Todos los bolsillos

Canalla Bistró

Ricard Camarena

Canalla es culpable de tantas cosas buenas que es imposible no reservarle un hueco en nuestro corazón (y nuestras tripas, claro). Y es que recuerdo claramente los primeros pasos de esta aventura (han pasado ocho años) y las dudas en torno a cómo aceptaría València una propuesta tan cosmopolita y viajera. Pues bien, ha reventado la ciudad. Nos ha enamorado en parte por su vibra divertidísima y en buena parte por unos platazos que ya forman parte de mi memoria sentimental: ensalada de cintas de calabacín y mango, pan al vapor de cerdo Pekín o ese sándwich de pastrami versionando el mítico Katz’s. Qué bueno está todo, por Dios santo.


¿Qué puedo encontrar?

  • Creativa

  • Fusión

  • Menú

¿Qué pido?

Sus calamares