Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Tras conocerse el Plan hacía la nueva normalidad del Gobierno

La hostelería se rebela: "Abrir el 30% de las terrazas es ir directamente a pérdidas y un suicidio"

30/04/2020 - 

VALÈNCIA. La hostelería valenciana se rebela. El plan de hacía la nueva normalidad anunciado este pasado martes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha gustado a un sector duramente golpeado por esta crisis. Llevan más de dos meses con la persiana bajada y urgen a habilitar más espacio público para poder volver a la actividad con unas mínimas garantías de viabilidad económica y seguridad. "Abrir el 30% de las terrazas es inasumible porque supone ir directamente a pérdidas en un momento en el que llevamos dos meses sin ningún ingreso. Es un suicidio", aseguran.

Y es que, de acuerdo con el plan del Ejecutivo Central, será el próximo 11 de mayo cuando la restauración podrá volver de nuevo a la actividad, pero solo las terrazas con una ocupación del 30%. Una vez superada la fase uno, se permitirá un tercio del aforo de la sala y solo para las mesas, por lo que no se podrá utilizar el servicio de barra. Ya en la fase tres, se suavizarán las restricciones de aforo, pero se mantendrán "estrictas condiciones" de separación entre el público. Una planteamiento que desde la Federación de Hostelería de Valencia (FEHV) rechazan. "Es un verdadero sinsentido. ¿Cómo vamos a abrir con el 30% de las terrazas? Ese dinero no da ni para pagar el agua. Es inviable", asegura su presidente, Manuel Espinar.

Para el empresario, esta medida del Gobierno imposibilita a muchos locales abrir porque no les será rentable. "De esta forma, levantar la persiana es directamente ir a pérdidas y un suicidio", critica para señalar que se les ha condenado a ir "a la silla eléctrica, pero sin juicio". Su propuesta pasa por habilitar más espacio público para aumentar el espacio de las terrazas, de manera temporal, y compensar de esta manera la pérdida de aforo como ya se ha establecido en municipios como Gandía

Incertidumbre con los ERTE en la hostelería

Además, muchas son las incógnitas que están por resolver. Y una de ellas es básica: qué pasa con los ERTE. "No sabemos cómo van a funcionar, si se va a poder ampliar el plazo de vigencia, o las posibilidades de reincorporación de los trabajadores de forma paulatina, teniendo en cuenta las condiciones de restricción que tendrán que adoptar los establecimientos en el momento de las distintas fases de apertura. Esto es vital para poder levantar la persiana", insiste el presidente de la FEHV.

Sin protocolo de Sanidad

Otra tema que sigue en el aire es un protocolo para garantizar la protección de empleados y consumidores en los establecimientos. "Tuvimos una reunión con el Ministerio de Sanidad para abordar esta cuestión porque es una locura abrir sin disponer de unas directrices. No tenemos ni idea de cómo empezar a trabajar ni qué debemos hacer. Esto es una irresponsabilidad", subraya. 

Manuel Espinar, presidente de la Federación Empresarial de de Hostelería de Vlancia (EVA MÁÑEZ)

También desde la organización empresarial del sector hostelero en la Comunitat, Conhostur, se hace hincapié en este tema. "Todavía no se dispone de la guía que definirá las medidas higiénico-sanitarias y que está elaborando por el ICTE a nivel nacional", explican desde la patronal que recalca la importancia de conocer con antelación esos criterios para poder aplicarlos antes de la apertura de los establecimientos.

El 80% de los negocios, sin ayudas

A la complicada situación de permanecer cerrados se suma la falta de ayudas. Según denuncia Espinar, el 80% de los negocios no han recibido ningún tipo de prestación por los altos rating fijados por el ICO y el IVF para acceder a las ayudas, lo que imposibilita conseguir el crédito. "Queremos fórmulas como las que se han puesto en marcha en Francia y Alemania que son microcréditos de entre 25.000 y 50.000 euros automáticos para el sector. Esta situación está siendo una verdadera tragedia para muchos", reconoce. 

En esta línea, desde Conhostur urgen a implementar un paquete de ayudas que permitan sobrevivir a todo el sector, medidas de ámbito económico, fiscal y laboral como la exoneración de impuestos, alquileres, facilitar el acceso a la financiación y la correcta distribución de los ICOS para que llegue a todo el tejido empresarial.

Foto: EDUARDO MANZANAContra las mamparas

Pese a que son varios los negocios que ya se han lanzado a la instalación de mamparas de metacrilato para asegurar la distancia de seguridad, lo cierto es que no hay ninguna instrucción al respecto por parte de Sanidad. Desde la FEHV rechazan esta posible solución porque supone quebrar una de las esencias de los espacios de la hostelería como es la socialización.

"Nosotros no recomendamos ningún tipo de inversión en este sentido. El Gobierno no ha dicho nada, pero muchos se están aprovechando de la sobreinformación y han comenzado a instalar vinilos y mamparas y eso es una aberración", sostiene. "Nuestros negocios son más espacios de socialización que lugares para comer y beber vamos. Meterse en un local que es casi como una cárcel y parece que estás en un vis a vis no tiene sentido", concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email