X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SE NIEGA A REDUCIR SU GASTO DE PERSONAL Y COMPROMÍS PROPONE UNA MORATORIA EN LA LEY

À Punt echa un pulso al Consell

2/10/2018 - 

VALÈNCIA. El pulso por aumentar el presupuesto de la nueva radiotelevisión valenciana suma un nuevo capítulo. Después de que el president de la Generalitat, Ximo Puig, rechazara este domingo que el Consell fuera a aumentar los fondos de À Punt en 2019, este lunes fue el turno de réplica de la directora general de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC). Durante la presentación de la programación definitiva de la radio, Empar Marco fue contundente: el presupuesto de 55 millones que tiene el ente le parece "muy justo" y si no se aumenta el próximo año "habrá que hacer recortes". 

Unos ajustes que, no obstante, no afectarían según Marco al personal. "Ahí no se va a recortar en absoluto lo más mínimo", aseguró. Ahora bien, esta opción resulta inviable si se quiere cumplir la normativa actual -a no ser que sea modificada-, ya que la ley fue reformada el pasado mes de mayo a través de otra norma, la del Consejo del Audiovisual, para impedir a la Corporació que el capítulo de personal superase un tercio del total del presupuesto. Circunstancia que ya ocurre con la plantilla actual, que ha continuado creciendo después del cambio normativo hasta 390 trabajadores, según cifró Empar Marcó la semana pasada en Les Corts. 

Jessica Crespo, presentadora del magazine Al Ras. Foto: KIKE TABERNER

La partida de personal este año está dotada con casi 23 millones de euros, una cifra excede el límite legal, pues supone más de un tercio de los 55 millones de euros que tiene À Punt. Con los 69 millones de presupuesto que la CVMC solicita ahora al Gobierno valenciano -un 25% más- esta irregularidad quedaría resuelta. Sin embargo, si el presupuesto del próximo año se mantiene igual que el de 2018 -como es la intención del Ejecutivo valenciano- el capítulo de personal no podrá superar los 18,3 millones de euros. 

Marco, no obstante, no parece dispuesta a ceder en este aspecto, lo que supone un pulso en toda regla al Consell, que sería el que en última instancia forzaría la reducción de personal. 

Preocupación en Les Corts

La tensión entre la Corporació y el Consell preocupa en Les Corts, que tiene encomendado el control sobre la televisión pública. Les Corts tiene en su mano una posible solución vía Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2019, ya que a través de ella podría suprimirse ese límite presupuestario que en su día se introdujo vía enmienda de Ciudadanos. 

Los diputados de Podemos y Ciudadanos, Pep Almería y Toni Subiela. Foto: KIKE TABERNER

Esto es, si el Consell no aumenta hasta los 69 millones el presupuesto de À Punt y la CVMC, con 55 millones, no reduce el capítulo de personal de 23 a 18,3 millones, la única salida es cambiar la ley de la CVMC que limita el coste del personal a un tercio del presupuesto. Esta solución tiene un problema, y es que el Consell aprobaría en el anteproyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat, a finales de octubre, un presupuesto de 55 millones con un coste de personal ilegal, a no ser que sea el propio Consell el que promueva la modificación normativa en el proyecto de Ley de Acompañamiento. 

Empar Marco. Foto: KIKE TABERNER

De momento, los grupos parlamentarios ya analizan el dilema que tienen sobre la mesa. Ciudadanos y Podemos son partidarios de no hacer cambios en la ley que modificaron apenas hace cuatro meses, aunque por razones muy diferentes. Mientras el primero, autor de la enmienda que todos los grupos aprobaron, se niega en rotundo a incrementar los fondos de la Corporació -postura compartida con el PPCV-, los segundos no tienen intención de modificar la ley para eliminar esa acotación con el objetivo de forzar al Consell a que dilate las cuentas de À Punt en 2019. 

Los socios del Botànic, sin embargo, estudian más escenarios. Compromís se plantea introducir una moratoria a ese apartado de la norma. "Si el año que viene no se puede aumentar el presupuesto, podríamos enmendar en la ley de Acompañamiento esa parte para establecer una moratoria que diga que esa limitación del tercio del presupuesto no entrará en vigor hasta que no se pueda dotar de más fondos a la Corporació", trasladan a Valencia Plaza fuentes de la coalición valencianista. Una alternativa con la que los socialistas estarían de acuerdo, según las fuentes del Grupo consultadas. 

Si los grupos no llegasen a un acuerdo durante la negociación de la ley de Acompañamiento, debería calcularse cuánto personal del ya contratado quedaría afectado por esta adecuación presupuestaria. La plantilla de la CVMC está prevista en 465 trabajadores, de los cuales quedan por contratar 75 personas porque hay bolsas temporales que siguen abiertas.  

El presidente de la CVMC, Enrique Soriano, y el diputado del PSPV, José Muñoz. Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email