GRUPO PLAZA

Un total de quince bajarán la persiana el próximo día 20

CaixaBank cerrará en abril la oficina de Pintor Sorolla, antigua sede de Bankia en la Comunitat

22/03/2022 - 

VALÈNCIA. CaixaBank cerrará el próximo 20 de abril otra quincena de oficinas -mayoritariamente procedentes de Bankia- en la Comunitat Valenciana, tal y como han informado fuentes bien informadas a este diario. Dicha bajada de persianas se suma a la del pasado 24 de enero, cuando hizo lo propio con otra decena como ya avanzara entonces Valencia Plaza

Siete de los quince cierres corresponden a sucursales situadas en la provincia de Valencia. A saber: Almassera, Alzira, Massamagrell, Port de Sagunt y Utiel en municipios valencianos; mientras que en el 'cap i casal' una en Torrefiel y la otra la que fuera antigua sede territorial primero de Bancaja y después de Bankia situada en Pintor Sorolla, cuyos clientes serán derivados al All in One ubicada apenas 100 metros delante. Conviene recordar que se trata de la primera oficina de estas características -'Todo en uno'- que CaixaBank (CABK) abrió en España en el verano de 2019, tal y como contó Valencia Plaza dos meses antes.

En Castellón los cuatro cierres que se avecinan están situados en establecimientos de la provincia: Almassora, Benicarló, Borriana y L'Vall d'Uixó. Por su parte, en el caso de Alicante tres se ubican en la capital (San Blas, El Pla y Óscar Esplá) y la otra en Petrer. Se trata de nueva integración de oficinas que responde al proceso de organización de redes tras la absorción de Bankia -por aquello de las duplicidades-, que forma parte de la hoja de ruta de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri. 


No hay que olvidar que CABK cuenta con la red de oficinas (4.600) y cajeros (13.000) más extensa de España, y una gran capilaridad en todos los territorios. Asimismo, cerca del 40% de sus sucursales se hayan en poblaciones en las que viven menos de 10.000 habitantes; mientras que tiene presencia en más de 2.200 municipios españoles y en 420 de ellos es la única con oficina. La entidad dirigida por Gonzalo Gortázar, que tiene claro que no va a abandonar ninguna población en la que sea el único banco, busca ubicar al personal y la clientela en oficinas próximas, más modernas, dotadas de más servicios, más plantilla y un asesoramiento más personalizado. 

Actualmente CABK está en proceso de instalación de un total de 135 cajeros automáticos en pueblos en riesgo de exclusión financiera en la Comunitat tras adjudicarse la iniciativa de la Generalitat Valenciana. Todo ello en pos de favorecer la inclusión financiera en municipios y núcleos de población de la región que no disponen de servicios financieros básicos. En este sentido ya lo dejó bien claro Gortázar hace más de dos años, cuando en la presentación de los resultados de 2018 manifestó que "no queremos irnos de un solo pueblo de España"

Ofibuses para la inclusión financiera

Además, y para contribuir a la inclusión financiera, CaixaBank cuenta con diversas iniciativas especiales para reforzar el servicio en el ámbito rural, como es el caso de los ofibuses. En la Comunitat Valenciana este servicio se ofrece en 71 pueblos, tanto para clientes como para no clientes del banco -donde los usuarios pueden realizar sus operaciones habituales como retirar efectivo, pago de recibos, transferencias...-, un 75% de los cuales están considerados en riesgo de exclusión financiera y en los que residen casi 72.000 habitantes.

Desde que CABK firmara el acuerdo con los sindicatos sobre el Expediente de Regulación de Empleo en curso, que tuvo lugar el pasado 1 de julio, no solo ha venido integrando sucursales sino también dando salida a los acogidos voluntariamente al ERE. En este sentido, hace tres semanas se desvincularon otros 540 trabajadores. Fue la tercera ventana de salidas en el marco del acuerdo laboral de reestructuración para un total de 6.452 personas. A fecha 1 de marzo, el total de empleados que ya habían dejado CABK ascendía a 4.465 personas, es decir, casi el 70% del total.


El próximo uno de abril está prevista la siguiente ventana, con la desvinculación de otros 1.254 empleados, lo que elevará a 5.718 el número de salidas materializadas, el 88% del total acordado. Según explicó el consejero delegado durante la presentación de los resultados de 2021, está previsto que en julio haya materializado su salida la mayoría de acogidos al ERE, mientras que algunas personas seguirán en el banco hasta finales de 2022. 

Precisamente en dicha presentación, que tuvo lugar el pasado 29 de enero, Goirigolzarri hizo autocrítica del sector bancario a la hora de atender a los clientes de mayor edad. "Todos tenemos que ser humildes; todo es mejorable y perceptible y a cada segmento de la clientela hay que darle un servicio excelente en el canal que elija". 

Atención a la gente mayor

El presidente del banco informó disponer de 750 gestores senior, que a finales de 2023 serán unos 2.000 especializados en el segmento para personas mayores. "Para nosotros la cobertura de servicios para las personas mayores o no digitalizadas es absolutamente clave; estamos tomando las acciones y tendremos que mejorar lógicamente nuestra oferta porque las condiciones se están modificando".

No habían pasado tres semanas cuando CABK presentó una batería de medidas para atender mejor a las personas mayores, que incluyen medidas como la extensión del horario de caja, el refuerzo de los canales de comunicación con el colectivo mayor y el compromiso de no abandonar las poblaciones en las que ahora está presente, así como y ampliar el servicio de ofibuses.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme