Y además beber

La Cepa vieja

Raúl Calatayud Costa

Raúl y Cecilia llevan quince años construyendo un refugio donde guarecerte de tormentas, sentir el calor de la cuchara, escuchar historias olvidadas y brindar por los ausentes, los amores perdidos, los antiguos dioses y la estación de nieblas. En un lugar donde impera la Alta Velocidad, Cecilia y Raúl han construido un refugio para transitar a bajas pulsaciones.


En confianza: Los menús son imbatibles; el producto, tan próximo como el huerto del padre de Raúl, y la bodega pensada para que disfrutes al beber y al pagar. Abren cuatro días, algo insólito, más viviendo en el piso de arriba, pero son consecuentes: la calidez y la familia, como el campo y el vino, tienen su tempo y ellos lo saben. 


¿Qué puedo encontrar?

  • Vinos

  • Menú

¿Qué pido?

Siempre hay un arroz. Sin miedo.