GRUPO PLAZA

El plan tendrá en cuenta un análisis del año anterior

Beamud presenta un plan de inspección en València para comprobar quejas y evitar molestias

Foto: KIKE TABERNER
24/05/2021 - 

VALÈNCIA (EFE). La concejal de Espacio Público, Lucía Beamud, ha presentado este lunes el plan de inspección municipal 2021-2023 del Ayuntamiento de València que tiene como objetivo realizar una serie de trabajos de carácter preventivos, prospectivos y tecnológicos centrados en evitar molestias a la ciudadanía y comprobar las quejas y denuncias recibidas.

El plan de inspección tendrá en cuenta un análisis del año anterior, un cronograma de las acciones que se vayan a llevar a cabo el año siguiente en base a los programas ya mencionados.

En primer lugar, el carácter preventivo de este plan tiene en consideración “evitar molestias en la ciudadanía” gracias a las campañas específicas de información dirigida a grupos concretos. Estos grupos, según Beamud, son las “asociaciones, federaciones y colegios profesionales”, a las que se les darán a conocer las normas existentes para reducir las denuncias.

“En muchas ocasiones se incumple la normativa por desinformación y no por causas conscientes”, ha defendido la concejal, por lo que la finalidad es evitar las sanciones por desconocimiento de la normativa vigente, según Beamud.

Por otra parte, la retrospección pretende “avanzar en la consecución de los objetivos y evitar problemas en el futuro en base a los cambios sociales”, En este aspecto, la concejal ha recordado que desde el consistorio se realizó una campaña “concentrada en zonas concretas para evitar incumplimientos de la normativa” a causa de las ampliaciones de terrazas a derivadas de la COVID-19.

"Revolución tecnológica"


La otra línea de trabajo es “la revolución tecnológica” gracias a la compra de tablets, dispositivos móviles, sonómetros o cámaras termográficas, además de programas especiales “para facilitar la labor de los inspectores” y reducir el tiempo de emisión de los informes.

Beamud ha celebrado el aumento de informes por parte de los inspectores en determinados sectores, como en molestias por ruidos y humos, que se han incrementado un 102 % con respecto al 2020; los informes de obras, con un 58 % más, o los referidos a las terrazas, que han crecido un 107 %, unos incrementos todos ellos debido a "la política de estandarización e informatización de los procesos, además de la unificación de criterios para todos los inspectores".

La concejala ha explicado que los inspectores tendrán en cuenta las denuncias ciudadanas relacionadas con “las molestias de ruidos, humos y olores, además de las transmisiones por calor procedente de otras actividades”.

Infracciones más concurridas

Las infracciones más concurridas en València son la realización de obras sin un permiso habilitante, la realización de obras distintas al permiso que se posee, las infracciones derivadas de la existencia de apartamentos turísticos en edificios residenciales y el incumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Otras de las infracciones más frecuentes son las relacionadas con cocinas no autorizadas en algunos locales, la falta de cumplimiento de la normativa de salidas de humos y olores o los decibelios que se recogen en algunos locales nocturnos.

En relación al futuro de las ampliaciones de terrazas a causa de la COVID-19, Beamud ha recordado que en su momento se establecieron gracias a acuerdos alcanzados con la Federación Empresarial de Hostelería de València y asociaciones vecinales, pero también ha puntualizado que en el momento en que las restricciones finalicen, se tendrá que abrir “una mesa de diálogo” para decidir su futuro.

Ante el aumento de solicitudes de nuevas terrazas, la concejala ha explicado que es “sintomático que los hosteleros lo están pasando mal pero hay actividad a pesar de esto”

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email