X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

estima ingresar 3 millones por publicidad y alcanzar un 5,5% de audiencia EN 2023

Alfred Costa propone la creación de una nueva marca para À Punt

7/02/2020 - 

VALÈNCIA. El Consejo Rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) eligió este miércoles a Alfred Costa como nuevo director general de À Punt y en el que tendrá distintos retos. Un proceso en el que el finalista del concurso para este puesto obtuvo seis votos a favor y cuatro en contra de los consejeros, lo que le permitió sumar los tres quintos requeridos que fija la ley para ser el ganador del concurso. 

Los consejeros se reunieron por la mañana para estudiar los proyectos planteados por los dos finalistas. Unos documentos en los que incluyeron su propuesta de organigrama; un cronograma para cumplir los objetivos que se planteaban; un análisis en profundidad de los medios valencianos públicos actuales; y un buen número de propuestas para mejorar À Punt. 

En su proyecto, al que ha tenido acceso Valencia Plaza, Costa recoge una propuesta especialmente llamativa: la creación de una nueva marca para À Punt. Un apartado en el que el futuro director general -siempre que Les Corts Valencianes ratifiquen su nombramiento- no especifica si se trataría de una marca que, con el tiempo, sustituyese el nombre de À Punt; si se trataría de una firma complementaria a la ya existente; o bien si sería simplemente una marca de campaña para relanzar la cadena actual. 

En el documento Costa se pregunta "qué ha sido" de aquellos espectadores "que consumen más tele". "¿Han podido sintonizar los canales de radio y televisión? ¿Les hemos ayudado a sintonizar con los canales que tiene que ver más con el factor de identificación? Una plataforma de medios lanzada sin promoción". 

"¿Por qué no con la misma valentía con la que bautizamos a los nuevos medios públicos valencianos no estaríamos dispuestos a hacer un ejercicio de 'naming' que ayude a la campaña de lanzamiento que proponemos para acercarnos a los targets -públicos- de los que todavía somos huérfanos?", se cuestiona Costa. Desarrolla, en este sentido, que la cadena podría seguir una suerte de "decálogo teórico" para establecer ese nuevo nombre que fuera flexible, que trasladara credibilidad o que fuera fácilmente pronunciable, entre otras cuestiones. En definitiva, plantea una nueva marca para acercarse a ese público al que À Punt todavía no ha llegado. 

À Punt. Foto: KIKE TABERNER

Este apartado despertó especial curiosidad a la par que dudas en el Consejo Rector, que aprovechó la entrevista con el finalista y posterior ganador para requerirle un mayor desarrollo de esta idea. Las fuentes consultadas por este diario sostienen que no profundizó en exceso en el tema, y que tal vez sea una idea que pueda desarrollarse con el tiempo o no, pero que la intención primigenia sería crear una nueva marca porque À Punt no termina de seducir. 

Triplicar audiencias y los ingresos por publicidad

Otro de los apartados más llamativos del proyecto de Costa es la previsión de crecimiento de audiencias que realiza para los próximos tres años. Así, fija como objetivo alcanzar un 2,5% de audiencia en 2020, un ejercicio en el que À Punt roza una media de cuota de pantalla del 2%. Para el último trimestre de ese año, incluso, la meta que proyecta Costa es la de superar el 3% de audiencia mensual. 

Para el siguiente año, la estimación sería situarse entre el 3%-3,4%; para 2022, Costa aumenta hasta el 3,7%-4,3%; y en 2023, año en el que finalizaría su mandato como director general, su propósito se situaría entre un 4,7% y un 5,5% de share. Lo que supondría casi triplicar la audiencia actual durante su mando. 

Con este escenario, considera que la evolución de los ingresos por publicidad sería de 1,5 millones de euros en 2020; 2 millones de euros en 2021; 2,5 millones en 2022; y culminar su mandato con 3 millones de euros de ingresos publicitarios anuales. Esto supondría triplicar las cifras actuales a lo largo del próximo trienio, o lo que es lo mismo, que estos beneficios crecieran por valor de medio millón de euros cada año. 

Para conseguir este objetivo, desarrolla un plan de actuación basado en la "mejora de las transiciones entre programas para evitar la migración del público", "dar estabilidad a la franja de acceso primetime" y "mejorar el rendimiento de las tardes de los fines de semana", ya que en estas franjas sintoniza mucha gente que no son espectadores y oyentes habituales que sí ven o escuchan À Punt de lunes a viernes. 

