GRUPO PLAZA

Economía asegura que la gestión directa permite estudiar la bajada de tarifas desde 2023

La empresa pública que gestionará las ITV asumirá a todo el personal y prevé ganar 39 millones al año 

2/12/2020 - 

VALÈNCIA. La nueva empresa pública que gestionará de forma directa la gestión de las estaciones de ITV en la Comunitat a partir de 2023 asumirá a todo el personal de las empresas concesionarias que prestan el servicio en la actualidad, incluido que se contrate en los meses previos al final de la concesión.

Además, la Conselleria de Economía prevé esta nueva mercantil, cuya creación será liderada por el Ivace, tenga unos beneficios netos anuales de 39 millones de euros, muy por encima de los 7,6 millones que se obtendrían con la prórroga de la concesión actual o de los 19 millones que se captarían con una nueva licitación para renovar la concesión.

Estas previsiones forman parte del estudio encargado por la Conselleria que dirige Rafael Climent para el regreso a la gestión pública del servicio de la ITV en la Comunitat tras 25 años en régimen de concesión. El informe establece tres fases para el proceso entre 2021 y 2026 que van de la creación de la nueva mercantil, la aprobación de la relación de puestos de trabajo de esta empresa y la negociación con los sindicatos del convenio que regulará a este personal hasta la expansión de la red actual, con la posibilidad de poder revisar a la baja las tarifas a partir de 2023.

Con todo, el estudio no concreta el coste económico previsto para las arcas públicas con la subrogación por parte de la nueva mercantil de los 1.200 trabajadores de las siete concesionarias y el de mantenimiento de todas sus instalaciones y equipos, que pasarán en bloque a la nueva empresa pública a partir de 2023.

Uno de los primeros pasos será la negociación con los cinco sindicatos con representación en esas siete empresas de las condiciones de la subrogación, ya que cada empresa aplica convenios laborales y sueldos diferentes que tendrán que renegociarse. "Tenemos que tratar con los sindicatos la reversión para que la transición a la empresa publica sea favorable para todos", ha asegurado el conseller de Economía, Rafael Climent.

Foto: EDUARDO MANZANA

La futura mercantil pública asumirá también al personal contratado en los meses previos al final de la concesión, ya que las empresas están obligadas a justificar ante la Dirección General de Industria la necesidad de esas contrataciones.

Por el momento, Economía ha previsto una consignación presupuestaria de 60.000 euros vía enmienda por parte de Ivace para iniciar los trámites de creación de la nueva empresa y otros 735.000 euros para la construcción de la nueva ITV de Torrent, una estación piloto para estudiar cómo mejorar el servicio en el conjunto de la red.

Actualmente, la Comunitat Valenciana cuenta con un parque de 25 estaciones fijas de ITV, seis estaciones móviles y siete unidades móviles, distribuidas en las tres provincias. Las estaciones se agrupan en siete lotes distribuidos por zonas geográficas, un régimen de exclusividad territorial para cada uno de los siete empresas concesionarias que hoy en día prestan el servicio de ITV.

A partir de 2023 se pasará de siete zonas a cuatro y se ampliará la red. Rafa Climent ha explicado que la gestión directa pública permitirá completar y ampliar la actual red de ITV con diez nuevas estaciones en la Comunitat que harán posible que el 90% de la población pueda pasar la inspección con un tiempo de desplazamiento hasta la estación de ITV más cercana inferior a 30 minutos”.

Las nuevas estaciones estará en las localidades de Torrent, Chiva, Guardamar, La Vall d'Uixó, Sant Joan d'Alacant, Calp, Novelda, Guadassuar, Alcalà de Xivert y Benlloch. El informe prevé la reducción de la utilización de las ITV móviles, la adecuación y reducción de las tarifas y la formación del personal de inspección interna y externa.

Una externalización "poco rentable"

Entre las conclusiones del informe realizado por NUVE Consulting, que con los anexos contiene contiene cerca de 1.500 páginas, destaca que el actual sistema de concesión administrativa es poco rentable para la Generalitat y que la inversión necesaria para la gestión directa es asumible sin recurrir al capital externo.

El trabajo concluye que el servicio de inspección de ITV no tiene ningún riesgo, puesto que es obligatorio. Se estima que los ingresos netos para la Generalitat con la gestión directa, descontando los gastos y las inversiones realizadas para la ampliación de la red de estaciones de las ITV, serían de 39,3 millones de euros anuales.

Rafa Climent ha explicado que la gestión directa pública permitirá completar y ampliar la actual red de ITV con diez nuevas estaciones en la Comunitat que harán posible que el 90% de la población pueda pasar la inspección con un tiempo de desplazamiento hasta la estación de ITV más cercana inferior a 30 minutos”.

El informe prevé que en 2026 ya estará completa esta nueva red e ingresaría en el periodo comprendido desde 2021 hasta 2026 cerca de 207 millones de euros de beneficios netos, frente a los 67 millones que se obtendrían si se continuara con la concesión actual. "Por lo tanto, una gestión directa en la prestación de los servicios nos permitirá mejorar la calidad, obtener una red de ITV más completa e incrementar los ingresos para la Generalitat y, en consecuencia, para todos los valencianos y valencianas", ha añadido Climent.

La nueva sociedad mercantil pública contará con disponibilidad de recursos propios para poder abordar inversiones con los ingresos de la actividad, dispondrá de una contabilidad analítica propia, podrá construir nuevas estaciones de ITV necesarias para la mejora del servicio, llevar a cabo renovación de maquinaria, así como mejoras e innovación en el proceso de inspección y mejoras medioambientales en la construcción de las estaciones de ITV.

El informe asegura que todo el personal afecto a las estaciones de ITV actuales tiene que pasar a la sociedad mercantil pública sin que fuera considerado como personal propio de la administración, pero manteniendo los compromisos laborales adquiridos en la empresa cedente.

Inicialmente, según explica Economía en un comunicado, sería necesario renovar todos los contratos de prestación de servicios esenciales para el funcionamiento que los concesionarios tengan pactados. La sociedad mercantil pública posteriormente realizará nuevas licitaciones para los contratos necesarios (mantenimiento, seguridad, limpieza, informática, seguros, proveedores, gestión cita previa, etc.).

Fases para implantar gestión directa

La gestión directa en la prestación de los servicios de ITV consta de tres fases. La primera de ellas es la de preparación que alcanzará desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2022. En ella se realizarán acciones como un inventario de las estaciones, la construcción de la nueva estación de ITV de Torrent, conseguir la acreditación de la ENAC para la nueva sociedad mercantil pública y analizar las tarifas del servicio actuales.

La segunda fase será la de consolidación en el año 2023 y en ella se trabajará en asumir a los empleados de las estaciones de ITV, la negociación de un nuevo convenio colectivo, el organigrama de la sociedad mercantil, la licitación de los servicios, la implementación del sistema de trabajo según la estación piloto de Torrent y la acreditación de ENAC a todas las estaciones de ITV de la Comunitat según el nuevo sistema.

Desde el año 2024 hasta el 2026 se desarrollará la fase de expansión con la construcción de nuevas estaciones de ITV y la contratación del nuevo personal necesario para la prestación de los servicios.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email