GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

Almussafes 2030

19/04/2021 - 

Con ocasión de la iniciativa Almussafes 2030 quisiera hacer una breve reflexión generacional sobre la Europa de la que venimos y la Europa que queremos construir para la siguiente generación. Porque no podemos perder de vista que el sentido del mecanismo de reconstrucción Next Generation es precisamente actuar de forma enérgica en la (re)construcción del modelo de sociedad que vamos a legar a nuestros hijos. Cuando la Comisión Europea habla de Next Generation está hablando en definitiva de un compromiso intergeneracional. Desde esta narrativa podremos abordar un encaje más sólido de nuestras propuestas en la hoja de ruta que nos marca la reconstrucción europea.

Desde 1976 la historia de esta ciudad industrial que es Almussafes discurre de forma paralela a los grandes episodios y las grandes transformaciones experimentados por Europa y por la industria europea. El momento actual no es ninguna excepción. El gran desafío de la industria automovilística europea y mundial, la electrificación, es también nuestro propio desafío como cluster de automoción.

Debemos ser muy conscientes de que la electrificación no solo plantea oportunidades en el marco de la fabricación de baterías, con ser éste un aspecto muy importante. La nueva cadena de valor de la automoción eléctrica se extiende a todo el proceso de diseño, montaje y producción de todos los demás elementos que no son específicamente las baterías. Este segundo bloque de valor se estima entorno al 60 por cien del nuevo modelo negocio industrial y Almussafes es un candidato enormemente competitivo para la captación de esta enorme parcela de oportunidad.

Muchísimas personas de las que viven actualmente en nuestra ciudad podrían contar una historia familiar muy parecida a la mía. De padres emigrados a Alemania en la década de los sesenta, que pueden regresar a su país cuando éste comienza a transformarse en una potencia industrial moderna. Tantas familias de Almussafes, de la Comunidad Valenciana, de España y de Europa, que no solo compartimos la memoria industrial y biográfica de nuestros padres. Sino también la preocupación por cómo será el modelo de sociedad que dejaremos en herencia a nuestros hijos. Este es el significado de nuestra reflexión y nuestra iniciativa Almussafes 2030.

Nunca perdamos la perspectiva de todo lo que representó aquel Almussafes de 1976 con la apertura de la Ford. Aunque hoy nuestro desafío mire al futuro y sea conseguir que el Almussafes de 2030 siga representando un modelo de prosperidad, de competitividad industrial y de oportunidades para todos.

Almussafes 2030 es la agenda de participación que hemos creado para diseñar una visión a medio y largo plazo que nos permita definir una imagen clara sobre cómo queremos que sea nuestro municipio en ese marco de transformación a diez años. Y estamos convencidos de que la participación y la suma de esfuerzos son indispensables para que podamos enfocar todos nuestros recursos y nuestras energías de forma consecuente con el tipo de ciudad que queremos legar a nuestra siguiente generación.

Que durante el último año nuestro mundo ha cambiado de forma imprevisible y sunstancial es un hecho que pocos podrán poner en duda. Al menos dos años antes de la pandemia el Ayuntamiento de Almussafes ya había empezado a trabajar en el proyecto de electrificación de su cluster. En la primavera de 2018, nuestros informes internos habían detectado que las inversiones en electrificación de las 14 compañías multinacionales de automoción más importantes del mundo ya se cuantificaban en más de 90.000 mil millones de dólares para el siguiente ejercicio 2019.

Polígono industrial Juan Carlos I de Almussafes.

A las crecientes previsiones de inversión industrial privada, hoy tenemos que sumar los 13.800 millones de euros comprometidos por el Gobierno de España para el impulso del sector automoción, de entre los 144.000 millones en que la Comisión Europea ha determinado la participación de España en el fondo Next Generation. El reto no solo es emplear esos ingentes recursos de la mejor forma posible, sino definir una hoja de ruta en un plazo de tiempo enormemente limitado.

Nuestro escenario actual se caracteriza por una extraña mezcla de luces y sombras, oportunidades y amenazas, que planean sobre los territorios en que la automoción representa un factor crítico de desarrollo. Es importante estar preparados para tomar la iniciativa frente a esta situación y estamos convencidos de que Almussafes 2030, como herramienta de inteligencia colectiva, es un camino que nos enfoca en la dirección adecuada.

Nuestro municipio ha brillado con luz propia desde hace más de cuarenta años en el sector automoción gracias a la implantación de la mulinacional Ford. Durante los próximos meses van a tener lugar acontecimientos que pueden resultar decisivos para el futuro del sector durante las siguientes décadas y es muy importante definir unas pautas claras que garanticen que Almussafes tendrá un protagonismo tan relevante en el desarrollo de esta nueva era de la automoción como lo ha venido teniendo hasta el momento.

Hay otros muchos aspectos que se integran en la agenda de Almussafes 2030, como la oportunidad de inscribir con claridad el sistema ferroviario de mercancías de Almussafes dentro de la visión de redes transeuropeas y del Corredor Mediterráneo, adaptando progresivamente nuestro modelo industrial a una visión circular y a la lucha contra el cambio climático. La logística del Corredor Mediterráneo debe desempeñar un papel relevante en la cadena de producción de las nueva movilidad sostenible y Almussafes cuenta con una decisiva ventaja de salida: su playa de vías en directa conectividad a los puertos de Sagunto y Valencia.

Vista aérea de la factoría de Ford.

En Almussafes 2030 desempeñarán un importante papel los representantes del diálogo social, asociaciones empresariales y sindicatos, las empresas y las áreas industriales del municipio que se encuentran entre las más relevantes de la Comunidad Valenciana. En particular tendrán un papel destacable las recientes entidades de gestión creadas para el parque de proveedores Juan Carlos I y el área industrial Zona Norte. Almussafes es el primer Ayuntamiento de la Comunidad Valenciana en tener implantadas estas innovadoras herramientas de gestión en todas las zonas industriales del municipio. También serán invitados a participar en este proceso los representantes de las empresas integradas en el clúster valenciano de la automoción y la patronal AVIA, que recientemente han lanzado la interesante iniciativa Mobility Innovation VLC.

Por último, pero no por ello menos importante, Almussafes 2030 incorporará un capítulo específico para profudizar en sus oportunidades de diversificación. Más allá de que su identidad industrial se encuentre tan vinculada al sector automoción, el territorio de Almussafes ofrece una cadena de valor industrial, un sistema de conocimiento y un entorno logístico privilegiados, que pueden resultar muy atractivos para otros sectores industriales con gran capacidad de generar crecimiento y empleo.

Abordemos el gran desafío que nos plantea Europa con la mirada puesta en las próximas generaciones. Con el esfuerzo de una generación, la nuestra, que no puede permitirse fallar a la memoria de sus padres, ni al futuro de sus hijos.

Toni González es alcalde de Almussafes

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email