X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Informe BBVA Research

La compra de viviendas se contrae en la Comunitat, mientras la construcción sigue al alza

18/10/2019 - 

VALÈNCIA. El sector inmobiliario en la Comunitat mantiene su solidez, pese al contexto de incertidumbre. No obstante, la compra de vivienda en la Comunitat se ha contraído hasta julio con un descenso del 5,4% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que la actividad constructora se mantiene al alza con la tramitación de visados por encima de la media nacional, aunque todavía con cifras inferiores a los máximos alcanzados en 2007.

Estas fueron algunas de las conclusiones del informe del BBVA Research sobre el sector inmobiliario que este jueves presentó el economista Félix Lores en la IV Jornada de Debate Sectorial Inmobiliario, una cita que sirvió de antesala a la celebración de la Feria Inmobiliaria del Mediterráneo Urbe que arranca este viernes en Feria Valencia. En su intervención, Lores destacó el crecimiento sostenido de la economía valenciana que, no obstante, en 2020 podría verse ralentizado por el impacto del Brexit y la desaceleración tanto del turismo como del consumo, un escenario que podría tener su reflejo en el mercado inmobiliario.

De hecho, apuntó que por primera vez desde el inicio de la recuperación, la venta de viviendas en la Comunitat sufre una corrección tras el aumento del 7,4% de las ventas en el 2018. En este sentido, en el primer semestre de este año se vendieron 368.000 viviendas, lo que supone una caída del 4,5% respecto al mismo periodo del año anterior. El descenso más acusado se produce en la provincia de Valencia donde el número de transacciones baja un 5,2%, seguida de Alicante un 4,7%  y Castellón donde el descenso es mínimo y no llega ni al 1%.

Incertidumbre ante los cambios normativos

Este retroceso, según apuntó el economista del BBVA, se explicaría por la incertidumbre que han generado las nuevas normativas aprobadas por el Gobierno como la Ley Hipotecaria, la del alquiler o el cambio en el impuesto de los Actos Jurídicos Documentados (AJD), que supuso una caída del 10% de las ventas. Y es que tal y como recordó, desde finales de 2018 el sector inmobiliario ha estado expuesto a varios cambios legislativos que han provocado bastante incertidumbre no solo en el seno del sector, sino también en la sociedad. Ello ha tenido su reflejo en las ventas que ya en el último trimestre de 2018 perdieron dinamismo, una tendencia que se ha mantenido a lo largo de este 2019. De hecho, según los datos del BBVA Researh la entrada en vigor este pasado mes de junio de la ley hipotecaria frenó las operaciones durante ese mes.

Pero, además, el descenso en la compra de viviendas también se debe a la bajada de la demanda extranjera. En el caso de la Comunitat el deterioro de las compras de extranjeros en el último trimestre ha sido más acusado que en el conjunto del país, especialmente en la provincia de Alicante. Pese a que los británicos siguen siendo el principal comprador de vivienda registran un ligero descenso, como se aprecia en la siguiente gráfica, frente a otras nacionalidades como alemanes y rumanos que repuntan.

En cuanto a los visados de obra, en lo que va de 2019 crecieron más en la Comunitat Valenciana, un 22,2%, que la media nacional, el 10,4%, aunque todavía sigue lejos de los máximos alcanzados en 2008 representando algo menos del 10%.

El precio de la vivienda sigue recuperándose de forma sostenida situándose en cerca de los 1.200 euros por metro cuadrado en la Comunitat, con especial incidencia en Alicante donde roza los 1.400 euros por metro cuadrado frente a Castellón que se sitúa en los 1.000 euros por metro cuadrados, según el informe. 

Un futuro de luces y sombras

De cara al futuro, Lores apuntó a un horizonte con luces y sombras. En el primer caso, destacó que la economía española está generando empleo y España recibe nueva población inmigrante, un factor positivo para el sector, señaló. Los tipos de interés bajos y la política monetaria expansivas fueron otro de los puntos positivos que arrojan vientos a favor para el mercado inmobiliario.

En cambio, como riesgos hizo hincapié en la desaceleración de la economía global frente a la española que crece pero con sesgos a la baja. No obstante, confía en que la fortaleza del mercado inmobiliario resista los posibles vaivenes y su evolución sea positiva pese al freno en las ventas en este 2019. "Hay apetito de vivienda nueva", remarcó vaticinando que el nuevo foco se pondrá en la periferia de las ciudades frente a los centros urbanos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email