X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Así es Satan: el 'topo' de la Generalitat para prevenir la corrupción

14/10/2018 - 

VALÈNCIA. Después de un año de diseño y pruebas, el Consell presentará en las próximas semanas el sistema Satan (Sistema de Alertas Tempranas Anticorrupción), un software que la Conselleria de Transparencia incluyó en la Ley de Inspección General de Servicios -que se votará la semana que viene en el pleno de Les Corts- y que servirá a la Intervención de la Generalitat para prevenir posibles malas prácticas en la Administración mediante el cruce de datos. 

El departamento de Manuel Alcaraz, y en concreto la subsecretaría que ocupa Alfonso Puncel, firmó ya en diciembre de 2016 un convenio de colaboración con la Fundación Internacional Baltasar Garzón por un importe de 30.000 euros para desarrollar el proyecto. Los trabajos de este organismo consistieron básicamente en realizar un estudio de mercado sobre los programas informáticos y aplicaciones existentes que pudieran servir para este cometido, además de que fueran compatibilidades entre sí, y ofrecérselo al Ejecutivo valenciano. 

Del desarrollo de esta suerte de 'topo' en el sistema informático de toda la Administración se encargó la Universitat Politècnica de València. A través de algoritmos han ido introduciendo "preguntas" al sistema para saber si en algún departamento de la Generalitat se están realizando contratos irregulares o si existen gastos recurrentes en consellerias que hacen saltar las alarmas del programa en diversas fases. 

En el centro, el subsecretario de Transparencia, Alfonso Puncel. Foto: EVA MAÑEZ

De momento, los desarrolladores del programa ya han volcado datos reales que se corresponden a ejercicios ya cerrados sobre caja fija, facturación, expedientes de contratación y subvenciones que ofrece la administración a empresas privadas. La intención, no obstante, es poder trabajar sobre expedientes vivos, es decir, en tiempo real "para prevenir y no curar", razonan fuentes de la Conselleria de Transparencia. 

En el primero de los casos, caja fija, Satan analiza datos relativos a todo tipo de productos o servicios adquiridos, quiénes han sido los proveedores o el coste. Si estos superan la cantidad límite de 12.000 euros o la factura que ha pasado el alto cargo no se corresponde con los gastos contemplados en la normativa de caja fija -supuestos que ya han sido introducidos en el sistema todos los supuestos-, suenan las alarmas y se hace un seguimiento del caso. ¿El objetivo? Evitar despilfarros a costa de los fondos públicos.

Ahora bien, sin duda el seguimiento que realiza el programa sobre los expedientes de contratación es uno de los apartados más exhaustivo. En él se pueden consultar todas las fases del proceso de licitación, adjudicación y ejecución de cada contrato de cada área de gobierno. Pero además, alerta de si existe un posible fraccionamiento de contratos para evitar el concurso. 

En esta sección, el gestor ofrece una tabla en la que se pueden ordenar las alertas por su grado -alta, media o baja-, y en distintos campos se clasifican los siguientes datos: año, conselleria y departamento específico que contrata, importe total de los contratos, cantidad de contratos realizados, NIF del adjudicatario, importe de licitación y adjudicación. 

Ejemplo de alertas sobre posibles fraccionamientos. Foto: GVA

A modo de ejemplo, el programa detecta que en 2013 el departamento de lavandería de la Conselleria de Sanidad realizó 17 contratos menores a una misma empresa. Es ahí cuando Satan determina que la alerta es alta porque en un mismo año, una misma empresa, con un mismo órgano de contratación, desde un mismo departamento y para el mismo servicio se ha otorgado a la misma empresa 17 contratos. "Tu sabes que vas a necesitar servicio de lavandería todo el año, y puedes sacar uno, dos o incluso tres contratos menores mientras preparas el concurso. Pero tal cantidad de contratos es un ejemplo de que tu no has sabido gestionar bien. La intención ahora es que esto no llegue a producirse y la Intervención te advierta cuando salte la alerta de que vas a contratar por segunda vez el mismo servicio con la misma empresa", indican desde Transparencia.

El programa, además, también pretende evitar que desde la administración se den varios contratos a "empresas amigas". Así, en otro apartado del sistema se puede comprobar si las empresas que han sido adjudicatarias de contratos menores tienen alguna relación entre sí. "Tu puedes dar contratos a varias empresas pero luego resulta que esas empresas pertenecen a un mismo grupo empresarial, con lo cual salta la alarma si la cantidad de contratos es importante y si todos se han concedido, en definitiva, a un mismo proveedor", señalan fuentes de la Conselleria de Alcaraz.  

Como todos estos supuestos, el programa analiza teras de información que ponen la pista sobre posibles conflictos de intereses, si hay prórrogas irregulares de contratos, modificaciones de las especificaciones de contratos después de adjudicarlos o si se han solicitado al menos tres presupuestos como obliga la Ley de Contratos del Sector Público. Toda una herramienta con la que la Intervención de la Generalitat deberá realizar informes anuales de las alertas sobre los que ha puesto la pista Satan para evitar posibles casos de corrupción.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email