GRUPO PLAZA

La mayoría se decantan por celebrarlas entre el 1 y el 5 de septiembre

Simultaneidad con la capital o cancelación: los municipios eligen cómo serán sus Fallas 2021

3/06/2021 - 

VALÈNCIA. En marzo no pudo ser. Con el coronavirus atravesando su etapa más oscura en todo el territorio de la Comunitat Valenciana, los sueños de celebrar las Fallas 2021 ardieron tanto en la capital como en los municipios fuertemente vinculados a esta tradición. Dos años sin olor a pólvora, monumentos plantados ni música en las calles, que finalmente ahogaron la ilusión de los sectores más falleros. 

Pero, más allá de las ganas y de la pasión, la cancelación dos veces consecutivas de las Fallas también puso en jaque a todos los negocios que viven de esta fiesta: indumentaria, calzado, pólvora, artistas, peinados... Ya por el mes de marzo, muchos habían echado el cierre o al menos se planteaban hacerlo. Y, los que seguían en pie, lamentaban tanto el desplome drástico de las ventas como la lentitud con la que llegaban las ayudas. Momentos muy complicados que amenazaron con dejar herido de muerte al sueño valenciano.

Sin embargo, el buen avance de la vacunación, la recuperación, y el mantenimiento de unas cifras de contagio bastante bajas consiguieron devolver la esperanza y la ilusión a las Fallas. Tanto es así que, en el mes de mayo, la Conselleria de Sanitat planteó la posibilidad de poder celebrar la fiesta aunque, eso sí, siempre bajo el paraguas de la protección y de las medidas sanitarias: "Que nadie piense que en septiembre va a haber Fallas a tope", advertía la secretaria autonómica de Salut Pública, Isaura Navarro

Así, se prevén unas Fallas "más para el sector fallero que para la gente de fuera", explicaba. Un nuevo escenario en el que obviamente no habrá cabida para actos multitudinarios y en el que predominará la necesidad de plantar el monumento sobre cualquier otra cosa. La intención es que se pueda disfrutar la fiesta "desde la calle", haciendo uso de los espacios abiertos como principal valor de seguridad frente al contagio. 

Foto: JCF

En este nuevo contexto, los municipios falleros de la provincia de València se han reunido con sus comisiones para plantear la situación y tomar decisiones al respecto, lo cual ha resultado en opciones muy variadas: desde coincidir con la capital, como sería el caso de cualquier mes de marzo, hasta la cancelación total. Aunque también hay quien ha innovado con la fecha o incluso ha abierto la posibilidad de que unas fallas se planten y otras no. 

Del 1 al 5 de septiembre, como en València

Hacer coincidir las fechas con la de la capital ha sido la opción favorita de los municipios que sí que han optado por encender la mecha de las Fallas 2021. Así, celebrarán sus fiestas del 1 al 5 de septiembre. Este es por ejemplo el caso de la gran ciudad de l'Horta Sud, Torrent, que tras una serie de desavenencias con las comisiones sí que plantará los monumentos en la calle. Y es que, hace un mes, las declaraciones del concejal encargado del área despertaron todas las alarmas: temía que una celebración como las Fallas no fuera compatible con la actual situación sanitaria. 

En este contexto, los presidentes y presidentas de las fallas estallaron y pidieron unas fiestas "adaptadas a las nuevas circunstancias". "No podemos más, hemos perdido un 10% del censo", lamentaban. Así, consideraron que únicamente la celebración de unas Fallas, aunque fueran descafeinadas, podía salvar la complicada situación que atraviesan ahora mismo las comisiones tanto a nivel anímico como económico. 

Por el momento no han trascendido las condiciones de la celebración, ni tampoco qué actos tendrán lugar y cuáles quedarán suspendidos. Aunque, en un principio, todo apunta a que las Fallas seguirán la misma estela que las fiestas patronales, para las que el ayuntamiento ya ha anunciado "actos descentralizados". Es decir, que evitará las aglomeraciones colocando pequeños focos de las celebraciones por diferentes puntos del municipio. 

Todo esto, claramente, "si la situación sanitaria lo permite". También en esta línea se han pronunciado las comisiones de Burjassot, que no han querido dejar pasar las Fallas 2021 y han ratificado el acuerdo para celebrarlas del 1 al 5 de septiembre. Según han explicado, ya se encuentran trabajando junto con el consistorio en el cuadro de celebraciones que se llevarán a cabo en el nuevo contexto. 

Foto: KIKE TABERNER

También Catarroja tendrá Fallas los mismos días que la capital. Una decisión que se sustenta principalmente en la necesidad de mantener a flote los censos de las comisiones, algo que sería muy complicado de justificar con una segunda cancelación consecutiva de la fiesta. Del mismo modo, también aluden a cuestiones de calendario, ya que la fecha permitirá mantener el resto de actos "más o menos" en su sitio. 

