GRUPO PLAZA

Los acampados niegan haber sido agresivos y piden negociar para que la UPV se posicione

La UPV denuncia actos vandálicos y anuncia que no hay "nada que hablar" con los acampados

Foto: ROBER SOLSONA/EP
29/05/2024 - 

VALÈNCIA (EFE). El rector de la Universitat Politècnica de València (UPV), José E. Capilla, ha asegurado este miércoles que han denunciado actos vandálicos y serán ahora los tribunales los que decidan si puede seguir en el campus la acampada propalestina, con la que en este momento, ha dicho, "no hay nada que hablar".

La acampada "no tienen ningún sentido en este momento", ha afirmado Capilla en una comparecencia ante los medios tras la decisión adoptada anoche por la UPV de cancelar el Foro de Empleo que debía celebrarse este miércoles y jueves, y donde ha lamentado el "impacto económico" y el "enorme daño" que para los estudiantes ha supuesto esta suspensión por el "boicot" realizado por los acampados.

El rector ha explicado que aunque la acampada "nunca ha estado permitida" se inició hace dos semanas en un lugar próximo al Ágora y durante ese tiempo, según ha relatado, "hemos tratado de poner medidas para que fuera segura", pero anoche hubo un "movimiento repentino" y "por sorpresa" para "boicotear" la celebración del Foro de Empleo.

Los vigilantes de seguridad del campus trataron de desplazar las tiendas de campañas que estaban allí y "hubo intentos de agresión hacia ellos", ha explicado para añadir que aunque acudieron al campus fuerzas policiales "se dio la orden de que no pudieran entrar".

Tras afirmar que hoy "es un día triste y estamos todos muy preocupados y dolidos de haber llegado a esto", Capilla ha señalado que se hicieron actos vandálicos en la noche del jueves al viernes pasado, que se tuvieron que denunciar y que han producido algunos daños en el campus con un "importante daño económico".

Según ha explicado, tienen "evidencias" de que en muchos momentos ha habido una mayoría de acampados que no eran estudiantes de la UPV y "es posible que algunos ni siquiera estudiantes. Ha habido una dirección del movimiento desde fuera". "Si hubiera tenido garantizado que eran solo estudiantes de la UPV, les hubiéramos puesto facilidades", ha añadido.

"Todas estas cosas, como el boicot al Foro de Empleo, no ayudan para nada para acabar con el conflicto de Palestina", ha indicado el rector de la UPV, quien ha añadido que aunque se podía haber planteado "blindar" el campus, "deben ser espacios libres".

Preguntado por si tiene previsto programar otras fechas para el Foro de Empleo, ha dicho que ahora mismo no se contempla y hablarán con las empresas y buscarán alternativas para reducir el daño que se ha hecho a los estudiantes y recuperar la confianza de las empresas.

Según ha explicado, tras los actos vandálicos cometidos en el campus, en la UPV no tuvieron "más remedio que denunciar" y avisar del peligro que se corría ante la celebración del Foro de Empleo. La denuncia se ha trasladado a los tribunales y habrá que esperar a que la autoridad competente se pronuncie.

Se trata de daños como pintar sobre superficies que en algunos casos eran piedras nobles, porosas, y que no se puede recuperar con chorro de arena, y "afortunadamente" no ha habido daños en las obras de arte del campus escultórico, aunque si se han colocado elementos sobre estas obras, "lo cual por ley está prohibido, pero hemos tenido la tolerancia de admitir estas cosas", ha matizado.

"La acampada tiene un impacto económico pero estamos dispuestos a asumirlo si estamos ayudando a la libre expresión, pero el impacto en el Foro de Empleo es muy importante porque las empresas pagan por su estancia y tienen unos gastos de desplazamiento. Nos vamos a enfrentar a un montón de reclamaciones", ha señalado Capilla tras recordar que el evento contaba con 200 puestos de firmas y entidades.

