X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Cantó ya ejerce de portavoz sin ganar las primarias y se carga el pacto antiVox que había firmado Cs

31/01/2019 - 

VALÈNCIA. Aún no ha superado unas primarias, pero este miércoles ya actuó como portavoz de Ciudadanos. El diputado nacional y virtual candidato del partido naranja a presidir la Generalitat Valenciana, Toni Cantó, acudió este miércoles a Les Corts para explicar a los medios el cambio de postura de su grupo parlamentario en la cámara valenciana respecto al pacto antiVox. Un aterrizaje que generó un aluvión de críticas entre todas las fuerzas políticas y despertó tensiones internas en su propia formación a partes iguales. 

El Parlamento valenciano debía votar este miércoles la Proposición No de Ley firmada por todos los partidos -PSPV, Compromís, Podem, Ciudadanos y PPCV- por la que rechazaban "la adopción de cualquier tipo de acuerdo explícito o implícito" con formaciones que planteasen "la supresión o reducción de las medidas de protección de la mujer, dando así cobertura a políticas irresponsables que conllevan un altísimo riesgo de agravar esa lacra social". 

Una cláusula que a efectos prácticos suponía una mera declaración de intenciones al no tratarse de un texto no legislativo, pero de la que Ciudadanos terminó borrándose minutos antes de su debate en la cámara. El partido de Albert Rivera en la Comunitat presentó apenas 24 horas antes del pleno una enmienda para cambiar de arriba abajo el contenido de la PNL: pedían eliminar la alusión a pactos "explícito e implícitos" y que el compromiso de los grupos se limitara a rechazar adoptar "cualquier tipo de de acuerdo con aquellas formaciones no firmantes a favor del pacto de Estado contra la violencia de género". 

En definitiva, lo que hacían era cambiar el destinatario: de evitar un pacto con Vox, a sortear un acuerdo con Podemos, partido que no firmó el Pacto de Estado impulsado por el Gobierno central en la etapa de Mariano Rajoy al considerarlo insuficiente. Sin embargo, la Mesa de Les Corts inadmitió el trámite de esta enmienda por cuestiones técnicas: al ser una proposición presentada por los cinco partidos, tan solo podía enmendarse con la rúbrica de todas las formaciones firmantes, aseguran los servicios jurídicos de Les Corts. 

Mari Carmen Sánchez. Foto: KIKE TABERNER

El revés sentó mal en la formación, que pronto convocó a la prensa para explicar que no votarían a favor de la PNL que ellos mismos habían rubricado este mismo mes de enero. Ahora bien, si el cambio de rumbo del partido en esta cuestión generó desconcierto, más lo hizo si cabe que fuera Toni Cantó, y no la todavía síndica de Ciudadanos en Les Corts, Mari Carmen Sánchez, quien atendiera a los medios para justificar este giro de 180º. 

No en vano, aunque Cantó es diputado nacional y haya anunciado su intención de presentarse a las primarias para ser candidato de Cs a la Presidencia de la Generalitat, lo cierto es que todavía no se han convocado esas primarias y ni siquiera existe una fecha de apertura de plazo para inscribirse como aspirante al proceso interno. Una serie de términos formales con los que convendría ser muy escrupuloso a pesar de que todo indique que será el único candidato de la formación para ocupar ese puesto. 

Con todo, aunque estuvo acompañado de la diputada de Ciudadanos Mercedes Ventura, la coyuntura fue atípica y creó polémica. Varios diputados de PSPV, Podem y Compromís se quejaron de que infringía el Reglamento de Les Corts, ya que al no ser diputado de la cámara no podía convocar una rueda de prensa en las instalaciones de la institución. Y el ambiente en su propio grupo parlamentario tampoco era de plena armonía: Sánchez se quedó en su escaño y ni se asomó a esta convocatoria de prensa pese a que es la portavoz de los naranjas el Parlamento.

Mercedes Ventura.

Espantada del hemiciclo

Llegado el momento de la votación, los nueve diputados de Ciudadanos abandonaron el hemiciclo para demostrar su disconformidad con la decisión de la Mesa de inadmitir a trámite su texto alternativo. Una maniobra que apenas duró 10 segundos, pues es el tiempo que se ofrece a los diputados para ejercer su derecho a voto. El estrecho margen derivó en que la marcha apenas durase un abrir y cerrar de ojos. 

Tras ese lapso de tiempo, el grupo sí solicitó intervenir en tribuna para explicar su voto como iban a hacer todos los partidos. Una petición que les fue denegada porque al salir al pasillo no habían ejercido su derecho a sufragio y no existía por tanto voto que justificar. Pese a todo, la iniciativa salió adelante. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email