GRUPO PLAZA

la aerolínea gana 5,6 millones y eleva su facturación a 539,1 millones

El beneficio de Air Nostrum cae un 70% por la subida del combustible y los derechos de CO2

3/11/2020 - 

VALÈNCIA. El aumento del precio del combustible, los derechos de emisiones de CO2 y el tipo de cambio del euro frente al dólar desplomaron el beneficio de la aerolínea Air Nostrum un 70% en 2019. La compañía valenciana que preside Carlos Bertomeu encadenó su quinto año consecutivo con ganancias, pero estas se redujeron el año pasado hasta los 5,6 millones de euros por el impacto negativo de factores críticos en el resultado operativo.

De hecho, pese a haber incrementado el porcentaje medio de ocupación de sus aviones y haber aumentado su facturación en 38 millones hasta rozar los 540 millones, la combinación de los factores anteriores ha hecho caer de forma sustancial los beneficios de la compañía, que actualmente atraviesa un momento crítico por la drástica reducción de la demanda de tráfico aéreo en general derivada derivada de la crisis de la covid-19.

Según recuerda en la memoria consolidada de Befemar, la sociedad patrimonial de Carlos Bertomeu cuya principal empresa es Air Nostrum, la declaración del estado de alarma en España dejó en tierra a la totalidad de sus aviones y le obligó a tomar drásticas decisiones para proteger su tesorería, como la aplicación de un ERTE para toda su plantilla.

En el momento de la formulación de sus cuentas, la compañía franquiciada de Iberia para vuelos regionales confiaba en una leve reanimación progresiva de la actividad a partir de junio, pero sin llegar a recuperar en todo el ejercicio los niveles de actividad inicialmente previstos. Sin embargo, la llegada de la segunda ola de la pandemia tras el verano y la imposición de nuevas restricciones a los viajes han empeorado sustancialmente esas previsiones.

Antes incluso de la llegada de esta segunda ola, Air Nostrum ya asumía que un fuerte retroceso de la demanda por la recesión económica global y el miedo de la población a exponerse a un posible contagio.

La crisis de la covid-19, además, ha obligado a la empresa a paralizar sus proyectos de internacionalización y diversificación de las líneas de negocio, en concreto el proyecto de fusión con la aerolínea irlandesa Cityjet pese a contar con el visto bueno de las autoridades de la Competencia europeas y haber realizado "avances importantes" en el proceso para crear el mayor grupo de aviación regional de Europa.

Doce meses con problemas de liquidez

En el apartado de hechos posteriores de su memoria, Befemar advierte de previsibles tensiones de liquidez en el mercado y de la contracción del crédito, circunstancias ante las que la empresa trabaja en varias líneas encaminadas a garantizar su liquidez en un horizonte temporal de doce meses.

Para mitigar el riesgo, Air Nostrum ha firmado múltiples acuerdos de financiación y mantiene algunos procesos de negociación en estado avanzado con diversas entidades financieras y financiadores de flota, principalmente, para favorecer nuevas líneas de crédito avaladas hasta en un 70% por el ICOEn paralelo se han tomado medidas de preservación de caja consistentes en planes específicos para la mejora y gestión eficiente de la liquidez, asegura la firma.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email