GRUPO PLAZA

Desayuno organizado por valencia plaza y el ayuntamiento de Almussafes

Almussafes 2030: hacia la transformación estratégica del municipio y su polo industrial 

21/04/2021 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de Almussafes ha lanzado el proyecto Almussafes 2030, con el que pretende planificar la transformación estratégica del municipio con el horizonte temporal de 2030. Y es que, dentro de esta ambiciosa actuación se enmarca la iniciativa e-AMIC (electric-Almussafes Mobility Industrial Cluster), que pretende adaptar el modelo industrial de esta localidad a la fabricación eléctrica y reforzar la industria automovilística valenciana. 

Se trata de una actuación de presente y futuro que aspira a captar fondos europeos, ya que se enmarca dentro de los Programas de interés común (IPCEI) definidos por la Comisión Europea para potenciar la cadena de valor industrial de la UE. La dirección técnica de este proyecto correponde a la Oficina de Inversiones Industriales de Almussafes, liderada por la empresa Gobernanza Industrial. "Es un proyecto ilusionante en el que llevamos trabajando los últimos años y no queremos que quede en papel mojado. Es necesario conseguir un potente clúster industrial en una zona como Almussafes, cuyo entorno representa el 10% del PIB de la Comunitat Valenciana y el 1% de España", enfatizó el alcalde de la localidad, Toni González.

Este proyecto y las capacidades de este estratégico polo empresarial valenciano fueron los protagonistas del desayuno informativo organizado por Valencia Plaza y el Ayuntamiento de Almussafes. Una cita a la que acudieron, además del primer edil del municipio, Toni González; la teniente de alcalde, Davinia Calatayud; la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero; el coordinador fondos europeos de la Delegación del Gobierno, Carles Arques; la directora general de Industria, Energía y Minas de la Generalitat, Empar Martínez; el director general de Coordinación de la Acción del Gobierno del Consell, Juan Ángel Poyatos, y el presidente de la CEV, Salvador Navarro.

También participaron el director de Gobernanza Industrial, Carlos G. Triviño; el presidente de la Entidad de Gestión y Modernización (EGM) del polígono Juan Carlos I, Vico Valero; el director de Planifica, Rafa Ibáñez; el vicerrector de Projecció Territorial i Societat de la Universitat de València, Jorge Hermosilla; el secretario general de UGT FICA-PV, Daniel Vicente Argente; el CEO de Crea360, Rafa Montaner, y el CEO de inHAUS, Rubén Navarro. Asimismo, estuvieron presentes el vicepresidente de AVIA, José Luis Tejerina; el director de fábrica Ercros Almussafes y presidente de la EGM del polígono Norte, Ramón Collado; la gerente de las EGM, Romina Moya, y el catedrático de Puertos y Costas, Vicent Esteban.

Foto: KIKE TABERNER

El debate arrancó con la intervención del alcalde de Almussafes, Toni González, quien destacó el papel protagonista que tiene el municipio en la economía valenciana tras la transformación que ha experimentado en los últimos 40 años. "Cuando hablamos de Almussafes lo hacemos de un caso de éxito y consolidado. Por eso debemos aprovechar ahora los fondos europeos. Este proyecto es muy ilusionante y reúne las condiciones necesarias para optar a los 13.000 millones de euros aprobados por el Gobierno de España para la automoción", resaltó. 

Desde la Administración, la delegada del Gobierno, Gloria Calero, puso el acento en el importante entramado logístico que se ha generado en esta localidad valenciana y que se ha situado como núcleo estratégico en España. "Con los fondos europeos no solo estamos en un momento de oportunidad de mercado, sino de transformación que hay que acelerar", señaló. Y, para conseguirlo, apuntó a la necesaria colaboración público-privada para hacer esos proyectos realidad, así como a la modernización de las administraciones públicas para que los procesos sean "más ágiles". "Es necesaria lealtad institucional. Esto va de cogobernanza y no de llaneros solitarios. Se trata de generar un clima de confianza", remarcó.

Sostenibilidad y digitalización

Para el director general de Coordinación de la Acción del Gobierno del Consell, Juan Ángel Poyatos, desde Europa se promueve una sociedad más digital y sostenible para un fortalecimiento de la industria, lo que no solo va a permitir generar una mayor sensibilidad con el medio ambiente, sino también una especialización industrial. "Hemos perdido muchas batallas, pero esta claramente tiene que ser la solución y estos fondos están muy condicionados y no hay margen para hacer lo que queramos. El marco está muy bien definido: los recursos pasan por el fortalecimiento y la reindustrialización", apuntó, para señalar que esa combinación se refleja en el proyecto presentado por Almussafes.

También, el director de Gobernanza Industrial, Carlos G. Triviño, puso en valor la alineación de los ejes del proyecto e-Amic con las exigencias y líneas de Bruselas. Así, detalló que se centra en la reindustrialización, en la política de movilidad sostenible y tiene una visión de clúster con grandes oportunidades de transformación. También, se refiere a las redes transeuropeas, como el Corredor Mediterráneo, y contempla políticas de empleo. "Los proyectos deben caracterizarse por tener una base sólida y una preparación técnica, porque no caben interpretaciones y deben contar con una participación cualificada", afirmó. 

Foto: KIKE TABERNER

Por su parte, el coordinador de fondos europeos de la Delegación del Gobierno, Carles Arques, puso en valor los ejes del proyecto de Almussafes porque aúna los grandes retos que propone Europa. "Si conseguimos una buena coordinación, estamos preparados para ser un hub industrial Almussafes con este proyecto", defendió. Pero, para ello, también recalcó que los fondos son una cuestión colectiva que requiere de una planificación para conseguir iniciativas que den un plus de competitividad. 

El CEO de Crea360, Rafa Montaner, explicó que la empresa lleva ya años trabajando con fondos europeos y ya han presentado unos 10 proyectos para diferentes programas como el Horizonte 20/20. Una experiencia que les ha servido para saber que aunque ahora la ventana de oportunidades es mayor "no cabe la improvisación y es necesario un proceso de planificación". "Los fondos tienen un marco concreto de participación. Por tanto, lanzo un órdago a los que van a gestionar estas ayudas para que se trabaje una estrategia y se premie a las empresas que trabajan esa planificación para destinar recursos a los proyectos que son tractores para el desarrollo de su entorno", enfatizó. 

El territorio como eje diferenciador. Esa fue la idea que trasladó el vicerrector de Projecció Territorial i Societat de la Universitat de València, Jorge Hermosilla, quien apuntó a la necesidad de contar con las particularidades de cada entorno a la hora de definir las estrategias. "No es lo mismo el clúster en Almussafes que el sector de la automoción en Zaragoza o Galicia. La gran diferencia es el territorio donde se ubica y, en este sentido, para garantizar el desarrollo territorial hay que incidir en la importancia de los recursos y el capital territorial; las redes, tanto empresariales como sociales de cada territorio, y en la innovación empresarial y social", defendió. Y es que, según remarcó, la planificación debe tener muy en cuenta cuáles son los colectivos que pueden beneficiarse de este proceso. "La formación y el empleo son temas transversales y, en ese sentido, queda mucho camino por andar", sostuvo.

Capacidades de Almussafes

El presidente de la CEV, Salvador Navarro, puso en valor las fortalezas que tiene el tejido empresarial valenciano, como su tradición exportadora, la red de institutos tecnológicos conectados a las universidades y la tracción que tienen muchas compañías. Unas cualidades que posicionan geoestratégicamente a la Comunitat Valenciana. No obstante, también evidenció algunas de sus debilidades, como la baja productividad, su pequeña dimensión o el menor gasto en I+D+i respecto a otras autonomías. Por ello, para poder optar a la inversión incidió en la importancia de la colaboración público-privada y la agilidad de la administración. "No podemos tener proyectos de inversión que generen 500 empleos retenidos por falta de agilidad", manifestó.

El catedrático de Puertos y Costas Vicent Esteban recordó que la decisión de Ford de fijar su base operativa en Almussafes en los años setenta se basó en la disponibilidad de espacio suficiente para la integración vertical de los procesos de industrialización y en su red de conexiones. Un desembarco que también propició una simbiosis entre formación e innovación junto a la universidades. Ahora, considera que hay elementos que se deben de volver a valorar, como la necesidad de apostar por el transporte ferroviario con la playa de vías o la inserción del Corredor Mediterráneo.

Gran parte de las empresas de la industria de la automoción valenciana se ubican en Almussafes, al calor de la multinacional Ford como empresa tractora. Por ello, y para ayudar en esa transformación del ecosistema del automóvil, desde AVIA también se han puesto en marcha diferentes proyectos para mejorar esa competitividad. En este sentido, el vicepresidente de AVIA, José Luis Tejerina, destacó el proyecto para la automatización logística del polígono industrial Juan Carlos I a través del 5G. 

