X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de enero y se habla de inmobiliario hangry vtc REALITY SHOW MINISO retail
GRUPO PLAZA

La Comunitat estará representada en el Gobierno de Sánchez, pero... ¿influirá?

13/01/2020 - 

VALÈNCIA. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo público este domingo la composición definitiva de su Ejecutivo. Un total de 22 nombres (con él mismo, 23; 17 socialistas y cinco de Unidas Podemos) que, en su mayoría, se habían ido conociendo por goteo en los últimos días y en el que finalmente se integran cuatro valencianos aunque uno, por así decirlo, de acogida.

En esta ocasión, Sánchez contará de nuevo con José Luis Ábalos, que tendrá dos responsabilidades sobre sus espaldas: la Secretaría de Organización del PSOE y el Ministerio de Fomento, que pasará a denominarse Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Junto a él, también se mantendrán en el cargo el valenciano Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación; y el diputado en el Congreso por Alicante Pedro Duque como ministro de Ciencia. Si bien no es valenciano de nacimiento -proviene de Madrid-, en las filas socialistas es considerado valenciano de adopción. 

Entre los nuevos fichajes valencianos de Sánchez se encuentra José Manuel Rodríguez Uribes, que sustituirá a José Guirao en el Ministerio de Cultura y Deportes. Discípulo de uno de los padres de la Constitución Gregorio Peces-Barba, Rodríguez es doctor en Derecho, exdelegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid y portavoz adjunto socialista en la Asamblea de Madrid. 

Ahora bien, ¿contar con presencia valenciana en el Consejo de Ministros tendrá consecuencias -positivas- para la Comunitat? Pues "nada es seguro, y todo es posible". La respuesta no podría ser categórica. No obstante, la trayectoria de los cuatro ministros y su frecuencia de paso por la autonomía podrían arrojar una idea de qué se podría esperar. 

En este sentido, podría asegurarse que Ábalos, quien ha desarrollado el grueso de su carrera política en su tierra natal, ha demostrado a lo largo de los últimos meses su fiel apoyo territorial a la Comunitat Valenciana con medidas como, por ejemplo, la reciente liberalización de la AP-7, una demanda histórica de los partidos valencianos. En diciembre de 2019 expiró la concesión que gestionaba Aumar, filial de Abertis, y la infraestructura ha pasado a ser gratuita. 

Sin embargo, le quedan infinidad de deberes pendientes cuya ejecución no será en absoluto sencilla. No en vano, de su ministerio dependen las inversiones más costosas del Gobierno de España como el Corredor Mediterráneo -con mención especial al túnel pasante para acceder desde el norte al centro de València, la estación soterrada diseñada por Portela y el canal de acceso por el sur de la ciudad-; el Tren de la Costa en Alicante; o la mejora de los Cercanías. 

Por su parte, Duque, que en origen no es valenciano, ha frecuentado la Comunitat con cierta asiduidad desde que se incorporara al proyecto de Pedro Sánchez. Su mujer es de Xàbia y el matrimonio cuenta con una vivienda en el municipio. Una circunstancia que ha favorecido que su presencia en territorio valenciano sea mayor incluso que la de otros ministros nacidos en la autonomía. 

Es el caso, por ejemplo, de Luis Planas, quien obtuvo en 1980 su plaza de oposición como inspector de Trabajo en Córdoba. Es decir, hace ya 40 años. De hecho, su carrera política y vital la ha desarrollado entre Andalucía y Europa, donde ha sido europarlamentario o consejero de Agricultura y Pesca. Incluso, llegó a ser candidato años atrás a la Junta de Andalucía disputándole la candidatura a Susana Díaz. Actualmente, es además secretario general del Comité Económico y Social de la Unión Europea. Su paso por tierras valencianas no es tan frecuente como le gustaría a los agricultores: la última ocasión fue en enero de 2019 en plena crisis de los cítricos. 

La sorpresa y mayor incertidumbre, por ser "el nuevo" en el Consejo de Ministros, respecto al arraigo y feedback que mostrará con la tierra que le vio nacer la aportará Rodríguez Uribes. Valenciano de nacimiento (Mislata, 1968), lo cierto es que desde hace años desarrolla su vida profesional y política en la capital: exdirector general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo y de Atención Ciudadana del Ministerio de Interior de 2005 a 2011; portavoz de la Asamblea de Madrid (2019); exdelegado de Gobierno en la Comunidad de Madrid (2018-2019); y actual profesor titular en la Universidad Carlos III de Madrid, entre otras cosas. 

En definitiva, Rodríguez Uribes con 15 años de desarrollo profesional en Madrid tiene por delante distintos retos valencianos. El principal: que los Presupuestos Generales del Estado traten en igualdad de condiciones a los centros culturales valencianos en comparación con sus 'hermanos' de otras regiones. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email