GRUPO PLAZA

el pasado año fue el de mayor actividad, principalmente vía tanteo

El Consell compra 396 viviendas en 2021 y amplía el parque público en 767 inmuebles en tres años 

10/01/2022 - 

VALÈNCIA. Uno de los grandes desafíos de la Conselleria de Vivienda en esta legislatura ha sido la ampliación del parque público de la Generalitat Valenciana. Un objetivo que ha venido marcando la hoja de ruta de este departamento con la puesta en marcha de varios mecanismos para la compra de inmuebles. Unos cimientos que inició el exconseller Rubén Martínez Dalmau y que han impregnado la mayor parte de su gestión. Unas políticas que ahora se están desarrollando bajo el mando de Héctor Illueca y que arrojan un balance de 767 viviendas adquiridas en estos años de legislatura, de las que 396 se han comprado en 2021.

La mayoría de las compras, 476 inmuebles, han sido a través del tanteo y retracto, el que sin duda se ha erigido como el instrumento 'estrella' de este departamento. Unos derechos que se ampliaron con el decreto que impulsó la Conselleria y que en un principio generó ciertos recelos desde el sector privado como por parte del PSPV, uno de sus socios de gobierno en el Botànic. No obstante, este mecanismo ha permitido a la Administración valenciana engrosar su cartera de activos de forma significativa para destinarlos a personas con vulnerabilidad.

De hecho, solo en el último mes la Administración se ha hecho a través del tanteo y retracto con cinco inmuebles completos formados por cerca de 80 pisos en Valencia y Alicante.Se trata de unos activos que pasarán a formar parte de la cartera de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha), encargada de gestionar las propiedades de la Generalitat Valenciana. La inversión total supera los cuatro millones de euros. En todos estos casos, las operaciones se han cerrado por debajo del precios de mercado con rebajas de hasta el 50%, según informaron desde Vivienda.

No obstante, no ha sido la única fórmula utilizada por Vivienda para incrementar la vivienda pública en la Comunitat Valenciana. También se ha lanzado la segunda edición del concurso de compra de vivienda a particulares y se ha llegado a acuerdos con grandes tenedores de viviendas, como las entidades bancarias o la Sareb, para la adquisición de inmuebles con el fin de atender emergencias habitacionales en ciertos puntos de la autonomía valenciana.

En concreto, en 2021 la Conselleria ha adquirido a través de estos instrumentos 396 viviendas, de las que 230 fueron a través del tanteo y retracto; 106 por compra directa por emergencia habitacional y otras 60 a través de concursos a particulares. Unas incorporaciones que han rondado los 24,6 millones de euros, a falta de cerrar una operación de 55 viviendas en Moncada que tiene ya una inversión comprometida de 4 millones de euros y que se ha retrasado por problemas burocráticos. De esta forma, el departamento de Illueca habrá gastado más del 80% de los 30 millones de presupuesto que la Conselleria había consignado para este año en materia de ampliación del parque público.

En 2020, cuando se puso en marcha el decreto que ampliaba los derechos de tanteo y retracto, las compras llegaron a las 319 viviendas, mientras que en 2019, cuando entró el nuevo equipo de gobierno, se cerraron operaciones que sumaron 52 unidades al parque público valenciano. Por tanto, el balance de estos años alcanza los 767 inmuebles adquiridos, más de la mitad de ellos el pasado año.

A lo largo de estos años, las adquisiciones se han realizado en 82 municipios de la Comunitat Valenciana con una inversión total que alcanza los 43,1 millones de euros, según los números que maneja la propia Conselleria. Por provincias, en Alicante se han comprado un total de 236 viviendas por un importe que ronda los 13,3 millones de euros, mientras que en la de Valencia se ha conseguido el mayor volumen, 419 unidades por 22 millones de euros, y en la de Castellón, 112 por 7,6 millones de euros. Destacan las operaciones cerradas en Algemesí con 101 viviendas; en València con 86 unidades; en Castellón de la Plana con 35; en Elche con 34 o en Paterna con la adquisición de 34 inmuebles.

Compras por tanteo y retracto

Sin lugar a dudas el mecanismo por el que se ha conseguido un mayor volumen de compras a un menor precio ha sido el ejercicio del tanteo y retracto. Unos derechos que ya estaban regulados desde 2004, pero que ha sido con la actual Conselleria cuando se han empezado a ejercer y se han ampliado los supuestos en los que puede intervenir la Administración. Según las cifras de Vivienda, con este instrumento normativo se ha conseguido sumar el mayor número de propiedades al stock del parque público: 476 nuevas viviendas. 

