X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

exigen una alta prima de riesgo

Los inversores desconfían de las acciones y bonos de Thomson Medical Group, cotizada de Peter Lim

5/09/2019 - 

VALÈNCIA. Thomson Medical Group (TMG), el holding cotizado controlado por Peter Lim, no goza actualmente de la confianza de los inversores -más bien todo lo contrario- a la vista del mal tono bajista que presenta tanto en la Bolsa de Singapur como la elevada prima de riesgo que se le exigen a sus bonos, tal y como se observa en los gráficos inferiores.

"Este año TMG  acumula pérdidas de más del 20% en el parqué, que contrasta con el avance del 1,6% que presenta el índice Straits Times Index, que vendría a ser el Ibex 35 español. Este mal comportamiento relativo del valor refleja la poca confianza de los inversores en la empresa, lo que a su vez se traslada a sus bonos dado que el mercado exige un interés del 4,3%, es decir, una prima de riesgo de casi 270 puntos básicos respecto a los bonos del Estado de Singapur del mismo plazo". Son palabras de Ricardo González, gestor del fondo de inversión GPM International Capital.

Y no le falta razón porque los inversores han dado la espalda al grupo formado Thomson Medical, TMC Life Sciences y Vantage Bay Healthcare City, cuya capitalización se ha reducido hasta poco más de 1.000 millones de euros al cambio tomando el cierre de ayer. O lo que es lo mismo: tener un valor en bolsa similar al de las cotizadas españolas Unicaja Banco, Aedas Homes y Liberbank. Un precio muy inferior al de los 2.000 millones de euros que llegó a tener TMG en el verano de 2018.


Pero la cosa no queda ahí porque a la emisión de bonos que lanzó a mediados de julio pasado se le ha exigido una elevada prima de riesgo como apunta González. Conviene recordar que TMG optó por diversificar sus fuentes de financiación al lanzar -y colocar sobradamente- una emisión de 225 millones de dólares singapurenses -al cambio 147 millones de euros- en bonos senior, con un cupón del anual del 4,8% y un vencimiento a tres años. Dicha emisión, que tuvo una muy buena acogida entre los inversores al recibir peticiones por más del doble de lo emitido, le ha permitido refinanciar deuda y extender el plazo de los vencimientos.

Una operación en la que DBS Bank, Credit Suisse y Maybank Kim Eng Securities fueron el pool bancario que coordinaron esta operación del proveedor de atención médica, que forma parte de un programa de emisión total valorado en 500 millones de dólares de Singapur, es decir, algo más de 326 millones de euros. Un importe que le va a venir muy bien a TMG para continuar aumentando sus operaciones y expandiendo sus principales especialidades en salud infantil, fertilidad, oncología, salud preventiva y bienestar.

El mercado -como soberano que es- sigue penalizando acciones y bonos de Thomson Medical Group ante el mal tono de sus resultados empresariales. De hecho a lo largo del segundo trimestre del año incrementó un 18,4% sus pérdidas netas hasta los 2,09 millones de dólares Singapur (al cambio unos 1,37 millones de euros) respecto al mismo periodo de 2018. El grupo reconoció en la presentación de sus cuentas que el beneficio sigue viéndose afectado por los costes financieros provocados por la política de compras de activos sanitarios.


Por su parte, los ingresos crecieron un 7,9% hasta superar los 37,5 millones de euros al cambio gracias al incremento del número de pacientes tratados en los hospitales y clínicas especializadas que tiene el grupo controlado por Peter Lim en Singapur y Malasia. Mientras tanto el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado se disparó un 21,4% hasta alcanzar unos 9,24 millones de euros.

Todo ello mientras ya están operativos en Singapur su nuevo centro de especialidades médicas Paragon Medical Central y el Thomson Breast Center -punta de lanza en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama-, mientras que sigue expandiendo el Thomson Women's Cancer Centre en colaboración con Brigham Health International y Dana-Farber Cancer Institute.

En lo que a Malasia se refiere continúan las obras del Thomson Hospital Kota Damansara, que se espera que acaben a finales del año que viene tras ampliar su capacidad con 400 camas más; mientras que en Johor Bahur -donde se ubica el megaproyecto verde Iskandar Malaysia donde participa Peter Lim desde que se inició en 2006- está previsto que en el tercer trimestre del presente ejercicio comiencen las obras del Thomson Iskandar Medical Hub, un complejo hospitalario que incluye el Iskandarian Hospital con 500 camas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email