GRUPO PLAZA

El president es el primero que abre el debate para liberar las patentes de la covid-19

Puig pide al Comité de Regiones de la UE suspender las patentes de vacunas contra la covid

Foto: ROBER SOLSONA/EP
6/05/2021 - 

BRUSELAS. El pleno del Comité de las Regiones ha debatido en pleno la propuesta del Presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig, que se adelantó hace más de un mes al presidente estadounidense Joe Biden con su petición de liberalizar las patentes contra la covid-19. En una intervención telemática de cinco minutos, Puig pidió que se planteara esta cuestión ante la Unión Europea (UE) para hace frente a la pandemia con la suspensión de patentes, con la compensación económica a los laboratorios y la cooperación con las farmacéuticas para aumentar la producción mundial de vacunas. 

Se trata de la misma propuesta que hizo llegar por carta al presidente del Comité de las Regiones (CoR), Apostolos Tzitzikostas, a primeros de abril. La carta de Puig invitaba a las 329 autoridades locales y regionales de la UE a proponer a la Comisión Europea la liberación de patentes de vacunas y medicamentos contra la covid-19. “Estamos sufriendo en Europa y en buena parte del mundo una escasez de vacunas y consideramos que los territorios que conformamos la Unión Europea debemos actuar ???? con todos los mecanismos a nuestro alcance???? ante un doble peligro: el nacionalismo de las vacunas y el mercantilismo de las vacunas”, dice el texto. 

Hoy ha repetido esta propuesta ante las 250 autoridades europeas y 200 asistentes que han participado en el pleno del Comité de las Regiones, en su mayoría, de forma telemática debido a las restricciones de la pandemia. En el punto 23 del orden del día se recoge literalmente: “El Comité Europeo de las Regiones considera que, con el fin de aumentar la producción de vacunas, la Unión Europea podría explorar nuevas soluciones, como la suspensión temporal de las patentes de medicamentos y tecnologías médicas destinadas al tratamiento o la prevención de la covid-19”.

La intervención de Puig ha abierto el debate en el seno del Comité de las Regiones, la primera de las instituciones europeas que ha abierto el debate. Pero, al no tratarse de un dictamen ni de una resolución oficial, no ha pasado a votación del pleno. Después de explicar su propuesta, otros miembros del Comité han coincidido en adoptar esta postura ante las instituciones europeas. 

Hay que recordar, no obstante, que el último pleno del Parlamento Europeo rechazó la propuesta de liberalizar las patentes con los votos en contra de populares, socialdemócratas, liberales y extrema derecha, sin ni siquiera entrar a su consideración. No obstante, su presidente, David Sassoli, acaba de anunciar que se debe abrir el debate y que el primer lugar será en la cumbre del Consejo Europeo, que se celebra este fin de semana en Porto (Portugal).

Otros cien países apoyan esta medida

En su propuesta al Comité de la Regiones, el President de la Generalitat “considera que, con el fin de aumentar la producción de vacunas, la Unión Europea podría explorar nuevas soluciones, como la suspensión temporal de las patentes de medicamentos y tecnologías médicas destinadas al tratamiento o la prevención de la COVID-19”. A continuación,  “reitera su llamamiento a los legisladores europeos para que presenten propuestas sólidas y audaces para el desarrollo y la producción de medicamentos esenciales en suelo europeo, a fin de garantizar la autonomía estratégica de la Unión reduciendo la dependencia de terceros países”.

En su carta inicial, añadía criterios sociales y de solidaridad, como fundamento de los valores de la Unión, al apelar al aprovechamiento desleal de las farmacéuticas, respecto del avance de la pandemia y de la inversión previa realizada en investigación por las instituciones públicas europeas. “El acceso a las vacunas no puede estar determinado ni por el poder adquisitivo de cada territorio ni tampoco por los intereses privados de los laboratorios. No sería ético ni tampoco eficiente”, explicaba Puig. 

Desde noviembre del año pasado, más de 100 países, con Kenia y Sudáfrica a la cabeza, han presentado la misma propuesta ante el Consejo de las ADPIC de la Organización Mundial del Comercio (OMC/WTO). El pasado mes de marzo lograron avanzar en la discusión de la liberación de patentes -“compulsory licenses”-, para que cada país otorgue licencias temporales, al margen de las patentes, al resto de la industria farmacéutica con capacidad de producción. Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido, Japón, Canadá, Suiza, Brasil y Noruega se han opuesto hasta ahora. 

La UE cambia de postura

Ante la inusitada declaración del presidente Biden el miércoles, la Presidenta de la comisión Europea, Ursula von der Leyen, se aprestó a cambiar la posición de la UE respecto a la liberación de patentes. Fue durante la inauguración de la conferencia sobre el Estado e la Unión, en el Instituto de Florencia (Italia), donde modificó el discurso para manifestar que “la UE está preparada” y “dispuesta a debatir cualquier propuesta que aborde la crisis de manera eficaz y pragmática”. 

Von der Leyen defendió, cambiando radicalmente su discurso anterior, que la UE está lista para "discutir cómo la propuesta de EEUU, de una exención sobre la protección de la propiedad intelectual para las vacunas covid-19, podría ayudar a lograr ese objetivo”. Sin embargo, añadió, “a corto plazo, hacemos un llamado a todos los países productores de vacunas para que permitan las exportaciones y eviten medidas que interrumpan las cadenas de suministro”.

El incumplimiento de los contratos con la Unión Europea por parte de algunas farmacéuticas han empujado a actuar en otras direcciones. Recientemente, la Comisión demandó ante los tribunales belgas a la empresa AstraZeneca, que sólo ha suministrado un tercio de las dosis contratadas durante el primer trimestre de este año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email