Notables

Napicol

Chemo Rausell

Con el Mediterráneo en el horizonte, donde la huerta se muestra exultante y apenas llega el bullicio de la ciudad, la vida transcurre sin prisas. Es la tierra quien marca los tiempos y no nosotros. Bien lo saben Ana Becerro y Chemo Rausell, quienes en 2018 dejaron València para refugiarse en el Barrio de Roca e iniciar una nueva etapa para Napicol. Aquí encontraron un local que es una delicia y les permite desarrollar su discurso pegado al origen. Una propuesta de temporada, de guisos y fondos con los que huir de la modernidad de hoy. Si hay alguna duda, Anselmo, padre de Chemo, te explica los platos del día con paciencia y devoción.


En confianza: Napicol tiene ese ambiente de restaurante familiar que tanto me seduce y me reconforta. La terraza invita a largas veladas pero, su sala, a degustar cada bocado con la tranquilidad que se merece. Honestidad sobre productos frescos, como ese calamar de playa que sirve de entrante para una comida de fiesta. Hay guisos y arroces —es tierra de eso—, pero también buenas carnes y pescado salvaje. De postre, la torrija no puede faltar. Chemo y Ana, que empezaron su aventura gastronómica en Gula, han logrado levantar otro templo gastronómico en Meliana para abrirnos los ojos a esa huerta a la que no hace tanto le dimos la espalda.


¿Qué puedo encontrar?

  • Producto

  • Arroz

  • Parking

¿Qué pido?

Pescado del día