Foto: KIKE TABERNER

De ellas, 412 unidades han sido compradas por la Conselleria y 64 por parte de la EVha, que depende de Vivienda. Las operaciones se han cerrado en más de cincuenta municipios de la Comunitat Valenciana por un precio medio de 50.000 euros por inmueble, aunque la inversión total de estas compras asciende a cerca de 23,8 millones de euros. Solo este pasado año 2021 se habrán adherido mediante este mecanismo 230 activos por 14,1 millones de euros 

Por provincias, en lo que va de legislatura 328 unidades se han adquirido en la provincia de Valencia a través del tanteo y retracto. Destaca la compra de 99 viviendas en Algemesí, 33 en Paterna, 60 en la ciudad de València o las 26 de Alberic.  En Alicante, han sido 110 viviendas con importantes operaciones en la capital alicantina con 17 inmuebles, El Campello, con 12 unidades adquiridas o Alcoi con 13 pisos. Por su parte, en la provincia de Castellón se han comprado 37 viviendas, de las que 8 están en la Vall d'Uixó y la capital Castelló, respectivamente, y otras cinco en Vila-real, entre otras. 

Adquisiciones por emergencia habitacional

Otra de las herramientas que ha utilizado Vivienda ha sido la compra directa en casos de emergencia habitacional. Se trata de una fórmula empleada por este departamento cuando se detecta una necesidad habitacional como por ejemplo una persona que se ha quedado sin una vivienda y necesita de forma urgente alojamiento o un ayuntamiento que requiere ampliar su parque público para destinar esa vivienda a colectivos vulnerables. Principalmente son paquetes de viviendas que se cierran con grandes tenedores.

En total en tres años, han sido 189 inmuebles los que se han comprado a través de este instrumento por un total de 10,4 millones de euros. El precio medio de la unidad se ha situado en los 67.000 euros. De ese total, 106 viviendas se han sumado al parque público en 2021 por 5 millones de euros. Destacan las 52 viviendas que la EVha ha comprado de forma directa a Criteria-Caixa por 1,6 millones de euros y que se ubican principalmente en Alicante. Esta operación suponía la primera vez que la entidad utilizaba este mecanismo con el fin de que ir poco a poco ampliando sus competencias.

Foto: KIKE TABERNER

La mayoría se han adquirido en la provincia de València donde el parque público se ha aumentado en 60 unidades, principalmente por una operación de 32 pisos en La Pobla del Vallbona. Por su parte, en Alicante se formalizó la compra de 35 viviendas en 10 municipios, destacando la de Almoradí, con 10 nuevas unidades. También se amplió la oferta pública en Torrevieja, Elda, Elche, Aspe o Santa Pola. Por otro lado, en Castellón se han sumado 42 nuevos inmuebles en 9 localidades: Burriana, Vila-real, Vinarós, Moncofar, Benicarló o Nules, entre otras.

Concurso de compra a particulares

Por otro lado, Vivienda también ha sumado estos años 102 viviendas a través de las dos ediciones del concurso para compra de viviendas a particulares para alquiler social que lanzó la Conselleria en 2018. La primera convocatoria, de 42 viviendas, se cerró en la anterior legislatura del Botànic I, con la socialista María José Salvador al frente de Vivienda, pero su adquisición no se formalizó hasta 2020. De hecho, Vivienda, ya con el actual equipo de gobierno, lanzó una segunda edición con unos requisitos menos restrictivos con el fin de sumar más activos a la cartera pública. En 2021 se adhirieron 60 inmuebles a través de este instrumento con una inversión de 5,5 millones de euros.

Ello ha permitido incorporar este año 59 unidades más -28 en Alicante, 17 en Castellón y 14 en Valencia-, por 5,3 millones de euros y un precio medio por inmueble de 92.000 euros. "Este año hemos comprado más viviendas que el pasado año. Hemos conseguido lograr el objetivo que nos marcamos de adquirir cerca de 400 viviendas en un año para el parque público. Con ello, estamos consolidando las políticas puestas en marcha para lograr un cambio de paradigma en la Comunitat Valenciana", destacan desde el equipo de Vivienda. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email