X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ni la fuente ni las casetas de flores serán intocables

La plaza del Ayuntamiento de València peatonal: todo puede cambiar excepto las Fallas y la EMT

8/10/2019 - 

VALÈNCIA. (EP/VP) Todo podrá cambiar en la nueva plaza del Ayuntamiento de València. Todo, excepto contadas cuestiones: las líneas de la EMT trazadas por el área de Movilidad y los espacios reservados para la colocación de las mascletaes y las Fallas municipales. El resto podrá ser modificado; también el conjunto formado por la gran fuente, los jardines y la estatua de Francesc de Vinatea. También los puestos de flores, que no desaparecerán, sino que posiblemente sean reubicados.

El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Participación y con el respaldo de la Concejalía de Desarrollo Urbano, ha abierto este martes el proceso participativo con el que recogerá propuestas para llevar a cabo, "de la mano de toda la ciudadanía", la remodelación de la Plaza del Ayuntamiento. El paso que arranca esta jornada es el "punto de salida de un proyecto grande y ambicioso".

Este trámite, que se desarrollará hasta principios de diciembre bajo el título 'Pensem la Plaça', pretende recoger a través de diversos mecanismos y grupos de trabajo, las ideas de "cualquier persona", de aquellos que "pasan" por este enclave a diario o puntualmente, que trabajan en él o que viven en él o cerca.

"Queremos hacerlo entre todos, para que sea de todos", ha señalado la vicealcaldesa y titular de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, en la rueda de prensa de presentación del inicio del proceso de participación. "Empezamos a pensar nuestra plaza. Ya tenemos un plan para peatonalizarla y queremos hacerlo de la mano de la ciudadanía, de cualquier persona que quieran colaborar y ayudarnos a diseñar, pensar imaginar o soñar la plaza del futuro", ha agregado.

Gómez, que ha comparecido junto a la concejal de Participación, Elisa Valía, ha explicado que se han fijado "tres puntos" desde los que "pensar la plaza" que abarcan la conexión y accesibilidad; el espacio acorde con el paisaje, el mobiliario y la inclusión, y los equipamientos y desarrollo de actividades como "punto de referencia" y "corazón" de la ciudad y enclave de actos culturales y sociales.

Las propuestas que se presenten tendrán como "límites" la reserva del espacio para la realización de las mascletaes, la recuperación de espacio para los peatones, la existencia de los puestos de flores -aunque se repensarán y adecuarán a las necesidades actuales- y el trazado de las líneas de autobuses de la EMT que se determine desde la Concejalía de Movilidad. La fuente, el jardín y la estatua que hay en la actualidad no serán límites para ejecutar la reforma.

Como ya se había publicado, el área de Urbanismo está ultimando los criterios base para sacar a concurso público el proyecto. Entre ellos se encuentra la planta viaria, que incluye restricciones al tráfico privado. 

El proyecto base prevé la peatonalización de media plaza del Ayuntamiento, dejando abierto el discurrir del tráfico rodado por la zona norte: por la vía próxima al edificio de Correos y el teatro Rialto. Ahora bien, esta zona estará restringida al vehículo privado, dejando paso únicamente al transporte público y vehículos autorizados -emergencias, vehículos hoteleros, carga y descárga, etcétera-.

Los cortes al tráfico privado se fijarán justo en frente del edificio de Correos, en la calle de Correos y en el acceso desde la calle San Vicente. De esta manera, los coches privados podrán entrar desde la calle Xátiva por Marqués de Sotelo, pero serán conducidos inevitablemente a la calle Roger de Lauria.

El proyecto de reurbanización incluye también fijar un "itinerario peatonal y ciclista" en San Vicente y reducir los carriles en la calle Marqués de Sotelo -entre la plaza y la Estación del Norte-, ampliando las aceras y creando una avenida de pequeñas dimensiones.

Foto: VP. 

"Transformación conjunta"

Valía ha señalado que se busca como resultado "una imagen que todo el mundo reconozca" gracias a un proceso de "transformación conjunta" en el que se quiere "escuchar a todos el mundo". Ha dicho que "escuchar" permitirá "tratar la plaza no solo como espacio físico sino como espacio de encuentro" también.

"La plaza es de todos y para todos", ha afirmado, por lo que ha destacado la conveniencia de "escuchar lo que se dice sobre su actividad, contenido, funciones que cubre y las que debería cubrir" y ha defendido la idea de "garantizar la participación de todos los actores".

La responsable de Participación ha explicado que se ha establecido "valores o criterios que son compartidos en todo el proceso" y que responde a las "característicos del gobierno municipal --Compromís y PSPV--" y a la "sociedad del siglo XXI" como "elemento estructurante y transversal". En este sentido, ha hablado de sostenibilidad medioambiental y social, adaptación al cambio climático e inclusión de la perspectiva de género.

Así, Valía ha manifestado que la nueva Plaza del Ayuntamiento aspira a ser "sostenible, feminista e inclusiva", al tiempo que ha subrayado que aspira a situar "a las personas en el centro, como verdaderos protagonistas del uso" de este "espacio emblemático de la ciudad", un lugar "nuclear identitario para los valencianos". Ha detallado que los debates que se desarrollen en el proceso participativo estarán estructurados en torno a esos valores.

Elisa Valía y Sandra Gómez. Foto: VP.

Una página web

La Concejalía de Participación ha puesto en marcha desde esta jornadas una página web, www.pensemlaplaza.es, como herramienta para facilitar el proceso de participación. Las personas interesadas en tomar parte de él podrán inscribirse en cualquiera de los grupos que se van a definir en función de tres ámbitos de reflexión: criterios de accesibilidad y movilidad (Red), criterios de conectividad y habitabilidad (Espacio Público), y criterios de usos y gestión (Actividad).

Entre este martes y principios de diciembre se llevará a cabo el proceso participativo en diferentes fases. Una vez concluido, se elaborará un documento con todas las sugerencias, que será trasladado a la Concejalía de Urbanismo para iniciar el trabajo previo a acometer la reforma. Los adjudicatarios de este proyecto deberán incluir en su ejecución las conclusiones recogidas en la fase de participación.

En esta línea, las responsables municipales han explicado que los debates que se realicen concluirán en reflexiones estructuradas que luego se incluirán en el pliego de condiciones del concurso de ideas que impulsará el Ayuntamiento y que se iniciará en cuanto se tengan las conclusiones del proceso. Este entra ahora en fase de diagnóstico participado. A partir de la primera semana de noviembre y hasta principios de diciembre, se desarrollará la fase de propuestas de mejora.

Elisa Valía ha comentado que ya se está configurando "un grupo motor" para a participación en este proceso de transformación con representación de la administración, universidades, asociacionismo, actividades sociales, económicas y culturales, junto a colectivos concretos como por ejemplo de discapacitados.

La mesa política, una novedad

Además, de manera paralela, se contará con un grupo de coordinación municipal, compuesto por todos los servicios técnicos municipales relacionados con el futuro proceso de transformación urbana de la plaza, para garantizar que todo lo que se está reflexionando tenga una viabilidad después. A este se sumará una mesa política en la que están representados todos los grupos políticos municipales para que estén informados del proyecto y de los pasos que se van dando y puedan también aportar sugerencias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email