Entre sus objetivos más ambiciosos también se encuentra el de duplicar la ratio de cobertura en Alicante para pasar del 1% al 2%, así como pasar del 1,3% al 2% en Castellón y multiplicar la media de espectadores diarios de 16.000 a un total de 23.000. 

Una programación que lima aristas más que revoluciona

En cuanto al contenido, el proyecto de Costa no supone una enmienda a la totalidad de la actual. En realidad, el nuevo director general propone limar algunos aspectos como horarios (recortaría 30 minutos tanto Les Noticíes del Matí como NTC20H) o la ubicación de algunos formatos. También proyecta algunas novedades como un programa de gran formato para la noche del sábado o un formato de reportajes que sería similar al 30 Minuts y/o a Equipo de Investigación, con un debate posterior. El proyecto también habla de una ficción seriada de bajo coste y de un talkshow (la experiencia anterior fue Assumptes Interns), además de aumentar la presencia de la información meteorológica y producir hasta tres concursos.

Para el prime time, propone un “docureality temático sobre cocina, lengua o patrimonio, con elementos híbridos que incluyan el concurso, el talent, etc.”, una ficción propia a la semana, una alternativa de ficción sindicada con la FORTA y un espacio de plató. Alfred Costa no reniega en ningún caso del archivo de RTVV, de hecho, propone un espacio en prime-time para emisiones “Gran Reserva” con un alto valor documental. Los formatos propios irán dirigidos a hacer una “feel good tv”, con formatos de emotainment (emotional + entertainment),  con contenidos blancos pero que puedan llegar a viralizarse o que apelen a las emociones, como los talents.

En cuanto a la compra de cine y series, propone una doble sesión de cine basada en combinar estrenos más destacados con cine independiente y temático. Por ejemplo, habla de un ciclo de Berlanga para conmemorar el centenario de su nacimiento en 2021. Descarta grandes inversiones en los grandes catálogos y pone en valor el servicio público del doblaje.

Por último, en la radio buscará “acabar con el minifundismo programático” y afianzar grandes contenedores para que los programes no varíen tanto en la misma parrilla. No descarta la creación de una segunda frecuencia, que -por cuestiones presupuestarias- nacería con un buen puñado de contenidos de carácter social y toma como espejo las radios universitarias.

En cuanto al presupuesto para llevar esto a cabo, no varía esencialmente de lo que se ha hecho hasta ahora. En ficción, que es el formato audiovisual que más dinamiza el sector, en palabras de las propias empresas, Costa ha presupuestado 1,5 millones de euros, así que el desembolso proyectado no da un giro de 180 grados en su apuesta por las series y películas.

Comparecerá en Les Corts el 11 de febrero

Ahora, serán Les Corts Valencianes las que deberán ratificar el nombramiento de Costa después de que éste comparezca para demostrar su idoneidad en la comisión de RTVV y del Espacio Audiovisual. Una sesión que está prevista para el próximo día 11 de febrero, tal y como fijó este jueves la Junta de Síndics posterior al pleno del Parlamento. 

En este sentido, bastaría con que los representantes del Botànic -PSPV, Compromís y Unides Podem- dieran su visto bueno, ya que cuentan con seis de los 11 parlamentarios que la integran. La coalición valencianista ha estado mostrando sus reticencias en los últimos días a apoyar a cualquiera de los dos finalistas por la vinculación de ambos guardan con el PSPV. De hecho, este mismo jueves el síndic de Compromís, Fran Ferri, deslizó que primero debían consultar el proyecto de Costa. 

No obstante, huelga recordar que tanto Compromís, como los otros partidos que integran el Botànic II -PSPV y Unides Podem- hicieron especial hincapié en varios momentos de la legislatura pasada en que el Consejo Rector es un órgano "independiente" del poder político y sus decisiones, por tanto, son soberanas con respecto a lo que ocurre con la CVMC y las formaciones no tienen capacidad de influencia para "cambiar" cualquier decisión de las que tomen respecto a la radiotelevisión pública valenciana. Al menos, así lo determinaron PSPV, Comrpomís y Podemos en la ley de creación de À Punt que aprobaron en julio de 2016. 

Es por esto por lo que, ahora, resultaría especialmente complicado que Compromís se opusiera a este nombramiento, dado que no solo revelaría que no les agrada el finalista o iría en contra de lo que dice la ley que ellos mismos aprobaron, sino que también cuestionarían con ello al Consejo, desmontarían la tesis de que en À Punt no hay injerencias políticas. Es decir, el argumento esgrimido durante estos tres años por el Botànic.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email