Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ubicada en el cruce con pascual y genís

Bankia estudia el cierre de su oficina de Colón de la que ya hay interesados

5/11/2019 - 

VALÈNCIA. Bankia está estudiando el cierre de la oficina de Colón cruce con Pascual y Genís, según ha podido saber este diario de fuentes bien informadas. Se trata de una sucursal -ocupada anteriormente por Bancaja- bien situada por su céntrica ubicación de la que ya hay interesados y uno de ellos es el valenciano Dimas de Andrés Puyol, según han confirmado las mismas fuentes.

Fuentes oficiales de Bankia (BKIA) manifestaron a Valencia Plaza ayer por la noche que "todavía no han analizado el futuro de esa oficina". Las mismas fuentes que consultadas tres horas antes no se mostraban tan tajantes, pero lo cierto es que este diario ha podido saber que el cierre de dicha sucursal es cuestión de unos pocos meses. Y uno de los más interesados en hacerse con ella es precisamente Dimas de Andrés, pero no es el único.

De Andrés es el consejero delegado de Medcap Real Estate, socimi domiciliada en València, constituida a finales de 2015 y presidida por su padre Francisco de Andrés Sales, uno de los promotores inmobiliarios más destacados de la Comunitat Valenciana, que en cartera tienen varios inmuebles repartidos por Madrid, Barcelona y València. El mismo que vendió a Amancio Ortega el edificio Apple de Barcelona y cuya familia valenciana -los De Andrés- cerraron sus dos sicavs Bullchaka y Dimitrios Asset para centrarse en el negocio inmobiliario, tal y como contó Valencia Plaza en junio de 2015 para centrarse en el negocio inmobiliario.

Sigue el proceso de desapalancamiento

Pero volviendo a Bankia, la oficina de Colón/Pascual y Genís no va a ser la única que va a bajar la persiana en los próximos meses en la 'city' valenciana, dado que continúa el proceso de desapalancamiento del sector bancario -57 sucursales más bajaron la persiana en València hasta junio según los últimos datos de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico- del que la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri no es ajena. De hecho a primeros de año bajó la persiana la sucursal de la calle Padilla y estuvo cerca de hacerlo la de Marqués de Sotelo, que procedía de CajaMurcia (Banco Mare Nostrum), pero que se mantiene actualmente.

Curiosamente días antes este Valencia Plaza pudo saber que en la convención celebrada por BKIA el pasado 19 de febrero no se habló "ni de cierres ni de despidos y sí que el banco pretende acabar 2019 con un incremento de la plantilla por primera vez. De hecho han contratado 200 trabajadores, 150 para la red comercial y 50 para los servicios centrales", según informaron entonces fuentes solventes, tal y como se concretó meses después.

 Imagen de la antigua sucursal de Bankia en el Edificio Glorieta (Foto: J. Diez Arnal)
Por no hablar del cierre de la primera oficina de la primera oficina de la otrora Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia, el embrión de Bancaja, ubicada en el histórico Edificio Glorieta -también avanzado por Valencia Plaza en marzo de 2016-, cuyos clientes fueron redireccionados a la sucursal de la Plaza de La Reina. Se trata de otra de las oficinas de BKIA que más interés despierta entre los potenciales compradores, por la que ya ha habido interesados dispuestos a poner sobre la mesa más de 3 millones de euros como han informado a este diario las mismas fuentes.

Todo ello mientras la cotizada domiciliada en València acaba de estrena su primera oficina Flagship en la milla de oro madrileña, concretamente en la calle Serrano y bautizada como Plaza 53, en lo que es una 'mega oficina', con más de 500 metros cuadrados, tecnología avanzada, tratamiento personalizado y con un horario ininterrumpido. De momento BKIA solo cuenta con esa sucursal, pero todo apunta a que irán replicando el modelo en otras ciudades españolas. 

Acuerdo con los sindicatos

Por lo pronto, la entidad firmó con los sindicatos hace un mes que la adscripción a estas oficinas será voluntaria, por un periodo mínimo de 3 años, teniendo la empresa 6 meses para encontrar un nuevo destino; mientras se limita a un máximo 50 Flagship y 550 personas. El horario de dichas oficinas -de momento solo la de Madrid- es el siguiente: del 1/01 al 30/06 y del 1/09 al 31/12 de lunes a jueves de 8:45 a 19 horas; del 1/07 al 31/08, los viernes de todo el año y los días sin tarde de 8:45 a 15 horas; mientras que los 24 y 31 de diciembre, 5 de enero y Jueves Santo será de 8:45 a 13:30 horas. 

Un nuevo modelo de oficina en línea con el que están poniendo en práctica otras entidades en la plaza financiera valenciana como CaixaBank con su 'all in one' o BBVA con sus Centros de Banca de Clientes. Todo ello en un sector que ve como la política monetaria ultralaxa del Banco Central Europeo (BCE) para largo, lo que significa que los márgenes van a seguir sufriendo por lo que toca reinventarse y captar nuevos clientes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email