GRUPO PLAZA

ciudadanos se abre a debatir de nuevo la reforma

El Botànic se da dos meses más para negociar la rebaja del listón electoral al 3% con Cs

14/04/2021 - 

VALÈNCIA. El 18 de junio será la fecha límite para que los grupos parlamentarios de Les Corts registren sus enmiendas a la reforma de la Ley Electoral Valenciana (LEV). PSPV, Unides Podem y Compromís -a instancias de estos últimos- validaron este martes en la Junta de Síndics ampliar el plazo para que los partidos estudien la modificación de esta norma y, con ello, ganarán dos meses más para seguir negociando el texto legal con Ciudadanos, cuyo apoyo es indispensable para que la ley salga adelante. 

El cambio en el calendario planteado por Compromís, por tanto, no es baladí porque permite a los valencianistas -impulsor de la iniciativa- negociar de nuevo con Ciudadanos su posicionamiento sobre esta propuesta tras la salida de Toni Cantó del partido naranja. De hecho, el grupo parlamentario que lidera Fran Ferri considera que en las últimas semanas se ha producido un cambio sutil en el tono que utilizan los diputados de Cs cuando se refieren a la reforma de la LEV: del 'no' tajante de hace unas semanas, a asegurar que están dispuestos a estudiar las "mejoras" que los grupos del tripartito les propongan. 

La nueva síndica de Ciudadanos, no en vano, este martes advirtió que su grupo no tiene "ningún inconveniente en intentar mejorar esta ley, como cualquier otra" y sostuvo que durante su tramitación estudiarán "con calma" tanto su redactado como la posibilidad de realizar enmiendas al borrador planteado por el tripartito hace unos meses. Una postura que, sin embargo, no era la que el exsíndic mantenía cuando lideraba la formación naranja en la Comunitat. 

Cantó era partidario de negociar los cambios a introducir en la nueva ley electoral valenciana con el tripartito antes de que PSPV, Compromís y Unides Podem registraran la propuesta para no ser su propio grupo el responsable de ciertas modificaciones, como la de la variación de la proporcionalidad entre las tres provincias. De lo contrario, deberían plantearlo vía enmienda y no quería cargar con el peso de que Cs fuese el "responsable" de un cambio que implica reducir la representación de Castellón en el Parlamento valenciano. 

Cantó con Ferri cuando era síndic de Ciudadanos. Foto: CORTS

Sin embargo, el Botànic presentó una propuesta de reforma en octubre sin contar con Cs, según la versión del ex líder naranja que, por otra parte, niegan en rotundo los grupos del tripartito, que afirman que se le ofreció a Ciudadanos en todo momento participar en su tramitación antes de registrarla. Aquel rifirrafe derivó en que el también actor advirtiera a PSPV, Compromís y Unides Podem que habían dejado de contar con el apoyo de su grupo y que no participarían ya en la reforma de esta ley.

Ahora con Cantó fuera de Les Corts, Merino sí parece estar dispuesta a que su formación participe al menos en la negociación de enmiendas al texto legal. Si bien es cierto que la portavoz aseguró que la ley a día de hoy sigue siendo la misma que el Botànic presentó hace unos meses y por tanto su voto actualmente sigue siendo negativo, también lo es que se aprecia un cambio de postura al tender la mano para negociar enmiendas que pudieran facilitar el acuerdo. 

Los cambios que pide Cs

El principal cambio que planteaba Ciudadanos hasta hace unos meses -y que sigue siendo su principal batalla- como condición para apoyar la rebaja del listón electoral del 5% al 3% es la modificación de la proporcionalidad en la representación que actualmente tiene cada provincia. Una cuestión que en la legislatura pasada terminó bloqueando el debate porque requería una modificación del Estatuto de Autonomía inviable de acometer a un año escaso de las elecciones autonómicas

Ahora bien, a diferencia de lo que demandaban en el mandato pasado, estaban dispuestos a acometer este cambio sin necesidad de reformar la Carta Magna valenciana haciendo pequeñas variaciones en la representación de Castellón, provincia sobrerrepresentada. Esto es porque el artículo 24 del Estatut contempla que cada circunscripción debe tener al menos 20 diputados. Castellón cuenta actualmente con 24, por lo que uno de los cambios que analizaba Cs se basaba principalmente en restar estos cuatro escaños a esta provincia y redistribuirlos entre Valencia y Alicante, que cuentan con una mayor densidad de población. 

Ruth Merino. Foto: CIUDADANOS

El bloqueo de la anterior legislatura

En la legislatura pasada, Ciudadanos, que declaró abiertamente su apoyo a esta reforma desde el inicio de la tramitación de la ley, retiró su respaldo en el último momento. Con ello, socialistas, valencianistas y morados se quedaron sin la mayoría parlamentaria requerida para llevar a cabo la modificación del texto legal vigente, ya que no sumaban los 66 diputados necesarios, sino 55. 

Después de meses de debate en la comisión parlamentaria que estudiaba la reforma de la LEV, el partido naranja puso encima de la mesa la necesidad de rebajar la barrera electoral al 3%, pero cambiando la circunscripción provincial -como está definida actualmente en la Carta Magna valenciana- por la única. Es decir, eliminar las tres demarcaciones provinciales actuales para dejar una sola de carácter autonómico. Opción que exigía una reforma del artículo 24 del Estatut y que, por tanto, resultaba irrealizable porque apenas quedaba un año para que terminara el mandato. 

Los ajustados plazos convertían en inviable la iniciativa, dado que la reforma del Estatut debería ir al Congreso de los Diputados para validarse y los antecedentes que había en esta cuestión no eran nada halagüeños: la última modificación estatutaria que fue a la Cámara Baja tardó en tramitarse más de siete años y fue aplazada hasta en 45 ocasiones. 

La aplicación del método demandado por Ciudadanos en la Comunitat Valenciana buscaba terminar con la sobrerrepresentaciones de algunas demarcaciones valencianas, como sería el caso de la provincia de Castellón. Con el 11% del peso poblacional, obtiene en cada elección 24 de los 99 diputados de Les Corts, mientras que Alicante tiene 35 y València 40 con un 38% y un 51% de población total respectivamente. En término de electores, cada diputado de Castellón resulta electo por apenas 17.300 votantes, Alicante por 35.600 y en la provincia de València por 48.600. 

La condición sine qua non de que se reformara el Estatut para, a cambio, apoyar la rebaja del listón al 3%, imposibilitó cualquier tipo de avance en la reforma de la ley electoral. Ahora podría desbloquearse, pero por el momento, habrá que esperar dos meses para ver en qué quedan las negociaciones de Ciudadanos con el tripartito.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email