Albal es otro de los municipios de l'Horta que también seguirán los pasos de València. En este caso, las comisiones han empezado pronto a "hacer los deberes" e incluso han podido avanzar ya algunos detalles del calendario. Concretamente, la Junta Local ha explicado que, para descongestionar la escasa celebración de cinco días, adelantarán algunos actos al mes de julio. Este será, por ejemplo, el caso de la Exposició del Ninot. 

Aunque la celebración queda supeditada a la evolución de los datos de la covid-19, el concejal encargado del área se mostró "visiblemente emocionado" ante la posibilidad de celebrar las Fallas e incluso dio algunas pistas de los que podían ser los actos claves del municipio: la Plantà, la Ofrena y la Cremà. Finalmente, también Aldaia plantará sus monumentos el día 1 y los quemará el día 5, "siempre y cuando haya un cumplimiento de las medidas sanitarias". 

Alaquàs y Paterna innovan con las fechas

Tanto Alaquàs como Paterna han ratificado su intención de celebrar las Fallas 2021. Ahora bien, lo harán en unas fechas ligeramente distintas a las de la ciudad de València: del 8 al 12 de septiembre. En el caso de Paterna, la decisión puede deberse a un intento de no hacerlas coincidir con las fiestas patronales del municipio, que normalmente se celebran las dos últimas semanas de agosto.

Por el momento, el consistorio todavía no ha explicado qué hará con sus fiestas para el año 2021, pero sí que hay constancia de que está trabajando para rescatar al menos algunos de los actos más emblemáticos, como el de la Cordà, que tiene lugar el último domingo de agosto. Así, las fechas que ha propuesto València podrían empalmar demasiados días seguidos de fiesta, por lo que el municipio ha preferido dejar un cierto margen entre una cosa y la otra. 

Foto: EDUARDO MANZANA

En cuanto a cancelaciones, l'Horta también ha sido escenario de más de una renuncia a la ilusión de las Fallas. Es el caso por ejemplo de Manises, que ya ha trasladado su decisión de no celebrar fiestas durante este año 2021: "Las restricciones, aunque son menores, siguen existiendo", aludían. Así, explicaban que en el actual contexto tan solo se pueden celebrar los actos "estrictamente falleros", pero nada de discomóviles o verbenas, un importante foco de recaudación para las comisiones.

Así, se convirtieron en el primer municipio del entorno en renunciar a las Fallas, alegando motivos tanto económicos como sanitarios: "Si plantamos falla en 2021, es posible que no podamos hacer frente al monumento 2022", concluían al respecto. Un ejemplo que han seguido Alfafar y la vecina Benetússer. En el caso de Alfafar, han preferido esperar a 2022 "para poder celebrar unas Fallas completas", lo que a su juicio garantizará "el resurgir de las comisiones".

En Benetússer han sido muy tajantes con su decisión de no celebrar las Fallas: "No nos replanteamos la decisión tomada", aludían. En todo caso, desde la Junta Local han explicado que en breves se reunirán para estudiar la posibilidad de poder celebrar algún acto puntual y conmemorativo, pero nada más allá. Tampoco Massamagrell tendrá Fallas, ni Puçol, que ha cerrado el ejercicio 2021 "ante la imposibilidad económica" de hacer frente a la celebración. Por último, El Puig también ha preferido guardar las energías para 2022. 

En Alzira y Sueca las celebrarán algunas comisiones

Las capitales de la Ribera Alta y la Ribera Baixa celebrarán las Fallas este 2021. Eso sí, ha habido disparidad de opiniones entre las comisiones y no todas participarán en las fiestas. En Alzira, donde se celebrarán del 2 al 5 de septiembre, el pasado 24 de mayo comunicaron que nueve de las 35 fallas que existen en la ciudad habían optado por quemar sus monumentos este año. Pero el resto, decidió dejar la pólvora y las llamas para el ejercicio del 2022.

Las diferencias de opiniones se han recibido con "respeto y apoyo", según han explicado desde la Junta Local Fallera. Y para la mayoría de las comisiones, que se han decantado por el 'no', el ayuntamiento ha autorizado que puedan abrir sus casales para reencontrarse y socializar entre los falleros y falleras de una misma comisión. Pero, sin embargo, les ha alertado de que no podrán participar en ningún otro acto fallero organizado por la Junta Local Fallera ni en los pasacalles. 

