Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El presidente de la APV insiste en que no es necesario un nuevo examen ambiental

Martínez admite ahora que tramitar otra DIA no paralizaría la ampliación del Puerto de Valencia

24/07/2020 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha manifestado este viernes que, si tuviera que tramitarse una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) total o parcial para finalizar la construcción de la nueva terminal norte de contenedores, la obra no tendría por qué paralizarse, pero ha insistido en que este examen ambiental no es necesario.

Martínez, que se ha pronunciado en estos términos tras la reunión del consejo de administración de la APV de julio al ser preguntado por la entrevista del presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, en la Revista Plaza en la que asegura que una nueva DIA no condena la ampliación del Puerto de Valencia.

Pese a que hasta ahora había rechazado insistentemente esa opción porque retrasaría el proyecto, Martínez asegura ahora que si los técnicos de Puertos del Estado considerasen que los cambios que la APV ha introducido en el diseño de la ampliación exigen una nueva DIA, es "obvio" que habría que tramitarla, pero ha reclamado que debería realizarse en plazos "razonables".

Con todo, el presidente de la APV ha asegurado que los técnicos de la APV apuntan que, con la legislación actual, no sería necesaria una nueva DIA adicional a la que ya se obtuvo en 2007 para esta obra, que sigue vigente. "Me fío de mis técnicos, por eso estoy seguro de que no va a hacer falta", ha señalado.

Martínez, quien en reiteradas ocasiones ha alertado del riesgo de perder la inversión de 1.100 millones prometida por el grupo MSC para esa terminal si había retrasos con la tramitación de una nueva DIA, asegura ahora que el proyecto no tendría por qué paralizarse.

De hecho, Martínez ha subrayado que la APV sigue adelante con sus planes ya que ejecutar el relleno del muelle –la parte de la obra que le corresponde antes de entregar la terminal a la empresa concesionaria– implica un plazo de ejecución de alrededor de tres años.

Al contrario de lo que manifiesta Martínez sobre los plazos, el presidente de Puertos del Estado manifestó recientemente que la necesidad de un nuevo examen ambiental sí podría implicar un retraso en la ejecución del proyecto.

Acuerdo con MSC

Para poder adjudicar definitivamente la concesión al grupo MSC, la APV necesita que Puertos del Estado dé el visto bueno al anteproyecto de construcción definitivo, actualizado con los cambios que la APV ha hecho en el diseño de la obra. Esos cambios incluyen la renuncia a la prolongación del muelle principal de la dársena y al dragado del canal de acceso, dos de los aspectos más controvertidos de la obra.

Francesc Sánchez, director general de la APV. Foto: ESTRELLA JOVER

Según ha explicado Martínez, la APV va a intentar remitir ese documento este mismo mes, pero en cualquier caso la adjudicación definitiva no podría llevarse a cabo al menos hasta septiembre, un año después de la admisión de la oferta.

El presidente de la APV ha detallado que, además del anteproyecto, el Puerto de Valencia está negociando con TIL, la filial de MSC que ha presentado la oferta, un acuerdo en el que muestra su conformidad con los cambios en la obra, ya que estos fueron introducidos después de que la empresa presentase si oferta. Según Martínez, este es el único aspecto pendiente para poder enviar a Puertos del Estado el anteproyecto definitivo.

"Vamos a enviar un anteproyecto en el necesitamos la aceptación absoluta de la otra parte, porque presentó su propuesta con un anteproyecto distinto", ha afirmado Martínez este viernes.

Por encima de 5,1 millones de TEU

El presidente de la APV ha señalado que, tras registrar mínimos de tráfico a finales de mayo, la evolución desde entonces, más positiva en el caso de las exportaciones que en el de las importaciones, invita al optimismo. Así, ha destacado que las últimos indicadores apuntan que el cierre del mes de julio se situará en "cifras esperanzadoras".

Aunque el tráfico perdido no se va a recuperar, si la tendencia actual se mantiene en segunda mitad del año el Puerto de Valencia puede situarse en un nivel de tráfico similar al del año anterior, de manera que podría cerrar 2020 en alrededor de 5,1 millones de TEU. Además, Martínez ha destacado que en todos los tráficos, la cuota de la APV respecto al total nacional se mantiene o incluso mejora.

Respecto al Marco Estratégico recién aprobado por Puertos del Estado hasta 2030, Martínez ha felicitado a Puertos del Estado porque el documento que define las líneas estratégicas de la próxima década es "magnífico". "El único problema que tiene es que es muy ambicioso", ha opinado Martínez, quien ha destacado que muchos de los objetivos necesitan de la implicación de otros ministerios, no solo del de Transportes.

"Todos hemos coincidido en que haría falta más autonomía de gestión en personal y en régimen de inversiones, para tener más agilidad en la contratación y otras medidas para facilitar la gestión", ha manifestado Martínez.

Entre las medidas, ha destacado que el plan propone una reducción media de las tasas del 30% en 2030 respecto a las vigentes el año pasado, así como que la ejecución presupuestaria mejore los niveles actuales hasta situarse por encima del 50%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email