GRUPO PLAZA

consellers y concejales también participan en la puesta en marcha de la nueva obra

Puig y Ribó 'pasan' de su Código de Buen Gobierno e inauguran la L10 en grupo y a todo tren

Foto: EDUARDO MANZANA
18/05/2022 - 

VALÈNCIA. Una parte importante de los representantes políticos del Consell y del Ayuntamiento de València "asistió" este miércoles a la "puesta en servicio" de la Línea 10 de Metrovalencia -cuyas obras se iniciaron en 2007 con el PP- que une el centro de València con el barrio de Nazaret. 

Las comillas se deben a que esas son las palabras textuales utilizadas en la convocatoria que figuraba en la agenda del presidente de la Generalitat, Ximo Puig; mientras que en el caso del alcalde de València, Joan Ribó, se decía "participa en el acto de puesta en servicio de la Línea 10". Una muestra evidente de que la palabra "inauguración", en otro tiempo tan anhelada y celebrada, es ahora tabú para los políticos valencianos.

Ahora bien, hay motivos para ello. El decreto 56/2016 del Consell aprobaba el Código de Buen Gobierno, cuyo desarrollo venía ordenado por la Ley valenciana de Transparencia, Buen Gobierno y Participación Ciudadana. Un texto que ponía límites en su sección referida a la "integridad y ejemplaridad", precisamente, a los "actos de inauguración".

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante el acto. Foto: EDUARDO MANZANA


Así, en el artículo 21.4, bajo el epígrafe de 'publicidad institucional', se refleja lo siguiente: "Las personas sujetas al Código se abstendrán de participar en actos de inauguración de obras no finalizadas, de inauguración de servicios que no estén en funcionamiento o de colocación de primeras piedras o similares. Solamente podrán estar presentes en la puesta en funcionamiento de servicios financiados con fondos públicos ya activos con la única finalidad de comprobar el funcionamiento del servicio y de informar en mejores condiciones a los ciudadanos sobre el servicio correspondiente".

Una directriz que los altos cargos que protagonizaron este martes la 'inauguración' no parecieron cumplir, dado que, según la cuenta oficial de Metrovalencia la línea se puso en funcionamiento para la ciudadanía a partir de las 13.30 horas. De hecho, la previsión es que la L10 se hubiera activado en lunes, pero los cambios de cartera fruto de la remodelación del Consell y la visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, propiciaron un cambio de agenda a este martes para poder celebrar la supuesta 'no inauguración'.

 

Es decir, la L10 empezó a funcionar justo después de que terminara el acto de las autoridades encabezado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el alcalde de València, Joan Ribó; la recién nombrada consellera de Obras Públicas, Rebeca Torró; el extitular de dicho departamento y ahora responde de Hacienda, Arcadi España; la secretaria autonómica de Movilidad, María Perez; la vicealcaldesa Sandra Gómez y la directora-gerente de Ferrociarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), Anaïs Menguzzato, además de otros altos cargos y concejales, tanto socialistas como de Compromís. 

Un acto que, aunque no se consideró oficialmente la inauguración, se parecía mucho a ese tipo de eventos, aunque en las cuentas oficiales se evitaba la palabra en cuestión, como en el caso del twitter del Ayuntamiento de València y de la Generalitat.

También los dirigentes del Ayuntamiento

Aunque el Código de Buen Gobierno afecta en principio a dirigentes de la administración autonómica, lo cierto es que también involucra a aquellos cargos públicos que "de manera voluntaria y mediante la adhesión individual" así lo deseen. Es el caso, precisamente, de los concejales del Ayuntamiento de València, que se adhirieron a la normativa regional en esta materia.

Pese a ello, tanto el alcalde, Joan Ribó, como la vicealcaldesa por parte del PSPV, Sandra Gómez, tomaron parte del acto de presentación de la Línea 10 de Metrovalencia con un papel protagonista junto a los dirigentes autonómicos. Otros concejales como el vicealcalde Sergi Campillo o los ediles Borja Sanjuán, Pere Fuset, Giuseppe Grezzi, Isa Lozano e Luisa Notario, también asistieron, aunque estuvieron en segundo plano o entre el público.

Precisamente la vicealcaldesa socialista quiso tirar de ingenio para sortear la 'inauguración' institucional. Así, en sus redes sociales proclamó, junto a la marca socialista: "Inauguramos quedar en el centro dentro de 15 minutos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme