GRUPO PLAZA

OPINIÓN

Al BCE no le tiene que temblar el pulso en su última reunión del año

El importe adicional que podría anunciar va desde medio billón más hasta 1 billón de euros, según explica el experto

10/12/2020 - 

MADRID. Este jueves se celebrará la última reunión de 2020 del Banco Central Europeo (BCE). La segunda ola de la pandemia está lastrando la recuperación económica y obligará al BCE a revisar de nuevo las perspectivas de crecimiento de PIB de la eurozona. Dependiendo del impacto que esté barajando el organismo regulador le obligará o no a anunciar nuevas medidas de expansión económica.

Los estímulos desplegados por el BCE hasta la fecha pueden ser insuficientes si las medidas de confinamiento debilitan de nuevo la frágil recuperación económica. Hasta la fecha, el BCE ha anunciado medidas por importe de 1,5 billones de euros para combatir las consecuencias de la crisis sanitaria. El plazo marcado para estas ayudas termina en junio de 2021. Dependiendo de las previsiones que baraje, podría anunciar en esta reunión o en las primeras del año próximo una ampliación en el tiempo y en cuantía de las cifras anteriores. 

El mercado descuenta que se alargue el plazo hasta diciembre de 2021 o incluso hasta junio de 2022. El importe adicional que podría anunciar va desde medio billón más hasta 1 billón de euros. Otro de los datos que condicionará las nuevas inyecciones de liquidez es la inflación. En noviembre se situó por cuarto mes consecutivo en territorio negativo (-0,3%). Este dato presionará también al BCE para que eleve la expansión monetaria lo antes posible.

La decisión que finalmente adopte el BCE puedes tener diferentes lecturas. Si anuncia medio billón más de estímulos, algunos sectores del mercado pueden achacarle falta de determinación o incluso que no hay consenso suficiente. Si por el contrario anuncia hasta 1 billón más, algunos entreverán que la situación económica es aún peor. Como en los anuncios anteriores, nunca llueve a gusto de todos.
Esperamos que haga alguna mención a la evolución del dólar. El fortalecimiento del euro frente a la divisa estadounidense le ha llevado a superar la barrera del 1,21.

Asimismo también podría seguir animando al sector financiero europeo a extremar la cautela y continuar en la senda de concentraciones. Las últimas fusiones anunciadas han recibido el respaldo y aplauso del organismo, animando a los actores a realizar nuevos acuerdos, incluso transfronterizos. El BCE tiene la obligación, una vez más, de no defraudar y de mostrar al mercado que no le tiembla el pulso y que es capaz de hacer todo lo necesario para volver a restablecer la confianza, tan necesaria en este momento.

Juan Ramón Casanovas es Head of Private Portfolio Management de Bank Degroof Petercam Spain

Noticias relacionadas

opinión

El BCE no se mueve

El Banco Central Europeo no va a hacer absolutamente nada respecto a lo que la política monetaria se refiere, cuya preocupación actual no es otra que el volumen de liquidez de emergencia para la pandemia (PEPP)

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email