La Universidad, ha dicho, tiene que ser un espacio "tolerante" en el que habite la libertad de expresión, comprometido con la libertad y los derechos humanos, con la paz, y así "lo manifestamos en relación con el terrible conflicto de Palestina" y por ello, desde que empezó la acampada "mostramos una actitud de total tolerancia".

Capilla ha explicado que abrieron una línea de comunicación con los acampados, con los que ha habido más de ocho horas de conversaciones, "y parecía que estábamos llegando a algún sitio" y en el Consejo de gobierno se estudió un documento que parecía un "buen punto de partida" respecto a lo que pasa en Palestina pero, tras lo ocurrido anoche, "no hay nada que hablar".

El rector ha indicado que el problema es que podría convertirse en un "foco de llamamiento a otros grupos de fuera de la Universidad que pudieran venir a aprovechar el foro para otras reivindicaciones o parecidas, con lo cual el riesgo era todavía mayor y muy importante para muchas de las empresas y entidades que, por razones que no he llegado a conseguir que me expliquen, estaban en el punto de mira".

Los acampados niegan haber sido agresivos

Por su parte, miembros de la acampada propalestina de la Universitat Politècnica de València (UPV) han negado que durante los hechos ocurridos anoche en el campus, que llevaron a cancelar el Foro de Empleo, hayan sido agresivos y han apelado a seguir con las negociaciones para que haya un posicionamiento de la institución sobre el "genocidio en Palestina".

En nombre de los acampados, Dunia ha explicado en una comparecencia ante los medios que si lo que justifica la entrada de vigilantes de seguridad y de la policía en el campus, y la suspensión del Foro de Empleo, es que han sido agresivos, ella refuta ese argumento. "Además, tenemos pruebas mientras ellos no tienen evidencias", ha añadido.

Según ha dicho, la UPV ha sido la primera universidad que ha dejado entrar en el campus a la Policía, y ha explicado que cuando los vigilantes de seguridad privada intentaron quitar las tiendas de campaña "lo único" que hicieron los acampados fue sentarse en ellas, "no hubo ninguna agresión".

La mayor parte de las personas acampadas, ha dicho, son "orgullosos estudiantes" de la UPV, aunque reconoce que desde el principio se consensuó que era un movimiento para todas las personas y que todos tenían derecho a reivindicarse en contra de lo que está pasando en Palestina.

Pero en los diecisiete días que llevan acampados, ha añadido, "no ha ocurrido ningún tipo de atentado, ni dentro ni fuera".

"La mayoría somos estudiantes de la UPV que queremos medidas efectivas para no estar indirectamente patrocinando este genocidio", ha aseverado.

Preguntados por si mostrarían resistencia a irse si los tribunales, tras la denuncia presentada por la UPV por vandalismo, deciden que deben dejar el campus, Dunia ha explicado que son una asamblea horizontal y tendrán que decidir ese tema en una reunión de la misma.

Ha explicado que cuando entraron al campus ocho furgones de la Policía Nacional, estaba en contacto con el rector, José E. Capilla, y el vicerrector, Alberto Conejero, "intentando convencerlos de que las conversaciones son lo único, apelar a la comunicación efectiva entre las partes para poder llegar a consensos".

"Le decía que como estudiantes lo único que necesitábamos no era cancelar el Foro de empleo, porque eso no es lo que queremos conseguir, queríamos una garantía de poder continuar las comunicaciones efectivas entre las partes", ha dicho Dunia, tras recordar que este martes se le presentó al rector un documento en ese sentido.

"Necesito la garantía de que vamos a continuar con las negociaciones y que en el próximo consejo de gobierno, del 6 de junio, vamos a aprobar por mayoría de la Universidad el posicionamiento de la UPV sobre el genocidio en Palestina, sobre cortar las relaciones con entidades y universidades israelíes y sobre poner clausulas administrativa en los contratos para que no entren empresas que patrocinen de forma directa o indirecta crímenes de lesa humanidad", ha señalado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas