GRUPO PLAZA

"es una barbaridad la falta de sensibilidad de la consellería", dice el decano luis sendra

El decano del Colegio de Arquitectos carga contra la Conselleria de Cultura por el derribo de Agrónomos

14/12/2020 - 

VALÈNCIA. El permiso otorgado por la Conselleria de Cultura para el derribo de las naves anexas al edificio principal de la antigua escuela de Ingeniería Agrícola (EUITA) de Blasco Ibáñez ha generado bastante malestar en el Colegio de Arquitectos de la Comunitat Valenciana. Su decano, Luis Sendra, tras tener conocimiento del último informe de la directora general de Patrimonio de la Conselleria, Carmen Amoraga, manifestó su "enérgica repulsa" a lo que considera una "falta de sensibilidad" de la administración autonómica al permitir los derribos.

Lo cierto es que la celeridad con la que se ha producido la tramitación administrativa ha levantado algunas suspicacias. La Conselleria de Cultura ha tramitado el proyecto con urgencia con motivo de la crisis del coronavirus. De hecho, el departamento impulsor del proyecto, la Conselleria de Sanidad, consultó a Cultura el 30 de noviembre, cuya respuesta llegó el 7 fe diciembre, según los documentos oficiales.

El informe de Cultura, que pasó la semana pasada por la comisión municipal de Patrimonio, aseguraba que ante la falta de un Plan Especial, era "imposible determinar con exactitud si las naves que se propone demoler deben ser consideradas como parte intrínseca del edificio de la antigua EUITA [protegido como Bien de Relevancia Local], si son contemporáneas a este y obra del mismo arquitecto o si en definitiva hay alguna parte que cumple esos requisitos".

Luis Sendra

Así, sin aclarar la protección de las naves anexas, el preceptivo informe autonómico da permiso para echarlas abajo de cara a la posterior ampliación del Hospital Clínico, un proyecto de la Generalitat Valenciana planteado desde 2002 y que había quedado suspenso hasta que se reactivó en 2017 por la Conselleria de Sanidad. El proyecto se adjudicó en 2018 a la UTE de AiC Equipo, Algescon Levante y FJ Jiménez Arquitectura.

Se trata de una actuación con la que el decano del Colegio de Arquitectos de la Comunitat Valenciana no está nada de acuerdo. "Nos parece una barbaridad la falta de sensibilidad de Cultura", asegura a este diario el decano del Colegio: "Hay otros sitios donde ampliar el Hospital, no hace falta del derribo de estas naves". Sendra carga contra la Conselleria y manifiesta su "sorpresa" por el permiso otorgado al Ayuntamiento de València. De ahí que muestre su "más enérgica repulsa" ante las actuaciones que se están llevando a cabo. Especialmente al constatar, sostiene Sendra, que no se ha precisado de un proyecto sustitutivo como se hubiera pedido a un promotor privado.

La facultad de Agrónomos es uno de los múltiples edificios diseñados en los años 60 por el arquitecto Fernando Moreno Barberá, y forma parte junto con las facultades aledañas de Psicología, Filosofía y Geografía, de un conjunto propuesto como Bien de Relevancia Local (BRL) en el catálogo de edificios protegidos del consistorio de València de 2015. Sin embargo, está todavía pendiente de su aprobación definitiva.

Según explica Sendra, este edificio es uno de los edificios modernistas de la ciudad. "Edificios singulares modernistas en la ciudad no hay tantos", se lamenta el decano del Colegio de Arquitectos, quien incide en la necesidad de protección de este conjunto y en "no derribar algo que es singular" en la capital del Túria. Tampoco le sirven al arquitecto las condiciones que fija la Conselleria de Cultura para el derribo.

El propio informe de Amoraga pone sobre la mesa algunas dudas sobre la falta de protección de este edificio y focaliza parte de la atención en que las naves y el edificio principal de la facultad de Agrónomos son partes de un todo: tiene un carácter unitario, tal y como se planteó en el proyecto original de Moreno Barberà. 

Pero aún así, el departamento de Patrimonio de la Conselleria aprueba la viabilidad acogiéndose a la falta de un Plan Especial que recoja concretamente si esta unidad es tal y si por ende, estas naves están protegidas o no. La Universitat de València adquirió el compromiso de elaborar un Plan Especial de protección pero todavía no lo ha presentado. Por ello, el Ayuntamiento de València considera que estas naves no están protegidas dado que formalmente sólo lo está el edificio principal.

El edificio, antes de iniciarse los derribos.

Ante este panorama, la Conselleria fija dos condiciones para el derribo: que se haga un levantamiento planimétrico de los edificios a demoler y que el nuevo edificio respete la tipología del fachada y mantenga los patios existentes. Esto no vale para Sendra, porque "esto es como hacer una copia". Por ello, carga contra la sustitución del edificio por otro de características semblantes por carecer de sentido este planteamiento. Además, critica el carácter de urgencia que se ha dado al proyecto y considera que se está haciendo "con nocturnidad y alevosía".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email