reclamar los que le pertenece: su libertad y capacidad de decidir. Una sociedad con los brazos caídos que ha comprado el miedo, que no entiende nada y que se dedica a acusarse unos a otros, mientras los que se llevan el pan actual impunemente. España necesita despertar, necesita aprender de qué va esto, necesita madurar, ser valiente y reclamar un cambio de abajo a arriba que ningún politico va a liderar y que solo la sociedad civil puede reclamar.

Lorenzo Serratosa
En todo caso este pueblo, nuestro pueblo, ha sido el único en el mundo que ha gritado "que vivan las cadenas". Con eso queda dicho todo. Hoy la libertad ha muerto y se ha instalado en su lugar el miedo y la militancia. Dentro de poco desfilaremos por las calles uniformados al grito de las consignas.

Frente a todo esto cabe poco optimismo. Quizá dos consejos para no acabar hundiéndonos con el Titanic.

  1. Miren fuera de España. La diversificación de nuestras inversiones no puede consistir en tener nuestro trabajo en España, nuestra inversión inmobiliaria en España y nuestras inversiones financieras en el Ibex 35. Esto no es diversificación Esto es concentración de toda nuestra riqueza en un solo país. Hay otros mercados, como EE UU o Asia. Y no es tan complicado. Solo hace falta comprar un fondo de inversion enfocado en esos mercados . Recuerden, mientras el S&P 500 ha subido más de un 20% desde mínimos, el Ibex 35 solo ha subido un 6%. Por algo será.
  2. Miren hacia las empresa tecnológicas. Hay pocos ganadores de la crisis mundial de la covid-19l covid, pero los hay. Las empresas tecnológicas y las farmacéuticas. Estas son las que están liderando las subidas en bolsa en las ultimas semanas. Y vean lo que pasa. Hoy, con los índices europeos deprimidos, tenemos a Facebook Amazon o Apple en máximos históricos. Estas empresas y otras muchas dedicadas al streaming, la investigación farmacéutica o la inteligencia artíficial por ejemplo, tienen balances saneados, grandes cantidades de dinero en caja y negocios que no se están viendo afectados por la crisis. Nuevamente no hace falta ser un especialista en la selección de empresas para aprovechar esta tendencia., comprando un ETF del índice Nasdaq o un fondo de tecnología como el Fórmula Kau Tecnología estarán apostando por el caballo ganador.

En momentos como estos es fácil engañarse a uno mismo y pretender que no pasa nada. Pero es mucho más efectivo ver la realidad y actuar de acuerdo con ella. En este caso, si las cosas no son tan malas, no habremos perdido nada. En el otro, si los pronósticos se cumplen, seremos víctimas de un mundo que se hunde. Hagan los deberes.

Lorenzo Serratosa es cofundador de Kau Markets EAFI

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email