Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Educación gastará al menos 80 millones en medidas para aliviar las consecuencias del Covid-19

5/05/2020 - 

VALÈNCIA. La pandemia del coronavirus ha obligado a distintos departamentos del Gobierno valenciano a habilitar partidas imprevistas en los Presupuestos de 2020 para tratar de minimizar el impacto económico que sufrirán algunas empresas, trabajadores, familias o colectivos más vulnerables. Medidas con carácter urgente que, desde hace ya casi dos meses, las consellerias activan contrarreloj y que ya suman más de 341 millones de euros -última cifra ofrecida por el president de la Generalitat, Ximo Puig-. 

Una cifra de la que buena part corresponderán a gastos de Educación. Desde que estallara la pandemia, la Conselleria que dirige Vicent Marzà ha puesto en marcha una serie de medidas para garantizar la sostenibilidad económica de las empresas que prestan servicios educativos que hasta que finalice el curso ascenderán al menos a 82 millones de euros. Iniciativas dirigidas a mantener la viabilidad de las empresas -catering, transportes o limpieza, entre otros-, pero también los puestos de trabajo de los empleados que tienen contratados las compañías de catering o transporte escolar. 

En este sentido, el departamento ubicado en Campanar calcula que las indemnizaciones a las empresas que prestan servicios de transporte escolar costará un total de 14,28 millones de euros. Una estimación que comprende el periodo del 16 de marzo hasta final de curso y que supone el 80% del coste del servicio, una de las cifras más altas de todas las comunidades autónomas. La Junta de Andalucía, por ejemplo, apenas alcanza el 56%. 

Junto a esto, la Conselleria de Educación también asumirá en torno a 24,18 millones de euros derivados del servicio de comedor escolar para cubrir salarios tanto de cocineros como de monitores. En el caso de las empresas que prestan el servicio por sistema de catering, Educación abonará la parte proporcional a los gastos fijos de personal. 

En este punto, conviene recordar que cuando se decretó el estado de alarma, una de las cuestiones que sobrevolaban en la dirección de centros fue qué sucedería con este servicio. El departamento de Marzà aclaró apenas un día después que la administración abonaría el importe del sueldo con el complemento y la antigüedad correspondiente, así como la Seguridad Social, del personal de cocina y monitores durante los días que se prolongara el estado de alarma. Esto es porque los contratos suscritos con estas empresas contemplaban este tipo de situaciones "de fuerza mayor y excepcionalidad". 

A estas medidas, se suman otras ya conocidas que hacen aumentar el gasto total que deberá afrontar Educación al menos hasta final de curso. Destaca por ejemplo los vales de beca-comedor, que supondrán hasta 14,6 millones de euros hasta el 18 de junio, fecha en la que finaliza el calendario escolar este curso. 

Por su parte, el importe total del bono infantil asciende a 16,7 millones de euros. La Conselleria concede ayudas directas y urgentes a los centros autorizados de primer ciclo de educación infantil de 0 a 3 años beneficiarios para la escolarización de esta etapa educativa para tratar de reactivar el sector una vez pase la crisis sanitaria. 

Mantener el servicio de limpieza de los colegios, aunque estén cerrados, ha costado ya 8 millones de euros entre los meses de marzo y abril a la Conselleria que en mayo aumentará hasta 12. Una cantidad que se incrementa en 4 millones de euros por cada mes que pasa. A todos estos gastos se suman también alrededor de 720.000 euros para 1.700 portátiles de equipos directivos que ha adquirido la Conselleria. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email