Foto: EFE

Además, desde el consistorio se han anunciado ayudas para la Plantà, los casales y para guardar los monumentos que no ardan durante la primera semana de septiembre. Una decisión que desde la Junta Local Fallera de Alzira recuerdan que aún hay marcha atrás: "No se cierra la puerta a que alguna comisión antes de septiembre reconsidere la opción de celebrarlas este año". 

Por su parte, Sueca y sus dos entidades locales menores, El Perelló y Mareny de Barraquetes, también ha seguido el mismo camino que Alzira: celebrarán las Fallas este año, pero no lo harán todas las comisiones. En su caso, han optado por una fechas distintas, y las harán del 7 al 12 de octubre. 

Tras dar libertad a las distintas comisiones para decidir si celebrar o no, las fiestas, los falleros y falleras de cada una de ellas lo sometieron a referéndum. El resultado ha sido dispar: de las 16 comisiones que hay en Sueca, El Perelló y Mareny de Barraquetes, seis han optado por celebrarlas este mes de octubre, mientras que el resto ha considerado cerrar este ejercicio y empezar a trabajar para las del 2022.

Xàtiva, Carcaixent y Algemesí dicen 'no' a las Fallas

La pólvora y el fuego no brillarán, en cambio, en ciudades como Xàtiva, Carcaixent o Algemesí. Así lo han decidido sus comisiones a tenor de la situación sanitaria y de la incertidumbre que consideran que todavía existe a causa de la pandemia. En las últimas horas lo ha decidido la capital de la Costera, donde la noticia ha sido recibida como un jarro de agua fría entre los vecinos y vecinas aficionados a la fiesta.

Así pues, las 19 comisiones de la ciudad han acordado por mayoría aplazar las Fallas hasta marzo de 2022. "Seguro que no ha sido una tarea fácil tomar una y otra decisión, sabemos que cada comisión ha valorado todas las posibilidades", explicaban desde la Junta Local Fallera. Ahora bien, una vez se ha dado a conocer la decisión, han pedido "respeto" para empezar a trabajar en las del año que viene. 

Foto: EVA MÁÑEZ

En el caso de Algemesí, la decisión de cancelar definitivamente las fiestas se ha tomado por mayoría absoluta entre las 11 comisiones de la ciudad. Además, mantendrán los cargos de representación, así como los de Fallera Mayor y su Corte de Honor. Y, en Carcaixent, donde tampoco arderán los ninots este 2021, las 13 fallas de la ciudad, con el apoyo del consistorio, se han comprometido a estudiar la posibilidad de realizar algún acto festivo para "dinamizar y mantener la esencia fallera".

Gandia y Sagunto tendrán Fallas 

Gandia ya ha ratificado su decisión de celebrar las Fallas haciéndolas coincidir con las de la capital, del 1 al 5 de septiembre. En este sentido, creen que el calendario es adecuado porque además permitirá que los últimos turistas de agosto "apuren" para tener la oportunidad de ver los ninots plantados en la calle, algo totalmente fuera de lo común en esas fechas. 

En este sentido, el ayuntamiento ya está estudiando cómo compatibilizar la celebración de los actos más emblemáticos con la normativa sanitaria. Por el momento, en el calendario ya están marcadas en rojo la Plantà, la entrega de premios, la Ofrena y la Cremà. Aunque eso sí, los responsables del área han anunciado que habrá que decir adiós a la Cabalgata del Ninot. 

Gandia será, de este modo, la única ciudad de La Safor que celebrará las Fallas, puesto que los otros dos municipios con tradición fallera han decidido suspenderlas: Oliva y Tavernes de la Valldigna. En este último, las comisiones han explicado que han preferido dejar las fiestas para 2022 atendiendo principalmente a motivos económicos y también porque la actual situación sanitaria no permitirá "unas Fallas participativas y abiertas a toda la ciudadanía". 

Foto: EDUARDO MANZANA

El Camp de Morvedre, por su parte, sí que tendrá Fallas de manera mayoritaria con Sagunto a la cabeza. Aunque, en este caso, han decidido ampliar un poco el rango de fechas, por lo que empezarán el 31 de agosto y acabarán el 5 de septiembre. En este sentido, el ayuntamiento está a la espera de que Sanitat decida cuáles son los actos que se pueden celebrar y cuáles no, aunque ya ha anunciado subvenciones para fallas en función de cuál fuera el importante del monumento en 2020. Del mismo modo, también se ha prestado a ayudar en el traslado de los ninots.

Por último, en Camp de Túria, predomina la cancelación. La Pobla de Vallbona, Benaguasil y Villamarxant han decidido dejar las fiestas para 2022, mientras que Riba-roja sí que tendrá semana fallera del 1 al 5 de septiembre. Por su parte, L'Eliana también celebrará fiestas pero durarán un día menos: del 2 al 5. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email