GRUPO PLAZA

la propuesta de la comisión da dos posibilidades para los empleados públicos a1 y a2

PSPV y Compromís discuten sobre si los altos funcionarios deben tener el B2 o el C1 de valenciano

2/05/2022 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública que dirige Gabriela Bravo recibió este lunes el informe elaborado y consensuado por la Comisión de Competencia Lingüística que servirá de base para regular la capacitación lingüística para acceder a la Función Pública, más conocido como requisito lingüístico.

Una de las cuestiones más destacadas del informe, que debe servir para desarrollar posteriormente el reglamento pertinente, se centra en la exigencia lingüística para los altos funcionarios, es decir los grupos A1 y A2. Aquí, la comisión traslada dos posibilidades: la necesidad de disponer del nivel C1 (conocido popularmente como 'mitjà') y limitarse al B2 (un grado más elemental equivalente al bachillerato).

Ante esta posibilidad, la diputada de Compromís Nathalie Torres, reprochó a su socio el PSPV -que lidera la conselleria- la opción de pedir únicamente el grado elemental a los altos funcionarios al considerar que "contraviene los objetivos marcados por el Estatut de Autonomía".

"Es profundamente incoherente que exista pleno acuerdo en la capacitación lingüística del profesorado de educación Infantil, por ejemplo, a quién se le exige el nivel 'mitjà' de valenciano, pero que en cambio se proponga un nivel inferior para personal que ha ser competente para entender y redactar informes de alto valor administrativo", señaló Torres en un comunicado, donde subrayó también que, a su juicio, "no se puede exigir un mismo requisito entre quien accede a un puesto catalogado como C2 (auxiliares administrativos) que quien accede a un puesto A1 (cuadros técnicos especializados con titulación universitaria)".

Por su parte, desde la conselleria recalcaron que el informe no es "concluyente" y debe servir para, a através del consenso, ver qué lingüístico se establecerá para la administración autonómica. En este sentido, celebraron que parece existir acuerdo respecto a buena parte del documento, que apunta el certificado de valenciano necesario para los distintos grupos de personal:

-Para agrupación profesional funcionarial: se exigirá el certificado A2
-Para el subgrupo C2: se exigirá el certificado B1
-Para el grupo B y subgrupo C1: se exigirá el B2
-Respecto a la exigencia para los grupos A1 y A2, existen las alternativas explicadas anteriores de B2 o C1.

Por otro lado, fuentes de la conselleria señalaron que la Comisión ha acordado que el decreto que regule la capacitación del valenciano debe ir acompañado del decreto de homologación de la Conselleria de Educación que determinará qué nivel de valenciano podrá acreditar el alumnado cuando finalice cada una de las etapas educativas. 

De esta manera, destacan desde el departamento que dirige Bravo, el objetivo es que al terminar bachiller se obtenga el certificado B2 con efectos retroactivos (hasta ahora se proporciona el B1). Por lo tanto, la competencia lingüística acreditada al terminar el instituto permitirá acceder a la mayoría de los empleos de la Administración valenciana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme