Tradición

Napicol

Chemo Rausell

No sabemos la suerte que tenemos. La huerta de Valencia es una despensa generosa, que resiste como puede los bocados de la ciudad. Pocos restaurantes respetan su esencia como Napicol, situado en una alquería singular, con su propia zona de cultivo y un jardín para el hedonismo. Chemo Rausell es un buen cocinero, con mano para los fondos y las salsas, así que lo mismo te guisa unas manitas que te escabecha un pescado. Cada día se inventa una receta de temporada e invita al comensal a arriesgar con platos fuera de carta. Es medianoche en el Barrio de Roca y solamente queda una luz encendida: la de Napi. 


¿Qué puedo encontrar?

  • Producto

  • Arroz

  • Parking

¿Qué pido?

Mollejas con espardeñas en mantequilla negra