GRUPO PLAZA

LA DEMORA PARA OPERARSE EN DERMATOLOGÍA SE HA DISPARADO UN 182 %

La espera quirúrgica tras un año de pandemia: Elda y Sagunto, los departamentos que más se resienten

Foto: EP/ARCHIVO
4/04/2021 - 

VALÈNCIA. Justo en febrero de 2020, el mes previo al estallido de la crisis sanitaria que ha dado un vuelco a todos los indicadores sociales y económicos, la espera media para recibir una intervención quirúrgica en la Comunitat alcanzaba uno de sus mínimos en años. Eran 80 días de demora, aunque en algunos departamentos de salud, como los de Manises y Elche, no se superaban siquiera los 50 días. Doce meses después y tras varias embestidas del coronavirus, las listas son un reflejo de la presión hospitalaria padecida durante la tercera ola: la espera media se ha disparado un 87,5 % en todo el territorio valenciano, y en áreas como la de Sagunto la demora se ha triplicado respecto a hace un año.

Así lo confirman los últimos datos sobre la espera quirúrgica en la Comunitat publicados por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, correspondientes a febrero de 2021. En ellos se aprecia que, pese a que las mayores esperas se producen en los departamentos de Vinaròs o el Hospital General de València, donde la demora media para una intervención quirúrgica está ya por encima de los 200 días, son en cambio otras áreas, como Sagunto y Elda, las que más han visto empeorar sus cifras por la pandemia. Porque si bien Vinaròs y el General de València ya estaban entre los hospitales con mayor espera en 2020, Sagunto tenía entonces mejores datos que otros dieciséis departamentos. Ahora, en cambio, es el noveno que más días de demora acumula.

 

En el caso de Elda, hace doce meses su área de salud era la quinta con menos espera quirúrgica de la Comunitat Valenciana, mientras que según los últimos datos de Sanidad y tras un incremento del 186 %, hasta diez departamentos poseen ahora tiempos más cortos para entrar a quirófano. “Algunos de estos hospitales tienen menos capacidad y el poder de absorción ha sido menor”, sostiene Fernando García, presidente de CSIF Sanidad en la provincia de Valencia, para quien la presencia de residencias de mayores en varios de estos departamentos contribuye igualmente a que se hayan visto “muy azotados”.

En este sentido, las zonas sanitarias de Manises y Arnau de Vilanova – Llíria también han visto aumentar de forma considerable el tiempo medio de demora para recibir una intervención quirúrgica. En ambos casos se ha disparado en torno a un 155 %, si bien en Manises la espera todavía es de 92 días, una cifra muy baja en comparación a la media de toda la autonomía valenciana, que se encuentra en 150. Por su parte, en la provincia de Castellón, los tiempos solo se han duplicado en el hospital de La Plana, donde se ha pasado de los 63 días de espera a los 134.

La estadística de Sanidad refleja así la tensión acumulada tras el pico de la tercera ola, la peor en cuanto a ingresos hospitalarios y mortalidad por coronavirus en la Comunitat. Por lo tanto, es previsible que la situación mejore en la actualización de marzo, un mes en el que se desplomaron todos los indicadores de la pandemia y pudo retomarse la actividad quirúrgica no urgente, que había quedado suspendida. Aun así, los trabajadores sanitarios ya advierten de que tras la crisis de la pandemia “vendrá una crisis sanitaria por toda la actividad que ha quedado pendiente”, tal y como reconoce García. “No solo en cuanto a listas de espera, hay gente que está esperando una primera consulta o pruebas diagnósticas para poder operarse”.


Según comentan desde CSIF, las demoras asociadas a estos dos últimos procesos no se reflejan en los datos de la Conselleria de Sanidad, que solo recoge a aquellas personas que están a la espera de fecha para ser operados. Por ello, García mantiene que los profesionales “están muy preocupados” ante una carga de trabajo que podría aflorar próximamente. “Debido a esta situación extraordinaria hemos pedido a Sanidad que renueve al personal con contrato de acúmulo de tareas, que será cesado el 31 de mayo”, reconoce el presidente de CSIF Sanidad en Valencia, quien indica que los sanitarios “van a verse desbordados” y que ello se trasladará después al ciudadano.

“También reclamamos que se mejoren las condiciones de los MIR para que no se marchen de la Comunitat Valenciana. Necesitamos esos recursos cualificados para reducir las demoras quirúrgicas y las consultas”, prosigue García, quien subraya que los sanitarios padecen cansancio a nivel psicológico. “Eso también hay que medirlo”, asegura.

La espera quirúrgica se dispara en dermatología o cirugía general

Tal y como ocurre con las áreas de salud, los días de espera para recibir una operación quirúrgica también varían considerablemente en función de la especialidad. En este sentido, donde más se han notado los cambios por la pandemia es en dermatología, que en 2020 era la rama sanitaria que menos demora presentaba, con solo 41 días. Ahora, no obstante, esa cifra se ha elevado un 183 %, hasta los 116. Por detrás, otorrinolaringología, ginecología, cirugía general y oftalmología también han duplicado los tiempos respecto a febrero del año pasado, aunque es en cirugía plástica, con 235 días, donde más hay que esperar.

En el lado opuesto, la espera para recibir una operación en cirugía infantil o neurocirugía es la que menos ha variado desde el año pasado, con un aumento de poco más del 35 %. “Suelen ser las intervenciones más urgentes”, apunta García. Con todo, los tiempos de espera de ambas especialidades siempre han estado por encima de la media autonómica. A su vez, y en términos absolutos, la rama sanitaria que menos tiempo de espera presenta para recibir una operación es la cirugía cardiovascular, con 78 días y un incremento del 59 % respecto a 2020.

Plan de choque 

Por su parte, desde la Conselleria de Sanidad se destacaba esta misma semana que ya se ha retomado la actividad asistencial habitual gracias a la baja incidencia, y que ello, junto con el plan de Autoconcierto y el Plan de Choque impulsados desde la Generalitat, permitirán reducir la demora estructural. Eso sí, “siempre que la situación epidemiológica lo permita”, tal y como reconocía la secretaria autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria, Concha Andrés.

Sanidad indicaba asimismo que, pese a las contundentes cifras de demora del mes de febrero, la mayoría de los pacientes que permanecen en una lista de espera padecen patologías menores. Según la Conselleria y por especialidades, más de la mitad esperan una operación de oftalmología, cirugía ortopédica o traumatología.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email