GRUPO PLAZA

lima asegura que conocía la marcha hace semanas y que ha sido coordinada con belarra y díaz

Adiós a un aliado: Puig afronta la salida de Dalmau con el temor de un Consell más descontrolado

2/09/2021 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generaliat, Ximo Puig, afronta un inicio de curso agitado. Poco van con él las crisis del Consell y las remodelaciones con las que en multitud de ocasiones se especula aunque por el momento no lleguen. Pero se ha encontrado con una antes de que comenzara septiembre. El vicepresidente segundo del Gobierno autonómico, el máximo referente institucional de Podem, Rubén Martínez Dalmau, se va. Lo había avisado ya en varias ocasiones desde que arrancó la legislatura, pero esta vez ha sido la definitiva. Y aunque las cuitas internas de un partido que no es el suyo puedan serle indiferentes e incluso beneficiosas a Puig en lo que a términos electorales se refiere, en esta pierde a un aliado que le ha aportado estabilidad. 

El también responsable de Vivienda comunicó su salida el pasado viernes circunscribiéndola a un cambio de etapa, aunque en realidad se debe a los constantes choques que ha mantenido con la líder de su formación (Podem), Pilar Lima. El último, a cuenta del nombramiento pendiente en la secretaría autonómica de Justicia, el segundo puesto más importante que los morados ostentan dentro del Ejecutivo valenciano. 

Dalmau será sustituido próximamente por el director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno central, Héctor Illueca. Y el movimiento no le viene bien a Puig. A diferencia de la relación que mantiene con Mónica Oltra y los dolores de cabeza que sus socios de Compromís le dan más habitualmente que en la pasada legislatura, el vicepresidente saliente no había aplicado hasta el momento lo de apretar las tuercas al jefe del Consell. Al contrario. Se encontraba absolutamente alineado con él e, incluso, llegó a salir en su defensa cuando algún enfrentamiento con la vicepresidenta subía de tono. Una actitud que era calificada como "más 'ximista' que muchos cargos del PSPV" desde las propias filas socialistas y que se diferencia notablemente de la que vive Pedro Sánchez a nivel nacional con los morados

Puig se enfrenta ahora a un nuevo escenario en el que, tal como admite algún responsable de su confianza, le preocupa al complicar más el control del Botànic y la estabilidad con la que contaba hasta el momento gracias a la figura cómoda de Dalmau. De hecho, se trataba de una situación ya temida desde la asamblea de Podem en la que salió victoriosa Lima en un ajustado resultado –38 votos de diferencia– por encima de Naiara Davó, persona con la que se posicionó el vicepresidente segundo. 

Pilar Lima, en Les Corts. Foto: EVA MÁÑEZ

   

La actitud que adoptará Illueca habrá que esperar para comprobarla, aunque se trata de alguien afín a Lima y a Pablo Iglesias, corriente que no ha visto con demasiados buenos ojos el seguidismo de su antecesor y que en el Gobierno central lleva una estrategia totalmente diferente. Si ejerce de correa de transmisión de Lima, la cosa no será tan fácil para Puig. A lo que se añade que multitud de cargos morados dudan de que el equipo de Dalmau siga en sus puestos cuando se oficialice el relevo ante el vaticinio de una nueva purga por parte de la dirección. 

Por lo pronto, el presidente de la Generalitat y la líder de Podem mantienen este jueves una reunión en el Palau –lugar en el que no lo habían hecho hasta el momento– en la que el primero le insistirá en la necesidad de lealtad al Botànic.

"Illueca aportará mayor fortaleza"

Lima, que durante cinco días ha evitado salir a dar explicaciones sobre la crisis que vive su partido, rompió este miércoles su silencio tras la Junta de Síndics en Les Corts. En su comparecencia defendió que el que será nuevo vicepresidente segundo es una persona de "absoluto consenso" cuya elección se ha realizado por parte de ella, de la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y el de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Excluyó de esa ecuación a Dalmau, pese a que el partido sólo oficializó el nombramiento de Illueca una vez él lo había anunciado

También que ya conocía "desde hace algunas semanas" la decisión de Dalmau de dejar la política y desde entonces ha estado en "permanente coordinación" con él y con Belarra para abordar la situación. La propuesta tendrá que ser ratificada por el Consejo Ciudadano Valenciano (la ejecutiva amplia).

Lima alabó la gestión del conseller de Vivienda saliente, aunque reconoció "altibajos" y discrepancias" sin admitir que fueran la causa de su marcha. Del mismo modo, aseguró que será una "transición tranquila" y que Podem seguirá manteniendo su "lealtad" con sus socios de Gobierno en la Generalitat. "Llevamos 6 años demostrando que somos garantía de estabilidad para el Botànic y para el cumplimiento de los acuerdos firmados. Illueca aportará mayor fortaleza", subrayó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email