A su vez, destacó el trabajo que desde hace años las empresas están acometiendo para la electrificación en la cadena de valor. "Se está trabajando desde hace tiempo y la única sorpresa es el adelanto del vehículo eléctrico. Las empresas de componentes de motorización ya han ido transformándose y para el resto de la industria no habrá un efecto notorio", manifestó.

Rubén Navarro, de InHAUS, destacó el privilegiado enclave de Almussafes, donde la compañía tiene sus instalaciones, pero incidió en la necesaria reindustrialización y en la importancia de la innovación y de atender las nuevas demandas de los jóvenes, tanto para encontrar mano de obra como a la hora de diseñar un producto. "Los jóvenes ya no quieren coches de gasolina ni casas con ladrillos. Tampoco trabajar en sitios que no sean divertidos", afirmó. 

La necesidad de mayor superficie logística en este polo también se puso encima de la mesa. El director de Planifica, Rafa Ibáñez, manifestó que Almussafes está completamente ocupado y no queda suelo disponible en este momento, lo que podría frenar futuras inversiones. "Llevamos años tramitando una modificación del Plan General del municipio, pero nos faltan informes de la Administración. Y su aprobación es vital para que lleguen inversiones. Almussafes es una apuesta vital para la Comunitat Valenciana y España", remarcó, para pedir una mayor agilidad en los trámites administrativos para no perder oportunidades. 

La gerente de las EGM, Romina Moya, apuntó a la necesaria mejora de las infraestructuras para las conexiones de este entorno. "Almussafes tiene que ser un ejemplo y el espejo en el que se miren otras áreas industriales y para ello son vitales las infraestructuras", señaló. También coincidió en destacar la colaboración público-privada. "Tenemos que tener vista de halcón y mirar fuera de las fronteras. Propongo mecanismos de medición que garanticen la transparencia porque, aunque se ha avanzado en eficiencia y productividad, se puede mejorar", apuntó. Asimismo, reivindicó el papel que van a desempeñar las entidades de gestión y modernización en la mejora de la oferta de servicios de las áreas industriales de Almussafes.

El clúster de Almussafes en el horizonte 2030 

La directora general de Industria, Energía y Minas de la Generalitat, Empar Martínez, incidió en que en un momento como el actual, de transición ecológica y digital, hay que identificar las fortalezas y ponerlas en valor. Pero, a su vez, se tiene que hacer en colaboración con la Administración. El desarrollo de infraestructuras tecnológicas y el conocimiento también son clave para las futuras capacidades de este enclave. "No se puede garantizar la sostenibilidad si no hay garantía de inversión permanente para innovar. Hay capacidad, pero lo que tenemos que hacer es saber identificar esas fortalezas de cara a 2030. La pandemia, de hecho, ha servido para que emergiesen capacidades que no estaban identificadas. Mucha industria no se había puesto en valor y es el momento de no desaprovechar esas oportunidades", insistió.

El secretario general de UGT FICA-PV, Daniel Vicente Argente, destacó las capacidades productivas de Almussafes que, a su juicio, han sido "una semilla en la cadena del automóvil que ha dado unos resultados muy importantes", ya que es "un referente en toda Europa". "Tenemos una gran oportunidad de crear un futuro y para que esto funcione necesitamos trabajadores cualificados y no dejar a nadie atrás. Debemos reciclar a los trabajadores y formar a jóvenes para que puedan emprender nuevas tareas. En este momento de cambio en toda la cadena de valor tenemos que utilizar los activos que ya tenemos y readaptarlos", defendió.

Entidades de gestión

El director de la fábrica Ercros Almussafes y presidente de la EGM del polígono Norte, Ramón Collado, subrayó el trabajo de estas entidades como "ventana para exponer los nuevos retos en la digitalización y sostenibilidad". No obstante, explicó que en su polígono urge una conexión con la AP-7 para mejorar el entorno logístico.

Por su parte, el presidente de la Entidad de Gestión y Modernización (EGM) del polígono Juan Carlos I, Vico Valero, expresó que desde el primer momento centró sus esfuerzos en dotar de servicios a todo el área para mejorar su competitividad. Señaló que en los últimos tiempos las compañías requieren conocimientos y buscan perfiles concretos y eso está provocando que la gente quiera venir a trabajar a Valencia. Un escenario que obliga a tener en cuenta qué buscan los nuevos profesionales para generar coworking y compartir experiencias con gente de otros sectores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email