GRUPO PLAZA

el tripartito se divide y la oposición salva la reforma de los socialistas 

El PSPV saca adelante la bonificación del Impuesto de Sucesiones gracias a PP, Ciudadanos y Vox

mazón puig impuesto sucesiones
1/12/2022 - 

VALÈNCIA. La comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de Les Corts aprobó este jueves la enmienda del PSPV a la Ley de Acompañamiento de 2023 para bonificar al 99% el Impuesto de Sucesiones a las empresas familiares. Una modificación legislativa que ha logrado salir adelante gracias al apoyo de los diputados del Partido Popular, de Ciudadanos y Vox, dado que el entendimiento entre los socialistas y sus socios, Compromís y Unides Podem, no ha sido posible en esta cuestión. 

La reforma legal fue presentada en solitario por el Partido Socialista hace ya dos semanas, pues la coalición valencianista y los morados ya advirtieron al conocer las intenciones del PSPV que no aceptarían esta rebaja tributaria bajo ningún concepto porque, a su juicio, una mercantil con una cifra de negocio de más de 10 millones de euros al año no podía estimarse como una "empresa familiar". 

Tampoco quisieron negociar el redactado de la enmienda con el Partido Popular o con Ciudadanos, aún a sabiendas de que estas formaciones serían las que facilitarían al final que esta reforma se aprobase, como así ha sido. De hecho, la oposición es la que ha exigido año tras año esta rebaja en cada debate de la Ley de Medidas Fiscales. 

La estrategia electoral del PSPV

Con su estrategia este año de presentar en solitario el texto, sin socios y sin negociar con la oposición, el PSPV quiso evitar que Compromís y Unides Podem pudieran afearles un pacto con la derecha y, ya de paso, con las elecciones a la vuelta de la esquina, que mediáticamente calara el mensaje de que esta ampliación de la bonificación del Impuesto de Sucesiones la habían impulsado ellos, los socialistas. 


Cabe apuntar que el partido de Ximo Puig ya trató en 2019 de impulsar esta reforma, pero el desencuentro entonces con sus socios les hizo recular en sus intenciones. Sin embargo, en esta ocasión no estaban dispuestos a renunciar. Una decisión marcada principalmente por la cercanía de las elecciones autonómicas de mayo de 2023. 

Su objetivo es ampliar su posible bolsa de votantes en el tramo final de la legislatura y, si saca adelante las medidas –más todavía sin sus socios de Gobierno pese a que suponga un evidente enfrentamiento–, puede vender una imagen de líder centrado para pescar apoyos de ese electorado, deseado tanto por populares como por socialistas en mitad de la caída de Ciudadanos. 

Cómo queda la reforma

En concreto, el tributo recoge tres tipos de supuestos. En primer lugar, una bonificación del 99% en las transmisiones de "empresa individual agrícola a favor del cónyuge, descendientes, adoptados, ascendientes, adoptantes y parientes colaterales hasta el tercer grado". Siempre y cuando, eso sí, el heredero mantenga el patrimonio un mínimo de cinco años. En este caso, no existiría límite de facturación.

El segundo supuesto, atañe a empresas individuales o de "negocio profesional a favor del cónyuge, descendientes, adoptados, ascendientes, adoptantes y parientes colaterales hasta el tercer grado". Es decir, a aquellas transmisiones de negocios tales como, por ejemplo, un despacho de abogados también se les aplicaría una reducción del 99% a la base imponible del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Y los requisitos para que se aplicase esta bonificación son los mismos que en el caso anterior: que el adquiriente mantenga la actividad por un periodo de, al menos, cinco años. 

El tercer caso afecta a las empresas con participaciones. Y es en este en el que los socialistas modifican el redactado. Se bonificará el 99% sin condiciones de bonificación. El texto actual contempla los beneficios fiscales para empresas siempre que "el importe neto de la cifra de negocios de la actividad posibilite la aplicación de los incentivos fiscales para entidades de reducida dimensión". De manera que lo que harán los socialistas con su enmienda es eliminar este apartado de la ley actual.

Rechaza la ampliación a familias que heredan

El Partido Popular registró también en el trámite de enmiendas sus propias reformas que pretendían ir más allá en la bonificación para que esta también se aplicase a las familias que heredan. Su texto pedía una bonificación del 99% en las adquisiciones mortis causa e inter vivos en dos grupos de parentesco del causante o donante: los descendientes y adoptados menores de 21 años; y los descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes. 

También proponían una bonificación del 50% sobre la parte de la cuota tributaria del tercer grupo de parentesco: colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad. Dos reformas que, finalmente, el PSPV no ha apoyado y ha limitado la bonificación a las empresas. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme