GRUPO PLAZA

la portavocía de les corts, el cambio de sede o la convención nacional marcarán el otoño

El potente inicio de curso en el PPCV: liderazgos, consolidación de la estructura y citas clave

Foto: KIKE TABERNER
29/08/2021 - 

VALÈNCIA. El PPCV no arrancará un nuevo curso político habitual. Lo hará con multitud de cambios ya acometidos, otros que están por venir e importantes citas en el calendario. El final de temporada ya resultó potente con la celebración del congreso que el pasado 3 de julio proclamó a Carlos Mazón nuevo líder del partido. Releva en el cargo a Isabel Bonig, quien ha permanecido en él durante seis años y el pasado mayo dio un paso al lado cuando Génova señaló al también presidente de la Diputación de Alicante como su favorito para coger las riendas de la formación. El cónclave dio paso a una nueva etapa para los populares valencianos, que cuentan con una nueva dirección en la que predominan los equilibrios provinciales, de familias y guiños a históricos –además de la poca presencia de diputados autonómicos– y que a partir de septiembre tendrá que empezar a funcionar a pleno rendimiento. 

El próximo mes, por tanto, servirá de consolidación de la estructura, que además de la coordinación interna, está desde el principio pensada para funcionar como un comité de campaña ante cualquier amago de adelanto de las elecciones autonómicas que pudiera realizar el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. De hecho, en pleno agosto se constituyó la vicesecretaría de Acción Electoral con Macarena Montesinos al frente y la mirada ya puesta en los comicios.

Pero septiembre también llegará con importantes novedades. La más esperada es el nombramiento de la persona que ocupará la portavocía de Les Corts tras la renuncia de Bonig. Eva Ortiz, persona de su total confianza, fue nombrada síndica en sustitución de ella, pero desde el principio se dio por hecho en el partido de que se trataba de algo temporal. Aunque se llegó a especular con Miguel Barrachina, Mazón situará salvo sorpresa a María José Catalá como portavoz antes del Debate de Política General que se celebra a finales de ese mes. Un movimiento que supondría la salida de Ortiz a la espera de si contará con alguna responsabilidad en el grupo parlamentario a partir de entonces.

Este cambio viene acompañado de otros que ya se han ido anunciando. En julio, Mazón 'ascendió' a su diputado de máxima confianza, José Antonio Rovira, como portavoz adjunto por Alicante –puesto que dejó vacante Ortiz– y secretario de grupo. En él  sustituye a Alfredo Castelló, que será uno de los coordinadores junto a José Juan Zaplana y Rubén Ibáñez, encargándose de Infraestructuras y Territorio. Que Rovira ocupe ese cargo resulta de importancia debido a que supone que pase a controlar las cuentas del grupo y cuestiones como la contratación de personal, donde puede haber igualmente novedades. 

Foto: EDUARDO MANZANA   

Todos estos nombramientos resultan fundamentales para Mazón, puesto que uno de sus retos es la coordinación del grupo parlamentario. Al no ostentar la portavocía en Les Corts, supone que habrá de ganarse la visibilidad a través del propio partido y establecer conjuntamente con los diputados la estrategia política. Una labor primordial, puesto que el Parlamento es el lugar de fiscalización al Consell y de presentación de iniciativas. Además, no se trata únicamente de confrontar argumentos con el Ejecutivo autonómico, sino de competir con el resto de partidos de la oposición por liderarla. Todavía más con la situación de total debilidad en la que se encuentra Ciudadanos.

Aunque no al nivel de urgencia del resto de asuntos, pero sí con un acento en lo simbólico, se encuentra la búsqueda de nueva sede del PPCV. En la celebración del primer Comité Ejecutivo Regional, Mazón ya verbalizó el acelerón que le quiere dar. La intención, manifestó, es encontrar una más funcional y operativa. Y, sobre todo, a pie de calle. Algo que no ocurre ahora. 

Como plazo, si es que fuera posible, señaló que mejor si fuera antes de la convención que el PP nacional tiene previsto culminar los días 2 y 3 de octubre en València. De modo que el partido se encuentra a la caza de un espacio diferente al que ocupa en Plaza América, donde se mudó a finales de 2016 por decisión de Bonig. Trasladarse a pie de calle es algo que ya hizo la presidenta de la ciudad de València, María José Catalá, quien decidió 'independizarse' de la regional y abrió su propia sede el año pasado a un paso del Ayuntamiento de la capital. Ahora, una de las ideas pasa por volver a juntar las tres direcciones, si se encuentra el emplazamiento adecuado, para no pagar tres alquileres diferentes. Aun así, y dado que la de la ciudad de València ya cuenta con espacio propio, es posible que se opte por juntar la regional y la provincial en otro. 

Pablo Casado y Carlos Mazón. Foto: KIKE TABERNER   

La mencionada convención nacional es, sin duda, el evento marcado en rojo en el calendario más próximo. La cita pretende servir como consolidación del rearme ideológico de los populares, de cierre de filas con Pablo Casado, como plataforma para ensanchar las bases de la formación y para fijar las principales líneas de su programa de cara a las siguientes elecciones. A ella acudirán numerosos líderes y exlíderes nacionales y la elección de la ciudad supone un espaldarazo al nuevo liderazgo de Mazón –también para aumentar su grado de conocimiento– y una apuesta clara por recuperar el territorio. En el partido señalan la Comunitat como la autonomía en la que más batalla consideran que han de dar actualmente para desbancar a Pedro Sánchez. Feudo histórico del PP perdido en 2015, entienden que con las encuestas cambiantes y más favorables hacia ellos podría ser su oportunidad de recuperarlo. 

A ello se suma, otros dos congresos coincidentes en el tiempo. El fin de semana siguiente (9 y 10 de octubre), Vox ha fijado su cuarto Vistalegre en Madrid, el cual definen como un gran acto de movilización. Mientras, Pedro Sánchez también ha escogido València para el 40º congreso federal del PSOE el 16 y 17 de octubre. Un evento de gran relevancia tras la salida del secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos.

El pistoletazo de salida al un otoño cargado lo dará la cena de inicio de curso, si la pandemia lo permite, que los populares valencianos celebrarán a comienzos de septiembre en Castellón. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email