GRUPO PLAZA

La falta de medidas contra Vera tras su detención eleva la tensión en el pleno de la Diputación 

Toni Gaspar replica con nervios evidentes a las preguntas de los portavoces de la oposición; justifica que como presidente no puede cesar al jefe jurídico de Divalterra porque no tiene competencias ni es personal de confianza y niega haber interferido en la decisión de mantenerlo en sus cargos 

19/05/2021 - 

VALÈNCIA. El pleno de la Diputación de Valencia celebrado este martes se desarrolló entre momentos de tensión elevada durante las preguntas que los portavoces de los grupos de la oposición dirigieron al presidente, Toni Gaspar. La mayoría de ellas relacionadas con la situación de José Luis Vera, detenido el pasado jueves en la segunda fase de la operación policial dentro del caso Azud. Los investigadores lo sitúan en el centro de una presunta trama de corrupción urbanística con cobro de 'mordidas' junto al hasta ahora subdelegado del Gobierno en Valencia, Rafael Rubio (PSPV), al exvicealcalde de la ciudad Alfonso Grau (PP) o el empresario Jaime Febrer

El Consejo de Administración de Divalterra, dependiente de la corporación provincial, se reunió el lunes para estudiar si se tomaba alguna medida contra el jefe de los servicios jurídicos, transparencia y prevención de riesgos penales. La propuesta inicial de representantes vinculados al PSPV fue la de no hacer nada y mantenerlo en sus diversos cargos, mientras que los de la oposición defendieron apartarlo. Finalmente, se votó únicamente retirarle sus funciones en el proceso de disolución de la empresa pública. Algo que se aprobó con la abstención de PP, Ciudadanos y la representante de los trabajadores ante la tesitura de, al menos, quitarle ciertas responsabilidades. 

Ninguna decisión ha tomado tampoco Toni Gaspar pese a que es presidente de la Diputación, a su grupo (PSPV) pertenece el presidente de Divalterra y tiene la capacidad para actuar sobre los cargos de la corporación. Así, descargó todo lo relacionado con este asunto en el Consejo de Administración

Este martes intervino y aludió a "animaladas que se han escrito" y a las acusaciones de que se dedica "a cubrir al señor Vera de una conspiración judeomasónica", en referencia a informaciones de este periódico sin citarlo. En su alocución aseguró que no puede cesar a quien no ha nombrado porque las competencias las tiene el Consejo de Administración. 

"Respeto la decisión que han tomado. Pero tal vez es la suerte que tiene el señor Vera, porque si fuera un cargo de confianza, a lo mejor para no tener que aguantarlos a ustedes (el referencia a los diputados de la oposición) y el ruido estaría fuera. Pero es que no es de mi confianza, es personal laboral, no lo he buscado nunca", señaló. 

"No he interferido en nada"

"La primera vez que hablé con Vera fue cuando fui presidente, no lo conocía de antes y nunca nadie de mi partido me ha dicho nada ni a favor ni en contra de él. Ni que esté ni que no esté. De los otros partidos sí. Y algunos estaban muy contentos de que estuviera en el caso Alquería", comentó, en alusión a que es uno de los testigos clave de la causa que se sigue contra el anterior equipo de Jorge Rodríguez.  

Gaspar defendió que no ha "interferido en nada". "No he colocado a nadie ni he llamado a nadie", apuntó, para añadir que él de cuestiones orgánicas del PSPV es "poco". 

A continuación comenzaron las preguntas de los diputados. El primero en formularlas fue el de Vox, Joaquín Alés, quien recordó el papel de Vera en los intentos de revocar la contratación de la jefa de Recursos Humanos de Divalterra en contra del criterio de la Agencia Antifraude. También le cuestionó sobre por qué no se le ha apartado de sus funciones y si considera que Luis Felipe Martínez y José Luis Aragón –consejeros de la empresa desde marzo que habían ocupado previamente cargos con los socialistas– representan algún tipo de alejamiento de los intereses políticos. 

"Ahora resulta que como es del PSOE no vale"

Gaspar replicó que no le pregunta a nadie de qué partido es para nombrarlo en un puesto. "Ahora resulta que como es del PSOE no vale", afirmó. El diputado de Vox le pidió en ese momento que no ridiculizara su apelación, a lo que el presidente de la Diputación le dijo que se ridiculizaba él solo. "A usted solo le importa que sean de los suyos y a mí me da igual", zanjó. 

Llegó el turno de la portavoz de Ciudadanos, Rocío Gil, quien cuestionó a Gaspar –el cual previamente había asegurado que no conoció a Vera hasta que no fue presidente de la Diputación– sobre si era consejero cuando se nombró a Vera jefe jurídico de Divalterra. Admitió que sí, aunque destacó a su vez que no lo conocía. "Si quiere se lo cree y si no, no", le espetó a la diputada. 

Gil explicó que su grupo no tuvo otra opción que abstenerse en la votación del lunes porque no se quiso tomar ninguna medida contra Vera y recordó que fue él quien firmó la retirada como acusación en el caso Taula de la Diputación. Igualmente, echó en cara a Gaspar que se excuse en tomar medidas cuando el 100% del capital de Divalterra pertenece a la corporación; insistió en que pidieron la celebración de una Junta General; y reprochó a Compromís que estén escondidos "como un avestruz" cuando son cómplices. 

Foto: KIKE TABERNER   

Gaspar, en estado de nerviosismo, le replicó. "Yo lo que voy a tener es sentido común, cosa que usted no tiene. No puedo atribuirme competencias del Consejo de Administración como presidente de la Diputación", señaló. Y prosiguió. "Dudo que usted sepa lo que son las personaciones. No son para hacer espectáculo, sino para ayudar. Pero los partidos la usan para hacer números, incluyendo el mío". A lo que Gil le comunicó que sabía lo que eran las personaciones y que servían para defender los intereses de la Diputación. Pero Gaspar le volvió a contestar tenso: "Los intereses los defiende el Estado, que es la Fiscalía, a ver si aprende un poquito de Derecho".

"Llega un momento en el que la gente que venimos aquí a hacer las cosas lo mejor que sabemos estamos hasta las narices", protestó el presidente de la Diputación de Valencia. La vicepresidenta de la corporación, Maria Josep Amigó, quiso intervenir por las alusiones a Compromís, pero Gaspar le negó el turno de palabra y le comunicó que contestara luego. Algo que nunca ocurrió. 

Por último, el portavoz del PP, Vicente Mompó, le preguntó sobre "dónde está la línea roja y la ejemplaridad que su partido exige cuando está en la oposición" y sobre si pensaba que la gente entendía la situación respecto a Vera. 

"Usted dice que tengo que hacer algo yo, pero su consejero se abstiene y no propone nada de lo que me está diciendo", le replicó Gaspar, aunque Mompó negara que apartar de los cargos a Vera no se planteara. "Tendré que hacer algo pero dentro de la ley. Usted ha tenido aquí a investigados de su partido la legislatura pasada y esta y yo no se los he tirado a la cara. Mi partido que opine lo que le dé la gana. Usted parece que quiera que yo ejecute a Vera", comentó el presidente de la Diputación, para acabar realizando un alegato de la presunción de inocencia. 

El PP critica el "tono desafiante"

Posteriormente, en un comunicado, Mompó criticó que era "una vergüenza" que Gaspar siguiera manteniendo al director de prevención de riesgos penales de Divalterra. "En la reunión del Consejo la intención de los representantes socialistas era la de no adoptar ninguna medida contra Vera y, finalmente, ante la presión del consejero del PP y del de Ciudadanos, propusieron apartarlo sólo de la negociación con los sindicatos sobre el proceso de disolución", detalló.

También lamentó que después del pleno "queda claro que Gaspar no piensa tomar decisiones contra las personas involucradas en casos de presunta corrupción" y, además, censuró el "tono desafiante durante la sesión de hoy donde ha menospreciado a los miembros de la oposición reiteradamente".

En la misma línea se pronunció Rocío Gil, de Ciudadanos, quien destacó que "nadie entiende que la empresa tenga como jefe de asuntos jurídicos y riesgos penales a un investigado en una presunta trama de corrupción". En su opinión, "el PSPV busca excusas para no cesar a José Luis Vera, que fue nombrado, entre otros, por el propio Gaspar,  y Compromís hace la estrategia del avestruz y agacha la cabeza, pero eso no le exime de su complicidad". "Compromís no puede ser gobierno y oposición, dicen que lamentan que no se tomen medidas contundentes contra Vera, pero no están en el consejo de administración de la empresa porque no quieren", añadió. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email