GRUPO PLAZA

lo controla la aseguradora alemana DKV

Ribera Salud negocia la compra del 65% que le falta del Hospital de Dénia

23/01/2016 - 

VALENCIA. Ribera Salud, principal gestor sanitario en régimen de concesión en la Comunitat, presentará en breve una oferta a la aseguradora DKV para la compra de su participación en la firma Marina Salud SA, concesionaria del Hospital de Dénia. El operador valenciano, que actualmente ya participa en el capital de esta sociedad con un 35%, pretende ampliar su participación al 100% como ya hizo el año pasado en otros dos de los hospitales que gestiona.

Según explican a Valencia Plaza fuentes conocedoras de la operación, la aseguradora de origen alemán estaría dispuesta a salir del accionariado de Marina Salud si recibe una propuesta interesante para desprenderse de esa participación. Esta estrategia encaja con el cambio de actitud de la administración valenciana hacia este tipo de gestión sanitaria a raíz del giro a la izquierda del Consell. La consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha manifestado en varias ocasiones su intención de reforzar la vigilancia sobre las empresas concesionarias y de no renovar los contratos conforme vayan venciendo.

Un portavoz de la aseguradora alemana manifestó que no hay negociaciones abiertas para vender sus acciones en Marina Salud. El proceso formal para discutir el precio arrancará cuando Ribera Salud traslade su propuesta económica en los próximos días.

La concesionaria del Hospital de Dénia facturó 115,83 millones de euros en 2014 y cerró el ejercicio con un resultado positivo de 2,58 millones de euros. El año anterior había tenido unas pérdidas de 1,8 millones de euros.

Ribera Salud y DKV constituyeron la sociedad Marina Salud SA cuando resultaron adjudicatarios del concurso convocado por la Conselleria de Sanitat para la gestión sanitaria integral en la Marina Alta, que incluía la construcción de un nuevo hospital de agudos en Dénia y la asistencia en centros de salud integrados de Dénia, Calp y Xàbia, entre otros. Se trata de un caso particular en este tipo de gestión porque fue el primer traslado de un hospital público, el de Dénia, desde un modelo de gestión directa al modelo concesional.

Ribera Salud se consolida en sus hospitales

El Hospital de Dénia es el único de los cuatro en cuya gestión participa Ribera Salud donde aún no tiene la mayoría en el accionariado. La concesión expira en 2024.

De formalizarse la operación que persigue el grupo de preside Alberto de Rosa, propiedad de la firma norteamericana Centene Corp y de Banco Sabadell a través del fondo BS Capital, el operador sanitario afianzaría su posición en los hospitales y departamentos sanitarios que gestiona en la Comunitat.

Hace menos de un año, la compañía amplió su participación en el capital de las compañías gestoras de los hospitales de Elche y Torrevieja tras llegar a un acuerdo con Asisa, su socio en las dos concesionarias. En paralelo, la compañía también amplió su participación en el Hospital de la Ribera hasta el 96% tras quedarse el 51% que hasta entonces controlaba Adeslas.

Esos movimientos, unidos al interés por tomar el 100% en Marina Salud resultan llamativos porque se producen en un momento de evidente cuestionamiento por parte de la administración valenciana del modelo de negocio en el que Ribera Salud ha sido pionero.

La primera de las concesiones que expira es la del Hospital de la Ribera, que finaliza en 2018, y la Conselleria de Sanidad ya ha dejado claro que no entra en sus planes renovarla.

17,9 millones a cobrar por cápitas pendientes

El contrato de adjudicación de Marina Salud prevé el abono de 413 euros por habitante a Marina Salud por la atención a la población protegida del departamento de salud de La Marina, una cantidad revisable anualmente "en base al crecimiento capitativo del presupuesto sanitario de la Generalitat".

La Generalitat factura a Marina Salud la atención sanitaria especializada prestada por otros centros a la población protegida en el área de La Marina y viceversa, la concesionaria del Hospital de Dénia factura a la Generalitat los servicios de asistencia especializada prestados a pacientes que no pertenezcan al departamento sanitario que gestiona.

Ambas partes proceden cada año al reajuste de los saldos cruzados en el ejercicio anterior mediante su correspondiente liquidación. En la memoria de sus últimas cuentas depositadas, las del ejercicio 2014, Marina Salud refleja 17,93 millones de euros a cobrar de la la Generalitat por cápitas pendientes de noviembre y diciembre de 2014 que preveía ingresar en el primer trimestre de 2015.

El balance, no obstante, también reflejaba una partida de 16,29 millones a pagar a la Generalitat "por las liquidaciones pendientes de los ejercicios 2009 a 2014" más otros 14,73 millones a pagar a otras concesiones vinculadas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email