X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

a la espera de que salga adelante una ley con un marco claro

Grupotec mira a Marruecos para ampliar su negocio de renovables

24/02/2020 - 

VALÈNCIA. La valenciana Grupotec quiere dar el salto al sector de las renovables en Marruecos, un mercado en el que ya está implantado desde hace más de diez años pero en materia de ingeniería y en donde no ha podido desarrollar su división fotovoltaica ante la falta de desarrollo de una legislación clara. Y es que este área es una de las principales fortalezas de la compañía que está especializada en la construcción de plantas de energía solar.

De hecho, en los últimos años ha invertido 70 millones de euros en dos plantas en Castilla La Mancha y Andalucía y ha creado sociedades para "la explotación de instalaciones solares fotovoltaicas". También cuenta con negocios en este campo en Reino Unido donde cuenta con una delegación. Ahora, quieren aprovechar su filial en el país que preside Mohamed VI para entrar en este nicho, aunque todavía es pronto para aventurar una fecha.

Según explica el director de las oficinas en Marruecos, Andres Douireau, están esperando a que exista un marco legal definido para emprender la aventura. "Existe una ley de 2009 para el desarrollo de renovables y proyectos fotovoltaicos, pero es muy vaga. Las autoridades del país están estudiando una definición de las líneas para sacar una ley más precisa. En teoría se podría construir, pero nadie se atreve porque es muy difuso y no hay un marco claro", explica. 

Y es que la fuerte dependencia energética de Marruecos (93,6%) unida a las previsiones de crecimiento del consumo energético propiciaron que las autoridades marroquíes diseñaran en 2009 un plan para impulsar las energías renovables con el reto de alcanzar un 42% de la potencia instalada en 2020, según consta en un informe del ICEX. El objetivo es llegar a una ratio de energías renovables del 52% de la potencia instalada para 2030. Los últimos informes apuntan a que se podrían superar estos objetivos, alcanzando un 47% en 2020 y un 57% en 2030.

En consecuencia, Marruecos presupuestó una inversión de 40.000 millones de dólares para el periodo 2016-2030, incluyendo entre otros proyectos la construcción y puesta en funcionamiento de 10.000 MW adicionales de potencia instalada de fuentes renovables. La voluntad es reducir la dependencia de las importaciones en energía convencional (hidrocarburos, gas, carbón). Los 10.000 MW adicionales de potencia se desglosan como sigue: 4.500 MW de energía solar, 4.200 MW de energía eólica y 1.300 MW de energía hidroeléctrica. 

 

Creada en 1997 por iniciativa de un grupo de ingenieros, Grupotec se constituyó como una ingeniería, pero ha ido evolucionando y creciendo hasta convertirse en una gran empresa multidisciplinar líder en el sector de la energía fotovoltaica. Fue en 2003 cuando abrió delegación en Marruecos para compartir su know how con el país africano. "Fue una decisión importante. Sentimos que contribuimos al país, aunque a veces nos ha costado con los locales", señala Douireau.

El desembarco en Marruecos estuvo motivado por una serie de incentivos que el Gobierno aluita concedió al sector citrícola lo que propició que muchos empresarioa se interesaran por la plantación y cultivo de naranjas. Sin embargo, necesitaban el conocimiento adecuado para hacerlo. "Nos centramos en tema de industrializados colaborando con las líneas de producción y empaquetado haciendo diseños lógicos y tecnológicos en las fábricas y cumpliendo con todos los estándares europeos y la normativa de exportación internacional", puntualiza.

Proyectos en tierras marroquíes

Ahora, su filial marroquí, que factura entre 1,5 y 3 millones al año en función del ejercicio, está centrada en servicios de ingeniería de naves y centrales de producción para grandes compañías y fondos internacionales. En consorcio con una promotora murciana y el estado marroquí, promovieron el primer parque industrial ubicado fuera de Tánger, concretamente en la ciudad de Kenitra, en donde asesoran en materia de ingeniería. "El 60% de las naves son nuestras", destaca.

Nave de Fujikura en Marruecos

Eso sí, el camino es y seguirá siendo largo y costoso. "Hemos conseguido estabilizarnos y darnos a conocer. Ya nos llaman directamente algunos de los proveedores de componentes de automoción para colaborar en sus proyectos. Tenemos un pequeño nombre en Marruecos entre los inversores extranjeros, pero entre los locales la materia gris aun les cuesta valorarla", admite.

Entre sus proyectos en tierras africanas destacan la fábrica de cableado de la japonesa Fujikura, de más de 30.000 metros cuadrados de superficie de producción; la construcción llave en mano de las oficinas de Natberry, multinacional española de producción y envasado de frutos rojos; el centro de mantenimiento de autobuses de ALSA; las oficinas del banco Sabadell en la Twin Tower de Casablanca o las plantas industriales de la americana Delphi.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email