GRUPO PLAZA

El plan de choque de València en dependencia desatasca el 23% de los expedientes en mes y medio

10/02/2021 - 

VALÈNCIA. Cerca del 23% de los expedientes de dependencia que estaban pendientes de resolución en los despachos de la concejalía de Bienestar Social se han solventado después de 45 días de que se empezara a implementar el plan de choque elaborado por el Ayuntamiento de València para poner fin al atasco. De las 6.503 solicitudes que permanecían sin resolución, ya se ha conseguido dar salida a 1.539 en el departamento que dirige la edil Isa Lozano.

Se trata de un plan que la concejalía remitió al Síndic de Greuges en contestación a quejas por la tardanza en algunas resoluciones. Empezó a aplicarse a finales de 2020 y tiene una duración de un año, con el propósito de acabar con el atasco en los trámites de la dependencia y compaginar este trabajo con la tramitación de las futuras solicitudes durante el plazo de implementación. La entrada de nuevo personal, la creación de un equipo específico, la fijación de unos horarios especiales y una reorganización de los grupos en los Centros Municipales de Servicios Sociales son las medidas adoptadas fundamentalmente.

Lozano admite que la puesta en marcha del plan "no ha sido fácil", si bien los resultados obtenidos demuestran la efectividad y "las grandes posibilidades de conseguir el objetivo propuesto, que es la eliminación de la lista de espera de dependencia". Según la edil, el grado de realización es "muy satisfactorio" porque se ha conseguido en las primeras semanas de visitas domiciliarias un 102,61% de efectividad -más de lo previsto- en los informes sociales planteados y un 94,33% en las valoraciones, además, de la realización adicional de 209 informes técnicos".

Así, por ejemplo, se ha solicitado en el plan de mejora de la dependencia la entrada de 30 nuevos trabajadores sociales -seis de ellos incorporados temporalmente- y 12 auxiliares administrativos. Los empleados temporales se encargan de apoyar "de manera itinerante" a los centros municipales en función de las cargas de trabajo o de cubrir puestos que los actuales valoradores de dependencia ocupan en otros programas para permitirles dedicarse expresamente a este plan de mejora.

En la misma línea, este plan cuenta con la creación de un equipo de 20 personas externas que dedicará sus esfuerzos únicamente a realizar informes sociales y valoraciones en los domicilios de las personas solicitantes, evitando la atención telefónica y presencial. Cada uno de ellos realizará 11 valoraciones o informe cada semana, de manera que la previsión es que al mes se resuelvan 880 trámites -informes y valoraciones-, y 8.800 en diez meses. El equipo podrá rotar a los tres meses.

 Funcionarios del Ayuntamiento de València. Foto: VP.

Al mismo tiempo, en los centros municipales habrá otro equipo de 18 profesionales, centrados en la atención telefónica y presencial, a los que se sumarán, de acabar entrando, los 24 trabajadores sociales fijos, de manera que finalmente el equipo podría estar formado por 58 personas. En este caso, se pretenden alcanzar los 288 informes y valoraciones al mes, y los 2.880 durante todo el plan de mejora. Así pues, entre los dos grupos, la intención de la concejalía es llegar a realizar hasta 23.200 trámites -11.600 informes y 11.600 valoraciones-, cubriendo así la práctica totalidad (99,5%) de la carga de trabajo, que se prevé en 23.322 tramitaciones. Quedarían pendientes apenas 122. 

El plan elaborado por la concejalía reconoce "las dificultades por las que atraviesan muchos centros municipales por la falta de profesionales y la dificultad para cubrir los turnos de información, de urgencias o de atención a la dependencia", así como la polivalencia de los empleados municipales para diferentes servicios que presta el consistorio. Ahora bien, el ambicioso plan para mejorar el sistema de dependencia, debido a la gran carga de trabajo, requiere una dedicación especial: "Mientras dure el plan de mejora, los profesionales del Programa realizarán en exclusiva solo la atención en esta materia".

Además, se va a priorizar la emisión de los informes de valoración, informes de entorno y los informes técnicos precisos para obtener el grado de dependencia. De ahí que el Ayuntamiento haya consensuado con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que no se va a exigir la elaboración de los informes de seguimiento. "La atención telefónica y la atención presencial será secundaria a la realización de estos informes, para poder permitir la entrada de las personas solicitantes al sistema de dependencia, siempre y cuando la posposición en la atención no produzca un daño irreparable en la persona dependiente".

Las atenciones presenciales serán organizadas mediante el sistema de cita previa y se atenderán "dentro de las posibilidades de horario destinado a este fin", focalizando la atención en aquellos trámites que se precisen para finalizar los informes y valoraciones. Y además, se establecerá una comisión de seguimiento del plan de mejora formado por técnicos, el coordinador del área y el jefe de servicio para evaluar el cumplimiento del mismo.

Lozano resaltó en este sentido el compromiso adquirido de evaluar de manera periódica los resultados de este plan. "Además de fomentar la transparencia y la participación de los equipos profesionales es también una oportunidad para incrementar la eficiencia de los procedimientos, buscar soluciones a las dificultades que van surgiendo y, en definitiva, mejorar la gestión de los servicios que se ofrecen a la ciudadanía desde un área tan esencial como es la de los Servicios Sociales”, señaló la concejala de Bienestar Social.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email